Amazon contrata a mayor ritmo del que factura: los ingresos trimestrales por empleado caen un 67% en la última década

Un trabajador de la planta de Amazon en Staten Island, Nueva York.
Un trabajador de la planta de Amazon en Staten Island, Nueva York.

Reuters

  • Amazon ha visto crecer su plantilla en más de un millón de personas en la última década, pero los ingresos trimestrales por empleado en ese mismo período han bajado un 67%.
  • El incremento de su mano de obra ha ido acompañada de muchas más ventas, pero a diferente ritmo.
  • Los ingresos por trabajador durante el segundo trimestre de 2021 fueron de 84.000 dólares, mientras que en 2011 eran de 200.000 dólares.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Amazon ha logrado cifras récord de ventas y de contratación de empleados en la última década que no han tenido el mismo ritmo de crecimiento, provocando que los ingresos trimestrales por empleado caigan un 67%.

La empresa anunció en julio el aumento de sus ingresos un 27% en el segundo trimestre de 2021, alcanzando los cerca de 113.100 millones de dólares (95.249 millones de euros) en ventas.

Al mismo tiempo, la compañía también alcanzó su pico más alto de siempre en cuanto a mano de obra contratada.

A 30 de junio de 2021, Amazon abarcaba bajo su paraguas a 1.335.000 personas en todo el mundo — excluyendo a trabajadores temporales y subcontratados —.

Acudiendo al recurso de medición de la productividad que mide los ingresos por empleado tomando en cuenta los ingresos totales de una empresa y dividiéndolos por su número de empleados, Amazon sale perdiendo en la comparación con algunos de sus competidores.

El gran desafío que tendrá Andy Jassy al frente de Amazon: mejorar la productividad del gigante del comercio electrónico

Durante el primer trimestre de 2011, cuando Amazon contaba con 37.900 trabajadores y registró ingresos de 9.857 millones de dólares, el ingreso por trabajador de la compañía era de 260.079 dólares.

A julio de 2021, los 113.080 millones de dólares generados por los más de 1.300.000 empleados incorporados a la plantilla de Amazon implican que el trabajo de cada empleado se traduce en 84.704 dólares por persona.

Es decir, que Amazon ha sumado empleados a un ritmo porcentual más rápido de lo que ha aumentado su beneficio, como indica Marketplace Pulse.

,,,,,

Los patrones de subida en los ingresos por trabajador del gráfico sin duda corresponden al aumento de ventas que Amazon experimenta cada año durante el último trimestre.

La Navidad dispara los ingresos de la empresa sin que se haga un esfuerzo de contratación durante esas fechas, al menos no de plantilla fija.

"Esto es un circo": los trabajadores de Amazon critican los últimos planes de vuelta a las oficinas de la compañía, y piden teletrabajar de forma permanente

Mirando al gráfico, queda claro que los trabajadores de la compañía se ganan su bonus cada vez que se cierra el año con las campanadas.

Lo interesante, no obstante, es cómo la línea del gráfico decrece progresivamente todos los años a pesar de estos picos atribuibles al último trimestre de cada ejercicio financiero.

Un ritmo estable de contratación 

Amazon pasó de tener 56.200 trabajadores al cierre del último trimestre de 2011, de octubre a diciembre, a 88.400 en el mismo periodo del año siguiente.

Este crecimiento del 57% se ha mantenido relativamente estable a lo largo de los años.

De 2012 a 2013, por ejemplo, la plantilla de Amazon creció un 32%, mientras que de 2015 a 2016 lo hizo un 48% al pasar de 230.800 personas hasta las 341.400.

A lo largo de 2020, la empresa que por aquel entonces todavía estaba en manos de Jeff Bezos sumó a 500.000 personas a sus filas, el salto más grande en contratación de su década.

Este medio millón de nuevos reclutas supuso que el ejército del gigante tecnológico contara con 1.298.000 personas, un crecimiento del 62% respecto a 2019 que no se aleja tanto del salto experimentado entre 2011 y 2012.

¿Una tendencia que puede corregirse?

Al cierre del segundo trimestre de 2021, Amazon ha indicado disponer de 1.335.000 personas en sus filas, y en su página web tiene 58.410 ofertas de trabajo disponibles.

Presuponiendo que todas ellas se cerraran antes de acabar el año y que Amazon no anuncia despidos, Amazon acabaría el año incrementando su plantilla tan solo un 7%, lo que unido al esperado repunte de ventas, aumentaría el índice de ingresos por empleado.

La probabilidad de esta ocurrencia es difícil de prever, pero echando un vistazo a la productividad de rivales de Amazon como eBay, no es descabellado pensar que la compañía estadounidense busque equilibrar la balanza.

De acuerdo a los datos proporcionados por HelpCenter y detallados por Finbold, eBay ingresó 10.300 millones de dólares en 2020 con 12.700 empleados en nómina.

La empresa, que en junio anunció el cierre de su filial en España, ganó menos que Amazon, pero la productividad anual de cada uno de sus empleados fue de 811.024 dólares, casi 3 veces más los 297.281 dólares anuales atribuidos a los de Amazon.

La trayectoria de Alibaba

La competencia más directa de Amazon, Alibaba, sin embargo, se ha movido en números similares a los suyos.

Finbold detalla que los ingresos por trabajador en Alibaba durante el año 2020 fueron de 285.540 dólares.

Lo interesante es que la compañía asiática ha alcanzado estas cifras con una plantilla mucho menor, ya que a finales de diciembre de 2020 contaba tan solo con 252.084 trabajadores e ingresó 71.980 millones de dólares.

Amazon continúa creciendo de forma exponencial, su negocio internacional experimentó su mayor crecimiento en el cuarto trimestre de 2020 y las previsiones de alcanzar 5 billones de capitalización bursátil o los 10.000 dólares por acción pueden ser realidad en 2025.

La productividad de sus empleados, no obstante, es uno de los grandes desafíos a los que tendrá que hacer frente el nuevo CEO de Amazon, Andy Jassy.

Una preocupación que ya rondaba a Jeff Bezos, que pensaba que la gente era "inherentemente vaga".

Otros artículos interesantes:

Un estudio revela cómo deben diseñarse las oficinas pospandemia para mejorar la productividad de los trabajadores

Amazon se lanza a por el comercio físico y planea abrir sus propios grandes almacenes

Te recomendamos