Pasar al contenido principal

Todos piensan que las acciones tecnológicas más atractivas están demasiado caras, pero un análisis dice que hay un segmento que ahora es un auténtico chollo

Mark Zuckerberg en un encuentro
Reuters / Beck Diefenbach
  • Las compañías tecnológicas de gran capitalización han sido, sin lugar a dudas, un gran impulsor de las rentabilidades del mercado durante la última década.
  • Sin embargo, su invencibilidad se vio tocada a finales de 2018, en medio de una ola de ventas de toda la bolsa en la que las grandes tecnológicas absorbieron las mayores pérdidas.
  • Scott Opsal, director de renta variable de Leuthold Weeden Capital Management, realizó un estudio que evaluó si los valores tecnológicos más populares están lo suficientemente baratos como para invertir.

Durante años, los inversores se centraron en las mayores acciones tecnológicas del mercado, independientemente del precio al que cotizaban.
Esto no se debía a que estuvieran ciegos por las elevadas valoraciones a las que cotizaban los valores tecnológicos de gran capitalización. Escucharon todas las señales de alerta, pero eligieron seguir subidos en el carro. 

Su lógica era comprensible: ¿cuál es el problema de pagar precios históricamente altos para compañías que ofrecen un crecimiento históricamente sólido?

Al final resultó que, su sobreexuberancia terminó llegando a su fin. Y esta llegó en forma de un colapso en los mercados que cristalizó a finales de 2018 y que casi empujó al S&P 500 hacia el territorio del mercado bajista. Las pérdidas más duras fueron absorbidas por los mismos “gurús” tecnológicos que llevaron a las acciones del sector a su punto de partida. 

Tras la fuerte ola de ventas, los inversores empezaron a preguntarse si con las acciones tecnológicas tan deprimidas era justo el momento de entrar al tener un precio atractivo. 

Es una pregunta que Scott Opsal, director de renta variable de Leuthold Weeden Capital Management, exploró recientemente. Finalmente, concluyó que las acciones tecnológicas se habían vuelto lo suficientemente baratas para comprar. Pero solo algunas de ellas.

A través de su investigación, Opsal agrupó primero siete tipos acciones: sociales / móviles / nube o SMC, entre las que se encontraban Apple, Alphabet, Amazon, Facebook, Microsoft, Netflix y Salesforce.com.

“En nuestra opinión, ninguna otra dinámica en los últimos cinco años ha sido tan importante para el mercado estadounidense como los años dorados del SMC”, escribió en una nota a sus clientes.

A partir de ahí, divide su análisis en dos grupos:

  • Four Corners, definidos como compañías donde las valoraciones pueden entenderse dentro de un modelo de flujo de caja “juicioso” (Alphabet, Apple, Facebook, Microsoft)
  • Vision, definido como las compañías que poseen una relación Precio-Beneficio (ratio PER) superior a las 100 veces y que también tienen expectativas de un futuro “brillante” (Amazon, Netflix, Salesforce)

Es una distinción importante que hay que hacer. Solo basta mirar el siguiente gráfico, en el que se muestran los rendimientos respectivos de los dos grupos desde el inicio de 2018. El grupo “Four Corners” ha superado por mucha diferencia al grupo de acciones dentro de “Vision” y al S&P 500 de una manera más contundente, pero también se vio más afectado durante la reciente desaceleración del mercado.

Diferencial entre las acciones tecnológicas
Leuthold Group

Sin embargo, ese nivel de ventas en el grupo “Vision” no ha tenido grandes cambios en sus valoraciones. El gráfico siguiente muestra que, aunque su recorrido ha tenido una mayor debilidad, no ha visto que la media de su ratio Precio-Beneficios a 12 meses (PER) se haya reducido en un nivel comparable

Valoración de las tecnológicas por grupos
Leuthold Group

Cuando estos análisis se combinan con un tercer estudio realizado por Opsal, que analiza las valoraciones en relación con el crecimiento de las ventas, se puede argumentar que merece la pena apostar en bolsa por el grupo “Four Corners”.

En pocas palabras, el crecimiento de las ventas de las empresas “Four Corners” rivaliza con el de “Vision”. Cuando combinas eso con lo mucho más barato que es el primer grupo, aumentar la exposición a estos parece una obviedad. La comparación de la expansión de sus ingresos la destacó a continuación:

Comparativa de ingresos de las tecnológicas
Leuthold Group

“Sugerimos que los inversores que se guían por el análisis fundamental vean de nuevo a las compañías de SMC como nuestro grupo de Four Corners", dijo Opsal. “Pueden encontrar que la reciente debilidad de los precios ha mejorado su valoración y ha elevado los perfiles de inversión de estas acciones a niveles notablemente más atractivos”, añadió.

De modo que ahí lo tienen. El sector de la tecnología no está precisamente barato, pero las apuestas específicas en Alphabet, Apple, Facebook y Microsoft parecen muy atractivas.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime

Y además