Pasar al contenido principal

La inmigración, el arma de distracción masiva de Trump mientras la economía de EE.UU. se parece cada vez más a la de antes del estallido de la crisis

Varios niños recluidos en un centro de detención para menores inmigrantes indocumentados en EE.UU.
Un centro de detención de niños inmigrantes indocumentados en Texas (EE.UU.) Reuters
  • El presidente de EE.UU. Donald Trump está usando la inmigración para distraer al público del estado de la economía
  • De hecho, la ralentización económica y la especulación bursátil recuerda a la situación que había justo antes de la quiebra de Lehman Brothers en 2008, antes de la crisis económica.
  • El presidente estadounidense apenas menciona estos problemas y se centra en lemas xenófobos como arma de distracción masiva.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

"Si eres el presidente, nunca permitirás, bajo ningún motivo, una desaceleración económica o una caída de la bolsa en el año electoral. Y punto". Así de claro ha respondido Julian Emanuel, estratega jefe de acciones y derivados de Btig y cuando la cadena CNBC le preguntó por las condiciones actuales y a futuro de los mercados, recurriendo a la navaja de Occam más clásica en política: algo que Donald Trump hará, directamente o a través de un delegado forzoso, o incluso entre la espada y la pared, como de la Fed. Aún más si el empeoramiento de las condiciones macroeconómicas o de los índices bursátiles también le proporcionarán una excusa adicional para continuar su trabajo de acoso y derribo a Jerome Powell.

Sin embargo, hay una pregunta que flota en el aire: ¿qué magnitud podría asumir una posible corrección de precios, ante la que se doblegaría cualquier resistencia residual de la Reserva Federal con respecto a nuevas medidas de estímulo, a partir de los tipos de interés? Y cuando se hace esta pregunta, proporcionando una respuesta que no es nada tranquilizadora en un medio informativo conservador y nada propenso al alarmismo populista como la CNBC, tal vez es hora de reflexionar. Y empezar de preocuparnos un poco.

Leer más: Por qué es demasiado tarde para evitar una recesión, incluso si se acaba solucionando la guerra comercial, según Morgan Stanley

Porque en otras partes, donde los algoritmos y patrones prevalecen sobre los análisis de tensiones geopolíticas o comerciales, el tono es aún más duro. Y definitivamente con un matiz apocalíptico. El mes de agosto, de hecho, muestra las mismas condiciones financieras que 2008: es decir, tenemos una perspectiva completa de las condiciones que llevaron a Lehman Brothers a la quiebra, o "condiciones Lehman", como las define Nomura.

Es otro tema que no hace que el análisis no sea a la ligera. Y eso se debe, sobre todo, a que ese período lo conoce muy bien, ya que Nomura incorporó las sucursales rentables del difunto banco comercial de EE.UU. cuando su cadáver todavía estaba caliente, en la tarde del 15 de septiembre de hace 11 años.

El resumen de la situación se encuentra en los siguientes 3 gráficos, que nos dan una imagen bastante clara y que parte de una premisa: cuando hablamos de acciones, el mayor peligro es el retorno de la volatilidad.

Y dado que el mercado ahora está dominado en volúmenes casi exclusivamente por ETF o quants multiestratégicos impulsados ​​por algoritmos, en las últimas semanas el creciente temor parece estar relacionado con la dinámica que hace que los flujos de capital que salen de los índices se muevan tan rápido como los que entran, dejando, por ejemplo, un índice de referencia como el Standard & Poor's 500 en posición de vulnerabilidad total ante un posible vuelco de los mercados y la consiguiente desaparición de la demanda.

En resumen, el llamado CTA, o los hedge funds y todas las demás inversiones especulativas, dicta las reglas basadas en lo que parece ser una interpretación servil de la teoría del caos. Y el lunes negro de principios de agosto ha sido un ejemplo: en comparación con el cierre del viernes anterior, el índice de volatilidad Vvix aumentó de 11 a 23 en una sola sesión.

¿Es estructural? No, pero quizás es aún más preocupante: la confirmación de que las desviaciones son muy raras, pero cuando se vuelven sustanciales, son verdaderos tsunamis.

El primer gráfico muestra la preocupación número uno de Nomura: en las últimas semanas, las tendencias seguidas por los CTA parecen priorizar la salida de posiciones netas largas en futuros de acciones de EE. UU..

El índice VVIX reproduce los movimientos de 2008
Nomura

Esto se debe a que "después de haber construido posiciones alcistas significativas en el último período, tanto en el Standard & Poor's 500 como en el Nasdaq 100, ahora los CTA operan de manera cautelosa para evitar estar completamente desequilibrados en caso de una mayor volatilidad o de desviaciones relacionadas del mercado a las decisiones de la Fed". En resumen, las grandes apuestas están escondiéndose. Y al ser al mismo tiempo sujetos pasivos, pero también muy activos con respecto a la dinámica residual del mercado, todos los demás sufrirán por sus decisiones si deciden mantener la opción equivocada demasiado tiempo en sus manos.

El segundo gráfico muestra que el mes de agosto es básicamente el más sensible, debido a los bajos volúmenes de negociación, a un choque en la volatilidad, algo que los CTA están teniendo en cuenta, mientras que el resto del mundo todavía parece ignorarlo.

Evolución en agosto del VVIX
Nomura

Finalmente, el tercer gráfico, se comenta con estas palabras en el informe de Nomura: "Si la segunda mitad de agosto proporciona al mercado pistas suficientes sobre la pérdida de empuje de los indicadores macroeconómicos de los EE. UU., entonces es probable que los inversores orientados a los fundamentales del mercado, como los fondos o la clientela minorista, sigan el ejemplo de la CTA y comiencen a vender, descargando posiciones. Incluso de una manera drástica, casi como una venta masiva. En ese escenario, la posibilidad de que las acciones estadounidenses caigan en una espiral descendente impulsada por una crisis de volatilidad y confianza comparable a la ocurrida en el caso de Lehman Brothers, nos parece un riesgo más que plausible".

