La industria de las pantallas ante la subida de las materias primas: los fabricantes han incrementado los precios en 2022, pero reconocen que su margen de beneficios se recorta

Los trabajadores de LG Electronics India Pvt Ltd. ensamblan televisores dentro de una fábrica en Greater Noida, en el estado de Uttar Pradesh, en el norte de India.
Los trabajadores de LG Electronics India Pvt Ltd. ensamblan televisores dentro de una fábrica en Greater Noida, en el estado de Uttar Pradesh, en el norte de India.

Reuters

En un contexto de hiperinflación global y de la crisis de suministro y logística internacional, pocos son los productos que no han subido de precio en los últimos meses. Y esto no excluye a la industria tecnológica.

Uno de los productos que precisamente más está notando los efectos de la situación global son las pantallas de gran formato para instalaciones de empresas, que tienen una amplia variedad de usos: tiendas, restaurantes, escaparates y centros educativos, entre otros.

Grandes marcas como Samsung, LG, Sony, Sharp NEC y Panasonic han presentado sus novedades en este sector durante la feria Integrated Systems Europe (ISE) 2022, que ha arrancado este martes en Barcelona.

Las pantallas de tecnología LED se fabrican utilizando 3 materiales principalmente, y todos ellos se encuentran entre los que más han subido de precio debido a la inflación de los últimos meses: plásticos, metales y semiconductores, incluidos los procesadores.

¿Ha tocado techo la inflación? Los precios se moderan al 8,4% en abril, pero siguen subiendo, y la inflación subyacente alcanza niveles no vistos desde 1995

Fabricadas con plástico, derivado del petróleo, las pantallas se han visto afectadas por una subida que ha llegado a ser del doble en algunos plásticos reciclados como los copos de teraftalato de polietileno (PET), que se ha duplicado respecto a 2021, como recoge Expansión.

Otro de los materiales principales son los metales, como es el caso del aluminio y el magnesio, que componen sus módulos rígidos y distintos elementos internos. Por ejemplo, el aluminio cuesta ahora un 22% más que hace un año, según datos de preciooro.com.

En el caso de los semiconductores y los procesadores, presentes en todas las pantallas, su escasez es un problema que afronta la industria global desde el inicio de la pandemia de Covid-19 en 2020. Desde marzo de 2020, la capitalización de los fabricantes de semiconductores ha subido más de un 127%, según el índice PHLX SOX del Nasdaq, una media de todo el sector.

Cómo ha afectado la subida de la materias primas y la inflación al sector de las pantallas

Business Insider España ha preguntado sobre la situación actual a las principales marcas fabricantes de pantallas para instalaciones de empresas que han participado en ISE 2022. Casi todas han efectuado una subida de precios en sus instalaciones de pantallas en lo que va de año y han experimentado retrasos en las entregas por la crisis de logística.

Samsung ha sido una de las grandes marcas de pantallas que ha presentado novedades en ISE 2022, con su nueva The Wall 2022. El gigante surcoreano reconoce ciertos problemas pero asegura que sus fábricas propias le han permitido solucionar la situación mejor que otras marcas.

Un caso similar es el de LG, el otro gigante tecnológico surcoreano. Fuentes de la empresa han reconocido que LG ha tenido que subir los precios, pero solo ligeramente, aunque admiten que su margen de beneficios se ha visto más afectado que la subida al cliente final.

No obstante, LG ha destacado que la previsión con la que funciona su cadena de suministro, con meses e incluso años de antelación en los pedidos, hace que sea de las marcas menos afectadas.

Por su parte, la japonesa Panasonic se ha visto obligada a subir los precios entre un 10 y un 15% en diferentes categorías de producto este año, por la subida en materiales y por el estado de la logística global.

Fuentes de Panasonic han asegurado que la industria todavía no se ha recuperado completamente de la escasez de pantallas que lleva afectando al sector desde hace más de un año, previa al inicio de la inflación.

Otro gran actor presente en ISE 2022, Sharp NEC, estima la subida para el cliente final entre el 5 y el 10% en las pantallas de instalaciones respecto a finales del año pasado. Destaca también los retrasos que se están produciendo en las entregas debido a la falta de semiconductores

Sony ha sido la única marca contactada que ha asegurado que no ha subido los precios de sus instalaciones de pantallas durante 2022. Aunque señala los retrasos en las entregas como el mayor problema actual, que en algunas ocasiones puede llegar hasta a 6 meses o más.

Otros artículos interesantes:

La inflación en EEUU se desata al 8,5% en marzo hasta un récord desde 1981 y presagia el mal dato para España de mañana

Los sindicatos europeos urgen subidas salariales para compensar la pérdida de poder adquisitivo, en medio de las dudas sobre la espiral alcista de la inflación

La guerra entre Rusia y Ucrania agravará la escasez de semiconductores, ya que son los principales proveedores de materiales clave

Te recomendamos