El contagio con COVID-19 podría no conferir inmunidad suficiente para hacer frente a la reinfección en personas mayores, según un estudio

Test PCR para detectar COVID-19.

REUTERS/Juan Medina

  • Un nuevo estudio publicado en The Lancet ha revelado que las reinfecciones con el nuevo coronavirus son más comunes de lo que se pensaba. 
  • Los hallazgos demuestran que la inmunidad natural que surge tras superar el COVID-19, podría no ser suficiente y subraya la necesidad de las vacunas. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

The Lancet acaba de publicar otro estudio cuyos hallazgos cuestionan la eficiencia de la inmunidad natural frente a nuevos contagios con COVID-19

La tasa de protección de la inmunidad natural —que aparece durante la infección con el SARS-CoV-2frente a la reinfección era de un 80,5%

Pero no para los mayores de 65 años.

La probabilidad de que una persona mayor se volviese a contagiar con el nuevo coronavirus descendía a 47,1%, según un análisis de cohorte alternativo. 

"Estimamos una protección relativamente baja contra la reinfección en personas de 65 años o más en comparación con las personas más jóvenes. Tenían menos del 50% de protección contra las infecciones repetidas por SARS-CoV-2 después de la primera", defienden entre sus conclusiones.

7 obstáculos que dificultan que España llegue a la inmunidad de rebaño este verano tal y como espera el Gobierno

Los investigadores aseguran que la protección para la población general es robusta y detectable, con al menos un 80% de probabilidades de evitar desarrollar COVID-19

El cuadro que se presenta para los mayores de 65 años, justifican, puede estar agravado por ser más propensos a un curso clínico grave de la enfermedad. 

"Este hallazgo destaca la necesidad de implementar medidas de protección para la población de mayor edad en forma de vacunas efectivas, un mayor distanciamiento físico y control de infecciones", recomiendan. 

El estudio, que observaba los resultados de las PCR de la campaña masiva en la población de Dinamarca en 2020, encontró también que la tasa de infección entre los profesionales de la salud era aproximadamente el doble que en la población general

El veredicto es claro: los investigadores aseguran que los recuperados de COVID-19 sólo necesitan una inyección de la vacuna

Hasta ahora, el grupo de los que ya habían superado la enfermedad no se consideraba prioritario en las campañas de vacunación por tener una respuesta inmune desarrollada —que, aunque los anticuerpos desapareciesen con el tiempo, contaban con la memoria de células inmunológicas como las T—.

"Nuestros datos indican que la vacunación de personas previamente infectadas debe realizarse porque no se puede confiar en la protección natural", advierten. 

Public Health England de Reino Unido reveló en una investigación que incluyó a 20.000 profesionales sanitarios, que la infección natural funciona tan bien como una vacuna

Pero no fueron capaces de confirmar posibles reinfecciones de 44 participantes que ya habían pasado la enfermedad y volvieron a dar positivo.  

Si la inmunidad que las dosis completas de las vacunas confiere desapareciese en el mismo período de tiempo o no fuese suficiente, se podrían ampliar los regímenes con dosis de refuerzo o nuevas generaciones de vacunas —en las que ya están trabajando Pfizer-BioNTech, AstraZeneca-Oxford y Moderna—.

Otros artículos interesantes:

Las personas que han superado el coronavirus tienen un grado de inmunidad similar a las que han recibido la vacuna, según un nuevo estudio

7 obstáculos que dificultan que España llegue a la inmunidad de rebaño este verano tal y como espera el Gobierno

Cada vez sabemos más sobre cuánto dura la inmunidad contra el virus: esto es lo que significa para las vacunas

Te recomendamos

Y además