La directora del Observatorio Blockchain: “Internet democratizó el acceso a los contenidos y los NFT democratizarán el intercambio de dinero”

La colección de arte digital de Beeple ocupa el primer puesto de los NFT más caros (beeple-collect.com)
La colección de arte digital de Beeple ocupa el primer puesto de los NFT más caros (beeple-collect.com)

beeple-collect.com

  • Se han llegado a pagar 3,5 millones de dólares por una colección de arte digital o 1,5 por una parcela de tierra virtual en un juego. ¿Hasta dónde llegará la burbuja de los NFT?
  • Covadonga Fernández, directora del Observatorio Blockchain; y José Luis Muñoz Tapia, director del Máster en Tecnologías Blockchain de la UPC School, explican todo lo que debes saber sobre los token no fungibles.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

3,5 millones de dólares por una colección de arte digital. 2,3 por unas imágenes virtuales de Rick and Morty. 1,5 por una parcela de tierra en el juego de blockchain Axie Infinity. Algo está pasando. Tres letras se repiten: NFT (non-fungible token). Pero, ¿qué son los NFT? ¿Se trata de una burbuja pasajera?

Covadonga Fernández, directora de Observatorio Blockchain

Covadonga Fernández

Empezando por el principio, Covadonga Fernández, directora del Observatorio Blockchain, explica en Business Insider España qué es la tecnología blockchain: “Es un Internet evolucionado y descentralizado, en el que te puedes saltar intermediarios, transmitir dinero sin contar con terceros”. A la misma pregunta responde José Luis Muñoz Tapia, director del Máster en Tecnologías Blockchain de la UPC School, además de CTO en una empresa tecnológica y profesor en la Universitat Politècnica de Catalunya, “La blockchain es un sistema que se encarga de contabilizar transacciones de forma distribuida”. 

Entonces, ¿qué son los NFT? “Una concreción de la tecnología blockchain, que te permite representar digitalmente un activo físico”, explica Fernández. Sin embargo, lo realmente destacado, y en esto coinciden ambos expertos, es que los NFT permiten identificar a quién pertenece esa creación: “Antes la gente escribía, pintaba, hacía música, ahora todo el mundo crea contenidos. Durante mucho tiempo, los artistas digitales no tenían cómo autentificar esa obra, es decir, cómo decir que esa obra era suya, y eso lo hacen con los NFT”, explica Fernández. 

Focalizado también en esa característica intrínseca de los token no fungibles, Muñoz los define “como identificadores que se guardan en la blockchain. Los más clásicos son los de la red Ethereum. En el contrato hay una URL que enlaza al NFT”. Por ejemplo, señala, “hay dibujos, algunos nada sofisticados, pixelados, y que cuestan mucho dinero”. 

“Internet democratizó el acceso a los contenidos y los NFT democratizarán el intercambio de dinero”

Un buen ejemplo de lo apuntado por el director del máster es el caso de los NFT de McDonald’s Francia. Imágenes de McNuggets, McFlurry o Big Mac, absolutamente pixeladas, que, de momento, han sido sorteadas entre sus seguidores en redes sociales. 

Que la empresa de comida rápida haya regalado estos NFT no quiere decir que, en el futuro, no vayan a costar dinero, ya que las personas que ahora son propietarias pueden venderlos más adelante. Es esa otra de las particularidades principales de los non-fungible tokens: “Si un artista crea un NFT puede certificarlo. Crea una obra de arte, la sube a la blockchain, la vende y sigue todo su rastro”, detalla Fernández. Y lo verdaderamente revolucionario “es que hay unos mercados secundarios en los que puedes vender la obra de ese artista que has comprado” (o el McNugget digital que te han regalado).

¿Vendes o compras NFT? Estos son los impuestos a pagar

Apasionada de este nuevo mundo tecnológico, Fernández afirma que “se está creando una economía nueva, que tiene que ver con las finanzas descentralizadas (DeFi)”. La directora del Observatorio Blockchain explica que se pueden crear copias únicas o varias copias y, “cada vez que se produce una reventa de esa obra, los creadores reciben un porcentaje de royalties directamente en su wallet (monedero digital)”. 

