Pasar al contenido principal

Las 8 influencers que enseñan el antes y después y la realidad de las fotos de Instagram

La cuenta Instagram de Kim Britt está dedicada a mostrar la realidad detrás de Instagram
  • La tendencia "Instagram VS realidad" comenzó como una forma de recordar a los seguidores de la red social que no deben creer todo lo que ven en Internet.
  • Para cada foto perfectamente editada y glamurosa, hay al menos una docena de versiones menos halagadoras.
  • Algunas influencers son especialmente buenas en romper la perfección de su feed de Instagram.
  • Aquí hay 8 cuyas fotos de antes y después prueban que Instagram no es la vida real.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

No es ningún secreto que Instagram no es el mejor carrete de la vida, pero no duele que te lo recuerden de vez en cuando.

Entra en la tendencia "Instagram vs. realidad".

La idea es que, al mostrar las primeras tomas así como las fotos ganadoras, los influencers pueden recordar a sus seguidores que nadie se ve perfecto todo el tiempo, y que por cada foto glamurosa hay 20 que se descartan porque el ángulo era poco favorecedor, el viento le levantó la falda o un perro se cagó de miedo en el fondo.

Aunque algunos influencers y celebrities parecen haber olvidado cuál era el objetivo original de estas fotos, hay muchos otros que comparten regularmente instantáneas de "Instagram vs. realidad" realmente brillantes.

Baja y mira 8 de los mejores influencers que enseñan la realidad detrás de Instagram

Leer más: Qué trucos usan los influencers para crecer rápido en Instagram

Chessie King

King, de 25 años, en Londres, nunca tiene miedo de mostrar a sus seguidores que, por más glamurosa y fabulosa que parezca la vida, no es así todo el tiempo.

Su cuenta de Instagram está dedicada a "romper tu feed perfecto", y lo hace publicando muy orgullosa fotos de sí misma desde ángulos que mucha gente no se atrevería a hacer públicos: piense en los hoyuelos, las caras sudorosas y *gasp!* incluso los problemas del estómago.

King usa regularmente el hashtag #DearBodyThankYou para animar a sus seguidores a apreciar sus cuerpos en todo lo que hacen, en lugar de por su aspecto.

Karina Irby

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Felt cute. Might delete.

A post shared by KARINA IRBY (@karinairby_raw) on

Irby tiene su cuenta principal de Instagram @karinairby, y luego su cuenta en bruto "con un poco menos de seriedad".

Por su parte, la influencer y diseñadora de bikinis australiana publica las fotos en bruto y ángulos menos favorecedores de detrás de las escenas de las tomas más pulidas que la convierten en la protagonista, recordando perfectamente que para cada foto brillante y glamurosa, hay una con tres papadas.

También habla de temas que muchas personas no tocan en Instagram, por ejemplo, una foto reciente de Irby acunando su estómago hinchado con el pie de foto: "Yo esperando a que me llegue la regla como...".

Rianne Meijer

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

There are 2 sides to every story 📖 hahahh sorry had to do it

A post shared by RIANNE MEIJER (@rianne.meijer) on

"Quiero mostrar que las fotos que la gente ve en Instagram, especialmente de influencers, nunca son de verdad reales", dice Meijer, con sede en Ámsterdam, a Darcy Schild, de Business Insider.

La influencer de 26 años publica tomas reales junto a imágenes "perfectas", y dice que aunque en un principio estaba nerviosa por hacerlo y se consideraba un fraude, descubrió que a la gente le encantaba.

"Siento que he encontrado mi voz a través de este proyecto, y quiero seguir construyendo una comunidad alrededor de esto que se base en el mensaje positivo", dice Schild.

