Este inodoro ecológico convierte la caca en energía y recompensa a los estudiantes que lo usen con criptomonedas canjeables por café o comida

Inodoro inteligente

Getty Images

  • Un investigador del Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología de Ulsan (UNIST) en Corea del Sur ha creado un inodoro inteligente capaz de convertir las heces humanas en energía. 
  • Como incentivo, los estudiantes del campus que lo utilicen son recompensados con una pequeña cantidad en criptomonedas canjeables por artículos como café o comida. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Prácticamente todo residuo puede tener una segunda vida como fuente de energía, y las heces humanas no iban a ser una excepción. Un investigador surcoreano ha diseñado un inodoro capaz de convertir la caca en energía.

Cho Jae-weon, profesor de ingeniería urbana y ambiental en el Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología de Ulsan (UNIST) es el responsable de este váter ecológico conectado a un laboratorio que utiliza excrementos para producir biogás y estiércol.

Desde Reuters recogen las claves de este curioso invento que además, compensa a los estudiantes que utilicen este peculiar váter. A cambio de sus residuos corporales el inodoro inteligente les recompensa con una pequeña cantidad de moneda digital que pueden canjear a posteriori por un café o  unos noodles en el campus.

El inodoro se llama BeeVi, un acrónimo de las palabras abeja y visión. ¿Cómo funciona su método? El inodoro bombea los excrementos a través de una bomba de vacío a un tanque subterráneo, lo que significa que usa menos agua desde el principio en comparación con un inodoro tradicional. 

Luego, los microorganismos descomponen los desechos para ser convertidos en gas metano, transformando así las aguas residuales en una fuente valiosa de energía para el edificio, alimentando una estufa de gas, una caldera de agua caliente y una celda de combustible de óxido sólido.

Cho Jae-weon, profesor surcoreano del Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología de Ulsan (UNIST), junto a un tanque de heces en un laboratorio en Ulsan, Corea del Sur, el 6 de julio de 2021.
Cho Jae-weon, profesor surcoreano del Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología de Ulsan (UNIST), junto a un tanque de heces en un laboratorio en Ulsan, Corea del Sur, el 6 de julio de 2021.

Minwoo Park/Reuters

"Si pensamos fuera de la caja, las heces tienen un valor precioso para producir energía y estiércol", dijo a Reuters el inventor Cho Jae-weon, profesor de ingeniería urbana y ambiental en el Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología de Ulsan (UNIST). “He puesto este valor en circulación ecológica”.

400 gramos de desechos humanos sólidos, el promedio que se defeca en un día, servirían para convertirse en 50 litros de gas metano. Con esta cantidad puede producirse medio kilovatio hora de electricidad, suficiente para conducir un automóvil eléctrico durante algo más de un kilómetro. 

Además, otra de las ocurrencias asociadas al invento es la creación moneda virtual llamada Ggool, que quiere decir miel en coreano. Cada uso del baño brinda 10 Ggool por día, que se pueden usar para comprar cosas en el campus de la universidad, desde libros a plátanos, cafés o fideos instantáneos en el campus.

Los estudiantes pueden recoger los productos que quieran en una tienda y escanear un código QR para pagar con Ggool. "Solo había pensado que las heces estaban sucias, pero ahora es un tesoro de gran valor para mí", dijo el estudiante de posgrado Heo Hui-jin en el mercado de Ggool, tal y como recoge Reuters. 

Otros artículos interesantes:

Bill Gates quiere reinventar el inodoro en países como Ghana

Este inodoro inteligente es capaz de detectar enfermedades en la orina y heces de los usuarios

Infusiones que te ayudarán a combatir el estreñimiento

Te recomendamos

Y además