La Interpol advierte del negocio de venta de vacunas falsas y asegura que "es solo la punta del iceberg"

Viales de la vacuna del coronavirus

REUTERS

  • La policía de China y Sudáfrica ha incautado de miles de dosis de vacunas falsas contra el coronavirus. 
  • La Interpol asegura que "esto es solo la punta del iceberg en lo que respecta a los delitos relacionados con la vacuna COVID-19".
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La policía de China y Sudáfrica ha incautado de miles de dosis de vacunas falsas contra el coronavirus y ha realizado más de 80 detenciones tras descubrir una red que se dedicaba a este negocio, informa Financial Times.

La investigación conjunta ha sido coordinada por el programa de Interpol que lleva desde el inicio de la pandemia trabajando para evitar que los delincuentes se aprovechen de la situación de crisis generada por el coronavirus. 

El mercado del negocio ilegal de fármacos ha sido un problema de gran dimensión para el sector farmacéutico incluso antes de la pandemia, haciendo que la industria sea la segunda que más dinero pierde a raíz de esta actividad.

Todo lo que se sabe de la inmunidad contra el coronavirus hasta ahora

Al inicio de la crisis, los antivirales y las mascarillas protagonizaron las estafas en internet, pero la Interpol ya advirtió de que las autoridades debían prepararse para la actividad criminal que se organizaría en torno a las vacunas una vez empezaran a estar disponibles. 

Hablando sobre las recientes detenciones, el secretario general de Interpol, Juergen Stock, asegura a The Guardian: "Aunque acogemos con satisfacción este resultado, esto es solo la punta del iceberg en lo que respecta a los delitos relacionados con la vacuna COVID-19". 

Interpol señaló que, además de las detenciones en Sudáfrica y China, también estaba recibiendo denuncias sobre distribución de vacunas falsas e intentos de estafa dirigidos a organismos sanitarios como residencias de ancianos.

La organización internacional subraya que ninguna de las vacunas aprobadas contra el coronavirus está disponible para su venta online, por lo que cualquier oferta encontrada en internet es ilegal y una estafa. 

"Cualquier vacuna que se anuncie en páginas web o en la dark web no será legítima, no habrá sido probada y puede ser peligrosa", concluye. 

Otros artículos interesantes:

Por qué los jóvenes parecen experimentar más efectos secundarios por la vacuna de AstraZeneca

Este es el plan de las farmacéuticas para hacer frente a las variantes

Por qué los datos de la vacunación en Reino Unido con AstraZeneca deberían servir de guía para otros países