Sara Puhto

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Instagram isn’t reality 🌿 It’s really frustrating when you’re having a bad body image day and you take photos of yourself and can only focus on the bad photos and all the “flaws” you see in them. It’s difficult to get out of a bad body image rut. Especially when we compare our everyday bodies to posed and seemingly flawless photos on social media. Its hard to control our thoughts and lately I’ve been thinking things like “you shouldn’t be eating that. You looked better before. You should work out more”. These thoughts aren’t productive. Stop bullying yourself into thinking you aren’t allowed to enjoy life. Nobody is flawless and everyone has “bad photos” we just choose what and what not to share on social media in order to put out a good image of ourselves. You are beautiful the way you are, including the “bad” photos because they’re still you and you’re amazing. Don’t obsess too much over these things and miss out on all the amazing things in life that are right in front of you. 🌴☀️ ------------------------------------------ . . . #candidphoto #instagramvsreality #mybody #flatstomach #loveyourbody #selfesteem #lawofattraction #thankyourbody #youareworthit #youareunique

A post shared by Sara Puhto (@saggysara) on

Puhto, de 23 años, recuerda a menudo a sus seguidores lo mucho que un cambio de postura puede alterar tu aspecto.

La influencer finlandesa publica imágenes tomadas con segundos de diferencia, pero en donde una posa y en la otra no.

A veces, sin embargo, Puhto sólo publica una foto de la "realidad", sin la versión "Instagram" junto a ella. Decía en un post reciente: "Estoy acostumbrado a publicar mensajes de Instagram vs. realidad y no sólo la realidad. Me dio una sensación de seguridad tener la versión 'Instagram' de mí junto a la de la realidad. Así que hoy sólo estoy publicando la realidad".

Victoria Spence

"Sólo quiero que todas las mujeres se sientan bien consigo mismas", dice Spence, que vive en Manchester, Reino Unido, en su biografía de Instagram.

"Aunque resulte increíble publicar lo mejor de uno mismo, si uno está realmente online para ayudar a la gente, es importante ser real", dice Spence, de 24 años, a Business Insider.

"Cuando un seguidor puede entrar en Instagram para verte charlar sobre cómo se consigue una puntera de camello en las medias del gimnasio, pero lo tienes de todas formas, o cómo te acabas de probar un par de mom jeans año pasado que ahora encajan como un vaquero ajustado, pero el aumento de peso ocurre, ayuda a la gente a sentirse mejor consigo misma, sabiendo que nadie es perfecto y que no están solos".

Vanja Wikström

La influencer sueca Wikström utiliza el hashtag #letskeepitreal para animar a sus seguidores a mostrar su realidad, así como su lado Instagramer.

Ella publica fotos de sí misma, de su familia, de su comida y de su casa, como muchas influencers, pero de vez en cuando añade una dosis de tomas sin filtrar.

Malin Björk

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

It feels like we need to have that perfect unrealistic image on social media to succeed with our page. We influencers need to travel, show new things all the time and show how popular we are to make other people interested🤷🏼‍♀️Well it feels like that sometimes. But that's not me at all, I don't travel much because of my family, my social life is almost zero and I have flaws like everyone else🙌🏼 I will never put up a fake page with things that's not me or pretend my life is different from what it is. I will always be true to myself and my followers because this fake perfect world isn't healthy if that's the only thing we share. I share my REAL world to you guys and I hope you can relate to me and find strenght in my posts❤️ #realtalk #staytrue #rolls

A post shared by MALIN ♕ (@malinbjork) on

La entrenadora personal Björk publica regularmente fotografías en las que se muestra cómo un cambio de iluminación o de ángulo puede alterar por completo el aspecto de una persona.

Mientras que muchas influencers fitness creen que sólo pueden publicar fotos que encajan con una idea anticuada de lo saludable que debería parecer, las fotos de Björk recuerdan que se puede tener celulitis, estrías y hoyuelos en el trasero y seguir estando en forma y fuerte.

Kim Britt

Britt se burla de los Instagramers por sus montajes fotográficos, a menudo ridículos, y añade lo que el equivalente de la vida real implicaría en realidad.

El relato de la influencer suiza se llama "La verdad no es bonita", donde muestra que, por ejemplo, los cachorros son bonitos pero que aún así tienes que limpiar su caca, las bufandas se ven muy bien con el viento, pero a veces te estallan en la cara, y la mayoría de las veces, los baños no son glamurosos y en realidad es muy incómodo tratar de afeitarte la parte posterior de las piernas.

Y además