Los niveles elevados de inflación generan ganadores y perdedores con los impuestos: esto es lo que puedes hacer

  • En España y Europa la alta inflación está generando inquietud a los ahorradores por el impacto que puede tener en sus bolsillos.
  • Sin embargo, hay que tener en cuenta también cómo jugar con los impuestos para que la repercusión del incremento del precio del dinero sea la menor posible.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La elevada inflación en los mercados está generando inquietud entre ahorradores e inversores sobre qué pueden hacer con su dinero. Sin embargo, también han de tener cuidado por la parte de los impuestos, ya que hay muchos usuarios que pueden verse perjudicados en lo que se refiere a impuestos

El aumento de los precios genera ganadores y perdedores en este sentido. 

El punto de partida es importante. En la actualidad, las familias atesoran en depósitos bancarios unos 942.000 millones de euros en valor nominal, según las últimas cifras del Banco de España. 

Mientras, el aumento de la cesta de la compra, sin embargo, hace que el valor real de estos fondos vaya aminorándose. Con una inflación del entorno al 3%, tal volumen de ahorro disminuye el poder de compra en unos 28.000 millones de euros.

Igualmente, los últimos datos de incremento salarial pactado por convenio este año, del 1,5% de media, indican que los 5,3 millones de trabajadores afectados estarían perdiendo 1,76 puntos de poder adquisitivo frente al IPC.

Únicamente el 18% de los 2.246 convenios que están en vigor en la actualidad incluyen cláusulas de garantía salarial que aseguren una revalorización ?normalmente en línea con el IPC? a final de año. Los otros 14 millones de ocupados no sujetos a estos marcos laborales podrían tener que capear la inflación con más dificultades todavía.

?El aumento de la inflación significa que el consumo se reducirá en términos reales, porque al subir los precios si las familias quieren mantener un determinado volumen de gasto nominal que se hayan puesto como objetivo tendrán reducir el volumen de bienes y servicios que consumen por ese mismo importe?, sostiene Funcas en un informe. 

Por tanto, a medida que las tendencias de la inflación se acercan a un máximo de 13 años, los trabajadores de ingresos medios se beneficiarán de los ajustes anuales automáticos a las disposiciones fiscales, como la deducción estándar por los impuestos sobre la renta.

Algunas otras disposiciones están congeladas en el tiempo, adheridas a cantidades específicas en euros desde hace décadas. Esas disposiciones tienden a afectar a los hogares ingresos más altos.

Hay algunos conceptos que se vinculan a la inflación, pero otros no. La revalorización de las pensiones es el ejemplo más directo, que se selló su aparejamiento al incremento de precios, pero no todo el mundo pone el foco en la parte de los gastos y no únicamente en los ingresos. 

El foco en cómo los impuestos afectan sobre el ahorro privado ante la inflación en el esquema actual

Con todo, el ahorro privado que no esté aparejado a la inflación puede verse mermado por completo. Y aquí hay que tener en cuenta los impuestos: especialmente el IRPF, en cuanto a las ganancias. Pero, aquellos que hayan tenido rendimientos negativos pueden respirar algo y no verse tan castigados por el impacto de la inflación.

La norma general es que podrás compensar pérdidas y ganancias de cada producto de inversión y, en caso de tener pérdidas, con otros productos de su misma categoría.

Hacienda divide las rentas del ahorro entre rendimientos del capital mobiliario y ganancias y pérdidas patrimoniales. Los primeros los integran los dividendos, derechos sobre acciones, intereses de cuentas corrientes, prestaciones de seguros de vida, jubilación o invalidez y rentas vitalicias por imposición de capitales.

Las ganancias y pérdidas patrimoniales son mucho más amplias y engloban prácticamente todas las inversiones, desde bolsa hasta comprar oro pasando por fondos de inversión, ETF... También caen dentro de este saco las ventas de objetos de segunda mano e incluso la venta de la casa.

Desde 2019 Hacienda permite compensar también las ganancias patrimoniales con los rendimientos de capital mobiliario hasta un máximo del 25%. De esta forma, si después de realizar restar las pérdidas a los beneficios el resultado sigue siendo negativo, éstas se podrán compensar hasta con un 25% de los rendimientos de capital mobiliario.

Por otra parte, la alta inflación y los impuestos también se debe tenerse en cuenta en cuanto a las aportaciones a los planes de pensiones. Los nuevos Presupuesto Generales del Estado fijan en 1.500 euros la cantidad máxima que se puede deducir sobre estos vehículos de ahorro en la declaración de la renta. 

Aquellos que no movilicen ese dinero al no tener esa compensación tributaria, pueden ver aminorado su poder de compra. De ahí a que los expertos en gestión patrimonial aconsejen, en todo caso, apostar por otras fórmulas como fondos de inversión, productos ligados a la inflación o inversiones alternativas.

Las normas tributarias siempre deben tenerse de referencia cuando despegan los precios, pues el poder adquisitivo puede verse menguado si no se actúa en consecuencia. 

Otros artículos interesantes:

Shiba Inu lleva un mes de locura en el mercado de las criptomonedas: cuánto dinero habrías ganado al invertir 1.000 euros

Las acciones de Avis se disparan más de un 1.000%: por qué el fenómeno del meme sacude ahora al sector de los coches de alquiler

Esta es la cantidad de dinero que debes tener ahorrado en función de tu edad, según los expertos

Te recomendamos