Un inodoro de Crew Dragon, la nave espacial de SpaceX, se rompió y roció orina debajo del suelo durante su primer vuelo turístico

El Crew Dragon se aproxima a la Estación Espacial Internacional (EEI) con astronautas a bordo, el 24 de abril de 2021.
El Crew Dragon se aproxima a la Estación Espacial Internacional (EEI) con astronautas a bordo, el 24 de abril de 2021.

NASA

  • La nave espacial Crew Dragon de SpaceX experimentó un problema con el inodoro mientras volaba a sus primeros turistas en órbita, con el mismo problema en otra nave que está acoplada a la Estación Espacial Internacional (EEI).
  • Un tubo se rompió y soltó orina debajo del suelo de la nave espacial, aunque esta no entró en la cabina.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El primer vuelo turístico de SpaceX pareció ir de maravilla el mes pasado, pero había un problema oculto debajo de las tablas del suelo.

Ese problema provino del baño: el inodoro escondido en el techo de la nave espacial Crew Dragon, un secreto de la propiedad. Un tubo que transportaba orina de ese inodoro se soltó en un área debajo del piso de la cabina de la nave espacial, liberando su contenido en un ventilador. 

Ese ventilador se usa para crear succión para el inodoro, lo cual es necesario porque cuando lo haces en microgravedad, no hay fuerza que tire de los desechos en ninguna dirección. Luego, el ventilador roció la orina por todo el compartimento oculto.

A pesar de que todo esto sucedió en microgravedad, la orina no llegó a la cabina. Eso lo mantuvo alejado de los 4 pasajeros de la nave espacial: el multimillonario Jared Isaacman, el geocientífico Sian Proctor, la asistente médica Hayley Arceneaux y el ingeniero Chris Sembroski. 

Mientras orbitaban la Tierra durante 3 días, en una misión llamada Inspiration4, no notaron el problema, según confirmaron los representantes de SpaceX a los periodistas el lunes.

 La tripulación de Inspiration4 posa frente al cohete Falcon 9 y la nave espacial Crew Dragon que los lanzará al espacio.

"Realmente ni siquiera lo notamos, la tripulación ni siquiera lo notó hasta que regresamos", aseguró el funcionario de SpaceX, Bill Gerstenmaier, en una conferencia de prensa el lunes, según The New York Times. "Cuando recuperamos el vehículo, miramos debajo del piso y vimos que había contaminación debajo del piso de Inspiration4".

Sin embargo, un problema mecánico con el ventilador del inodoro había activado una alarma mientras Inspiration4 estaba en órbita, lo que provocó que los pasajeros lo resolvieran, según explicó Isaacman a CNN Business en septiembre. No reveló cómo resolvieron el problema. 

SpaceX y la NASA lanzan calamares, limones, aguacates, ositos de agua y paneles solares a la Estación Espacial Internacional

Tras el regreso de la nave espacial a la Tierra, los técnicos de SpaceX abrieron el piso de la cabina para investigar el problema del ventilador. Fue entonces cuando descubrieron la fuga de orina.

Como el CEO de SpaceX, Elon Musk, ha prometido en Twitter, el sistema de inodoros se está mejorando. SpaceX está rediseñando el tubo con fugas debajo del piso de Crew Dragon para su próximo lanzamiento, que llevará a 4 astronautas de la NASA a la Estación Espacial Internacional (EEI) este fin de semana. 

Con la nueva actualización, el tubo no debería volver a "despegarse", agregó Gerstenmaier.

Hay orina también en otra nave espacial de SpaceX

Otra cápsula Crew Dragon está actualmente conectada a la EEI, ya que llevó a 4 astronautas a la EEI en abril y está esperando para traerlos de regreso a la Tierra en las próximas semanas. Pero tiene el mismo sistema de cañerías que la cápsula que sufrió una fuga.

Los astronautas de Crew-2 durante una sesión de entrenamiento en Hawthorne, California (Estados Unidos). De izquierda a derecha: Thomas Pesquet, Megan McArthur, Shane Kimbrough y Akihiko Hoshide.

Temiendo los mismos problemas con el inodoro, SpaceX pidió a los astronautas de la EEI que introdujeran una cámara en un cable en el compartimiento del tubo para orinar debajo del piso. Efectivamente, descubrieron el mismo problema que Inspiration4.

"Sí, hubo algún indicio de contaminación debajo del piso", aseguró Gerstenmaier.

Ese podría ser un problema más serio para esta nave espacial, que ha estado en la órbita de la Tierra durante casi 6 meses y presumiblemente ha estado transportando orina suelta todo el tiempo.

Después de que los astronautas orinan, esta se mezcla con una sustancia llamada Oxone, que elimina el amoníaco para que no se acumule en el aire. Pero Oxone puede ser corrosivo, por lo que SpaceX está investigando la posibilidad de que la mezcla pudiera haber dañado la nave espacial después de meses de flotar debajo del piso de su cabina.

Elon Musk, CEO de SpaceX.

Los ingenieros de SpaceX probaron esta teoría sobre el terreno, según Times, reuniendo algunas piezas de aluminio similares a las de la nave espacial y sumergiéndolas en una mezcla de oxona y orina. 

Los ingenieros colocan esas piezas en una cámara que imita las condiciones de humedad de la EEI. Los dejaron allí por "un período prolongado de tiempo", dijo Gerstenmaier, aunque no especificó por cuánto tiempo.

Hasta ahora, SpaceX no ha encontrado una corrosión significativa en esas muestras.

"Afortunadamente, o, a propósito, elegimos una aleación de aluminio que es muy insensible a la corrosión", añadió Gerstenmaier.

También señaló que hay menos orina dentro de la cápsula Crew Dragon que está unida a la EEI, ya que esos astronautas solo estuvieron en la nave espacial durante aproximadamente 24 horas antes de atracar en la estación espacial.

Las pruebas sobre el terreno de SpaceX aún están en curso.

"Comprobaremos 2 y 3 veces todo, y obtuvimos un par de muestras más que sacaremos de las cámaras e inspeccionaremos", explicó Gerstenmaier, según CNN. "Pero estaremos listos para irnos y asegurarnos de que la tripulación esté segura para regresar".

Otros artículos interesantes:

Elon Musk ya tiene más dinero que Bill Gates y Warren Buffett juntos

Hormigas, plantas y un brazo robótico: la 'tripulación' del último vuelo de SpaceX al espacio

SpaceX acusa a Amazon de intentar frenar su internet por satélite, Starlink, por no poder competir contra él

Te recomendamos