Comparativa del sentimiento inversor durante la crisis de Lehman Brothers y ahora
Nomura

Riesgo extremo, entonces. Y su potencial es más que probable. Pero ahora pongámonos en la tabla de hipótesis. 

Empecemos por las consecuencias obvias, siempre desde el punto de vista de Nomura: "En ese punto, dado que la Fed ahora ha caído más allá de la curva, es casi seguro que se verá obligado a hacer un recorte considerable en los tipos de al menos 50 puntos base". Y Donald Trump satisfecho, en resumen.

Leer más: Los prejuicios, no solo racistas, del gobierno de Donald Trump

Pero, la mayor parte de la gran pregunta que quedó sin respuesta y relacionada con el coste implícito que esa intención presidencial, esa agenda oculta, que impondrá en el mundo, ¿son los estadounidenses conscientes de esta situación, potencial y extrema pero muy real y, por así decirlo, en proceso de cumplirse?

Parece que no, al menos según los resultados de la última encuesta realizada por Gallup, la agencia de encuestas de opinión más importante del país, con respecto a lo que los ciudadanos estadounidenses perciben como el principal problema de la sociedad en la que viven.

Este gráfico ofrece la respuesta y abre escenarios muy inquietantes, también a la luz de la masacre supremacista de El Paso: la inmigración.

Resultados de una encuesta de Gallup sobre los principales problemas de los ciudadanos de EE.UU.
Gallup

Y esto no es un pico debido a una emergencia, ya que la encuesta se refiere al mes de julio, y ya la semana pasada Marcelo Ebrard, ministro de Relaciones Exteriores de México, confirmó que de mayo a agosto el paso de migrantes a través de la frontera con EE.UU. ha caído un 39%.

Pero esta es una tendencia, ya que en junio el número de personas que vieron la inmigración como el primer problema a abordar alcanzó un récord del 23%.

Ahora, alcanza un nuevo aumento sin tener en cuenta problemas inmediatos y reales. Y a un nivel, el 27%, que desde 2001 solo se han situado unos pocos temas: el terrorismo, el conflicto en Irak, el desempleo y el estado de la economía en general.

Leer más: Un polémico vídeo de Trump riéndose ante la propuesta de 'disparar' a inmigrantes vuelve a emerger tras los tiroteos de Texas y Ohio

Y este último tema nos ofrece una visión inquietante del estado de la realidad percibida en EE.UU., dado que ante la situación que potencialmente afrontan los mercados y de una Fed que por primera vez en 11 años ya ha ajustado los tipos a la baja, más de un estadounidense de cada 4 encuestados todavía cree en la narrativa del auge trumpiano, dado que solo el 3% menciona la situación económica como crítica. Por supuesto, al mismo tiempo en el segundo lugar con un 23% se quejan del "Gobierno y falta de liderazgo", pero esto no hace más que corroborar la tesis de una polarización deseada, buscada y alcanzada dentro de la sociedad estadounidense, casi una voluntad suprema bipartidista, que tapa, cuando no elimina, los problemas críticos.

Menciones de la inmigración como problema en encuestas de Gallup desde 1993
Gallup

Pero es el gráfico anterior el que arroja luz y traza la tendencia desde 1993 hasta el presente del término "inmigración" como una referencia pública al problema número uno del país. Negativo, por supuesto. Una escalada real, claramente planificada políticamente e impulsada por las redes sociales y los medios más compatibles con la línea política extremista de la Casa Blanca, como Fox News.

Y en esto, la mano de Steve Bannon, aunque desde hace meses está oficialmente fuera de la Casa Blanca, parece reconocible como una huella en la escena de un crimen.

Leer más: Estos son los 14 países con el mayor número de inmigrantes del mundo

En resumen, en vísperas de una segunda mitad de este mes que los análisis técnicos, políticos y macroeconómicos ven como un posible déjà vu incluso de la precrisis de Lehman, EE.UU. no está interesado en las condiciones económico-financieras del país y más de una cuarta parte de la población solo se apasiona por el debate de la inmigración.

Un auténtica arma de distracción masiva.

Pero cuidado, porque este último gráfico nos muestra cómo la apuesta de Donald Trump aún no puede darse por segura, especialmente si las "condiciones Lehman" de Nomura terminan no siendo solo una hipótesis de análisis extrema.

Evolución de los ETFs del S&P 500
Bloomberg

Aunque China retrocedió de inmediato en sus afirmaciones belicosas sobre la devaluación del yuan, estableciendo el tipo de cambio en 6.9683, un nivel mucho más alto que el temido por los mercados, la semana pasada 2 de los ETF más populares entre los clientes minoristas, las llamadas "inversiones de papá y mamá", han visto una entrada récord de capital, de 4.400 millones de dólares (algo más de 3.900 millones de euros) entre los 2. Justo a tiempo para sufrir una buena pérdida neta con el colapso del 5 de agosto, mientras que otros, como los participantes en el icónico ETF Spy, olfatearon el aire y consiguieron alcanzar la salida de emergencia a tiempo, retirando fondos por valor de 3.900 millones de dólares (sobre 3.500 millones de euros). Y cuando se trata de los ahorros de toda una vida, las pesadillas de Bannon y sus secuaces no son suficientes para enmascarar la realidad. Al menos, no por mucho tiempo.

Y además