Hasta ahora, subraya, “eran las grandes tecnológicas, como Google o Facebook, las que se beneficiaban de esto, pero igual que Internet democratizó el acceso a los contenidos, los NFT democratizarán el intercambio de dinero”. 

“La burbuja de los token no fungibles explotará, pero la tecnología seguirá”

Poco a poco hay más opciones de responder a la pregunta: ¿qué es NFT? Aunque son muchas las incógnitas aún por resolver. Una de ellas es por qué se pagan pingües cantidades de dinero por los NFT: arte digital por el que, como en el caso de la colección del artista de Imágenes Generadas por Ordenador (CGI por sus siglas en inglés), Mike Winkelmann (conocido como Beeple), se llegaron a pagar 3,5 millones de dólares, en lo que supuso la transacción que ocupa el primer puesto en el Top 10 de los NFT más caros.  

El podio, tal y como apuntan en beincrypto, lo completan los 1.300 Ethers (la criptomoneda de la red Ethereum), alrededor de 2,3 millones de dólares, que se pagaron por algunas imágenes virtuales de los protagonistas de la serie animada Rick and Morty. Y los 1,5 millones de dólares que le costaron 9 parcelas de tierra a un participante en el juego de blockchain Axie Infinity.

Cifras que, necesariamente, invitan a pensar en un suflé que no para de crecer. ¿Explotará la burbuja de los token no fungibles? No lo sé, responde sincero Muñoz, “el sentido común nos dice que sí, pero el mundo está muy loco y hay gente que lo está pagando. Las burbujas son humanas: van y vienen”. El profesor recuerda los CryptoKitties, otro juego basado en la cadena de bloques de Ethereum, que nació en 2017. Han pasado 4 años y la moda sigue. 

El primer tuit del CEO de Twitter, Jack Dorsey, se vende por 2,9 millones de dólares como NFT

Quizás se pinche el globo, pero los NFT vivirán, y eso lo tienen claro los dos expertos: “La burbuja explotará, pero la tecnología va a seguir”, afirma con rotundidad Covadonga Fernández. “Los NFT han venido para quedarse, es propiedad intelectual digital, una especie de moneda de cambio”, barrunta Muñoz.

“Dentro de nada, los escritores lanzarán sus novelas como non-fungible tokens

Parece claro que los NFT (como la tecnología blockchain o las criptomonedas) tienen una larga vida por delante. Hay que tratar de elucubrar acerca de cómo se articulará ese porvenir. El mercado apunta a que esto va a ir a más, aclara Muñoz. En su opinión, “los tiempos han cambiado respecto a la propiedad. Antes, ser exclusivo era tener cosas para ti: los ricos tenían un cuadro y sólo lo veían ellos. Pero ahora el mundo está más conectado y compartido. El NFT dice que tal dibujo es tuyo, pero todo el mundo lo puede ver. Eso ahora se considera un rasgo de prestigio, un refugio de valor. Es algo que, en cierta manera, acabará sustituyendo al dinero”.

También Covadonga Fernández se refiere a este cambio de paradigma en el significado de propiedad: “Yo me imagino que cualquier escritor que venda mucho, como Arturo Pérez Reverte, por ejemplo, no tardará mucho en lanzar una novela en NFT. Y los periódicos: en unos años los medios serán plataformas, que los periodistas elegirán y, en vez de firmar, venderán sus piezas como NFT”. 

LEER TAMBIÉN: El boom de los NFT, una economía del coleccionismo sin precedentes

LEER TAMBIÉN: La gente está comprando y vendiendo criptoarte y todo tipo de piezas de coleccionismo en un mercado que mueve más de 200 millones de euros: dónde buscar, comprar y vender NFT

LEER TAMBIÉN: China ya abraza al blockchain: el Bitcoin y las tecnológicas chinas se disparan con las perspectivas de futuro

VER AHORA: José María Galofré, CEO de Volvo Car España: “Nuestro compromiso es que en 2040 nuestra compañía no tenga ningún impacto de CO2 sobre el medio ambiente”