Inspección de Trabajo investigará todos los contratos en 2023 con ayuda de 'big data' para detectar falsos autónomos y fraudes en salarios, horas extra o becarios

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

El Gobierno quiere fortalecer y modernizar la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, que se 'armará' con una Herramienta de Lucha contra el Fraude, las nuevas tecnologías y el big data para investigar todos los contratos laborales, analizando aspectos que varían desde el salario mínimo y las horas extra hasta las condiciones de becarios y falsos autónomos.

Así figura en el programa de Inspección y en los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año, donde se establecen los objetivos prioritarios y varias novedades. Entre ellas destaca la eliminación de límites a la hora de realizar esa inspección laboral: si en 2021 se presupuestó investigar 470.000 contratos (se quedó finalmente en casi 395.000) y en 2022 se prevé analizar 490.000, la casilla para el próximo año figura en blanco.

"Para el año 2023 se elimina el indicador de contratos investigados, ya que en la planificación se va a hacer uso de la HLF [Herramienta de Lucha contra el Fraude], que investiga todo el universo de contratos a través del análisis masivo de bases de datos", se explica en el documento.

A eso se suman otros indicadores por analizar, como la conversión de contratos temporales en indefinidos (100.000 presupuestados para 2023, elevando la cifra de 90.000 de 2022) y la inclusión de los fijos discontinuos (20.000) como nuevo indicador para el próximo año.

Lo que deja fuera el acuerdo de Presupuestos: sin noticias de la derogación de la ley mordaza o la ley de vivienda, congelada en el Congreso 8 meses

Todo ello forma parte del objetivo de los presupuestos para 2023 de "fortalecer el Sistema de Inspección y modernizarlo" para "atender a los retos y desafíos del mercado de trabajo actual", para lo que se incrementará el personal, se fortalecerán las estructuras organizativas y se mejorarán los medios materiales, incluyendo equipos informáticos y aplicaciones.

Entre ellas "destacan especialmente" el sistema LINCE/INTEGRA y la Herramienta de Lucha contra el Fraude, así como los proyectos informáticos en curso para avanzar en la implantación de la administración electrónica en la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS), recoge el programa.

Así, Inspección de Trabajo tendrá las siguientes prioridades para 2023, como se detalla en el mismo:

  • Vigilar el pago de los salarios, con "especial atención" al salario mínimo interprofesional: se buscará "reforzar el control de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en materia de impago de salarios, total o parcial, así como en los supuestos de retraso en el pago".
  • Controlar las horas extra y las jornadas: para ello, el programa habla de "reforzar el control en materia de tiempo de trabajo, tanto de los casos de horas extra irregulares como del trabajo a tiempo parcial que enmascara jornadas de trabajo superiores e incluso a tiempo completo".
  • Garantizar la igualdad efectiva entre hombres y mujeres en el empleo y la ocupación: se potenciarán las inspecciones y se creará una Oficina Estatal de Lucha contra la Discriminación con este objetivo.
  • Vigilar la ley de repartidores: aunque sin mencionarla explícitamente en el punto, el documento habla de "prestar atención a las transformaciones del mercado de trabajo, a las nuevas formas derivadas de la economía de las plataformas, digitalización y robotización", ya que implican "mutaciones en las empresas y en la prestación de servicios que amenazan los derechos de los trabajadores y trabajadoras por la utilización de fórmulas fraudulentas".
  • Proteger a los colectivos vulnerables: en este caso, se trata de "promover el trabajo digno, garantizando la protección de los derechos individuales y colectivos de las personas trabajadoras", especialmente de quienes pertenezcan a estos grupos.
  • Prevención de riesgos laborales: se finalizarán las acciones incluidas en el Plan de Choque contra los accidentes de trabajo mortales, ejecutado durante 2022, y se proseguirá con otras medidas, incluida la "mejora de la planificación de la actuación inspectora a través de la Herramienta de Lucha contra el Fraude, garantizando que la misma se lleve a cabo con perspectiva de género".
  • Impulsar la lucha contra el fraude.

Las huellas de la reforma laboral: 6 gráficos que demuestran que ya se notan sus efectos en el empleo y 3 que lo desmienten

Respecto a este último punto, con el fin de buscar indicios de fraude en el entorno laboral, Inspección apostará por las nuevas tecnologías, la automatización y el big data y centrará sus esfuerzos en los siguientes aspectos:

  1. Abuso de la contratación temporal mediante la celebración de contratos temporales concatenados o sin causa, con especial atención a la fuerza laboral joven.
  2. Uso fraudulento de los contratos a tiempo parcial y de los contratos fijos discontinuos: "atendiendo a la relevancia adquirida tras la reforma laboral de los contratos fijos discontinuos, se introduce un nuevo indicador para estas actuaciones a partir de 2023", informa el ministerio.
  3. Lucha contra el fraude en Seguridad Social, "en particular" en la cotización indebida de salarios.
  4. Falsos autónomos, falsos becarios y falsos cooperativistas.
  5. Lucha contra el fraude en los desplazamientos trasnacionales.

Finalmente, como informa Expansión, Inspección de Trabajo —la herramienta del Gobierno para perseguir la precariedad laboral, la discriminación en el trabajo y el empobrecimiento y deterioro de las condiciones de vida de los trabajadores— espera recuperar 1.100 millones de euros de los expedientes liquidados a las empresas por fraude en la cotización a la Seguridad Social.

Otros artículos interesantes:

Cuánto tienen que pagarte por las horas extra: esta es la cantidad que vas a recibir

Todos los detalles sobre los Presupuestos Generales del Estado para 2023: unas cuentas 'vitaminadas' con los fondos europeos que anticipan menos crecimiento y más gastos

Este gráfico refleja el 'boom' de los trabajadores indefinidos en España: se disparan un 225% por encima de la última década

Te recomendamos