La inflación toca techo en la OCDE: los precios suben un 10,2% en julio, pero se moderan por primera vez desde 2020

aceite de oliva, compras, supermercado

La inflación parece empezar a tocar techo en las economías avanzadas. El abaratamiento de la energía y las materias primas ya está destensando la cuerda de precios, que en julio se moderó por primera vez desde 2020.

La inflación en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) cerró julio con una subida del 10,2%, según los datos publicados hoy por el organismo. En España, la inflación también empezó a moderarse un mes después, en agosto, cuando los precios subieron un 10,4%.

A pesar de que los precios siguen al alza, y con magnitudes todavía relevantes, el dato de julio supone una caída de una décima respecto al mes anterior. 

La OCDE ha detallado que se trata de la primera caída intermensual desde el mes de noviembre de 2020. En julio, el número de países del grupo que registró subidas de precios de doble dígito pasó del 13% al 15%.

Esta moderación se explica principalmente por la escalada de la energía, que empieza a tocar techo. Los precios energéticos ralentizaron su escalada al situarse en el 35,3% en julio, frente al 40,7% de junio. 

En las últimas semanas, materias primas como la gasolina o los cereales, que habían prendido fuego a la economía, han empezado a destensar la cuerda de precios. Estos productos llegaron a tocar máximos tras la invasión rusa de Ucrania. Ahora, por ejemplo, el barril de Brent cotiza alrededor de un 29% por debajo de máximos. 

Pero el proceso se antoja lento; la gasolina sigue un 23% por encima de lo que cotizaba antes de la guerra, y el trigo todavía se vende casi al mismo precio que al inicio del conflicto. Además, el precio del gas sigue sin dar tregua en Europa, alcanzando máximos y anticipando un invierno en llamas.

A ello hay que sumarle el precio de los alimentos, que siguen al alza. El menor incremento de los precios de la energía se compensó por un alza de los precios de los alimentos del 14,5%, lo que supone 1,2 puntos más que el ritmo de encarecimiento de junio.

La mayor tasa de inflación se registró en Turquía, con un alza del 79,6%, seguida de Estonia (22,9), Lituania (21,6%) y Letonia (21,5%). Ningún país registró deflación, por lo que los menores ritmos de subidas de precios se pudieron observar en Japón (2,6%), Suiza (3,4%) e Israel (5,2%).

Otros artículos interesantes:

Guerra contra la inflación: ¿Funcionan las medidas anunciadas por el Gobierno?

La otra cesta de la compra que resiste a la inflación: 24 productos que puedes seguir comprando en 2022 sin notar la pérdida de poder adquisitivo

¿Pueden las tapas sobrevivir a la inflación? Estas son las recetas de los bares para mantener con vida un plato gratis en tiempos de subida de precios

Te recomendamos