Pasar al contenido principal

19 mujeres brillantes que han cambiado para siempre nuestra historia con sus descubrimientos

La bioquímica Margarita Salas, en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa.
La bioquímica Margarita Salas, en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa. OEPM / CSIC
  • Margarita Salas fue la creadora de la patente española más rentable hasta la fecha al registrar la ADN polimerasa del fago Φ29.
  • Gracias a Hedy Lamarr hoy podemos disfrutar de avances como las redes Wi-Fi, el bluetooth o los sistemas de navegación GPS.
  • Mary Anderson inventó el parabrisas a principios del siglo XX, pero ella jamás vio un dólar por ello.
  • Stephanie Kwolek firmó hasta 19 patentes para su compañía, aunque jamás se benefició económicamente del mayor de sus logros: el Kevlar, un material cinco veces más duro.
  • Aquí puedes consultar 19 avances claves en el desarrollo de nuestra sociedad que deben su existencia a mujeres brillantes.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Primero en Upday Cintillo

La historia del siglo XX puede leerse desde el punto de vista femenino como la lucha del 50% de la población por obtener los mismos derechos sociales y laborales que la otra mitad.

Sin embargo, al repasar la lista de los inventos más importantes hechos por una mujer durante el pasado siglo XX o a las puertas de este, se evidencia que esos derechos quedaron muy lejos de conseguirse en el ámbito profesional y, también, el científico. 

Leer más: 29 españolas menores de 35 años llamadas a revolucionar la tecnología, las finanzas y la política

Es más, hubo muchas más mujeres inventoras importantes en el siglo XX cuya aportación científica fue enorme y también minimizada en muchos casos.

Por suerte, hoy se están haciendo esfuerzos por restaurar estas figuras, como la de Hedy Lamarr, seguramente, la mujer que mayor impacto ha tenido en todas nuestras vidas, ya que gracias a su aportación hoy tenemos el wifi, el bluetooth o el GPS.

Por toda ello, y para celebrarr el 8 de marzo como se merece, aquí se rinde homenaje a 19 mujeres cuyos logros han contribuido a cambiar por completo nuestro mundo.

19. Jocelyn Bell Burnell — descubrió la primera radioseñal de un púlsar

mujeres que cambiaron la historia con sus descubrimientos
William Murphy/ Flickr

">

  • Vida: 1943-
  • Otros logros: presidenta de la Royal Astronomical Society y del Institute of Physics.

Jocelyn Bell Burnell es una de las astrofísicas más reputadas de Reino Unido, y se le atribuye uno de los mayores logros científicos del siglo XX, al haber descubierto en 1967 la primera radioseñal de un púlsar.

Por aquel entonces estudiante de posgrado de la universidad de Cambridge, Burnell fue la primera en recibir una señal de radio que en un primer momento se pensó que provenía de una civilización extraterrestre —por lo que inicialmente se la conoció como señal LGM (Little Green Men, o en español Hombrecitos verdes).

Posteriormente la investigación, junto a Antony Hewish, descubrió que en realidad se trataba de la primera radioseñal de un púlsar, es decir, un nuevo tipo de estrella capaz de emitir una radiación periódica. 

El hallazgo le supuso a Anthony Hewish ganar el premio Nobel de Física en 1974, si bien Burnell no fue nominada por su condición de estudiante.

A pesar de ello,  su trayectoria en el campo de la astrofísica ha sido reconocida con varios galardones, entre ellos la Medalla Herschel de la Royal Astronomical Society que obtuvo en 1989.

Asimismo, en 2018 Burnell recibió el premio Breaktrough Especial en Física Fundamental dotado con 2,3 millones de libras. El dinero fue donado a becas para mujeres, miembros de minorías étnicas y refugiados que busquen convertirse en astrofísicos.

"Ni quiero, ni necesito el dinero para mí, y me parece que el mejor destino que se le puede dar es dedicarlo a esto", declaró entonces a la BBC.

18. Lise Meitner ─ Fisión nuclear

mujeres que cambiaron la historia con sus descubrimientos
  • Vida: 1878- 1968
  • Otros logros: primera mujer en ser profesora de física en la universidad de Alemania y segunda mujer en conseguir un doctorado en física en la Universidad de Viena. El elemento 109 de la tabla periódica, un asteroide y dos cráteres de la Luna llevan su  nombre.

La física austriaca Lise Meiner tuvo que desarrollar su carrera científica en la Europa de la segunda guerra mundial, siendo mujer y judía. Dos condiciones que la llevaron a perder el premio Nobel que se merecía.

Sus investigaciones junto a Otto Hahn llevaron al descubrimiento de la fisión nuclear, abriendo el camino hacia la posterior creación de la bomba atómica. Como apunte, Meitner se negó a formar parte del proyecto Manhattan declarando: "No tendré nada que ver con una bomba."

Tras lograr cursar estudios de física, en 1907 Meitner se trasladó a Berlín, donde consiguió una plaza para investigar en la universidad. Como el centro no permitía mujeres trabajadoras, Meitner fue obligada a realizar sus investigaciones en el sótano del edificio, teniendo prohibida su entrada en los laboratorios cuando hubiera hombres y sin derecho a remuneración.

Allí conoció al químico Otto Hahn, con quien desarrollaría una larga carrera de investigación. Ambos estaban inmersos en el descubrimiento de la fisión nuclear, pero debido al avance del nazismo, Meitner tuvo que abandonar Alemania, y seguir investigando desde Estocolmo.

Una vez descubierta la fisión, Hahn publicó los hallazgos sin incluir en ellos a Meitner como coautora —a pesar de que su colaboración fue esencial para entender cómo se daba el proceso. Su justificación se basaba en que el régimen nazi no le habría dejado incluir una autora judía en el estudio.

La investigación le valió a Otto Hahn el premio Nobel de Química en 1944, mientras que Meitner, al no figurar en el estudio, no fue nominada.

17. Rosalind Franklin ─ imagen clave de la estructura del ADN

mujeres que cambiaron la historia con sus descubrimientos
MRC Laboratory of Molecular Biology
  • Vida: 1920-1958
  • Otros logros: también contribuyó a conocer mejor las estructuras moleculares del carbón, el grafito y los virus, incluido el de la polio.

El 25 de abril de 1953 los investigadores James Watson y Francis Crick publicaban un artículo en la revista Nature dando a conocer al mundo la mítica estructura molecular de doble hélice del ADN.

El hallazgo les valdría años después el premio Nobel que compartirían junto al físico Maurice Wilkins, quien les había proporcionado datos esenciales para llegar a esa conclusión. En concreto la famosa fotografía 51 en la que se percibe la forma de hélice del ADN. La imagen, clave para el descubrimiento, había sido tomada por Rosalind Franklin y mostrada a Watson y Crick por Wilkins sin conocimiento de esta.

Rosalind Franklin estudió química en el  Colegio Newnham, en Cambridge (Inglaterra). Posteriormente se mudó a París, para trabajar en el Laboratorio Central de Servicios Químicos del Estado, donde aprendería a dominar la técnica de difracción de Rayos X.

En 1951 regresaría a Inglaterra, consiguiendo una plaza en el King’s College de Londres donde comenzó a estudiar la estructura del ADN. Gracias a su dominio en la técnica de los Rayos X  en 1952 consiguió obtener, junto al estudiante de doctorado Raymond Gosling, imágenes del ADN con una nitidez hasta entonces nunca observada.

Y a partir de ahí lo que ya se ha contado. La fotografía llegó a manos de Watson y Crick gracias a Wilkins, que trabajaba junto a Franklin en el King's Collage —y a quien tenía en poca estima.

Los datos relevados en la foto permitieron a estos científicos desarrollar el modelo de ADN publicado en Nature, lo que les valdría años después el premio Nobel.

Por su parte, Franklin cansada del ambiente machista del King’s College, abandonó su investigación y centró su carrera científica en el campo de los virus, liderando trabajos pioneros en torno al virus del mosaico del tabaco y el poliovirus.

Murió a los 37 años en 1958, sin conocer que años después su fotografía otorgaría el Nobel a los científicos que la habían utilizado sin su permiso.

En 2003 la Royal Society de Reino Unido creó el premio Rosalind Franklin para ayudar a las mujeres en la ciencia.

Por cierto, James Watson perdía en 2019 todos sus títulos honoríficos por comentarios racistas en los que asociaba inteligencia y raza.

16. Barbara McClintock — descubrió el proceso de transposición de elementos del genoma

mujeres que cambiaron la historia con sus descubrimientos
Barbara McClintock trabajando en su laboratorio en el Departamento de Genética de la Carnegie Institution en Cold Spring Harbor, Nueva York en 1947. Smithsonian Institution/Science Service; Restored by Adam Cuerden / Wikimedia Commons
  • Vida: 1902-1992
  • Aportación y logros: formó parte de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos y obtuvo el premio Nobel de Medicina en 1983.

Barbara McClintock descubrió la transposición genética en la década de 1940. El hallazgo venía a mostrar la existencia de estructuras móviles en los genomas, algo que podía abrir numerosas posibilidades en el campo de la biología y la medicina.

Desgraciadamente el descubrimiento era tan novedoso para la época que fue recibido con escepticismo por la comunidad científica del momento, ignorándolo durante años. Tal recepción llevó a la investigadora a dejar de publicar los datos de sus investigaciones.

Su trabajo no fue valorado ni tenido en cuenta hasta que a principios de los 60, los genetistas franceses François Jacob y Jacques Monod llegaban a conclusiones similares a las que McClintock había llegado dos década antes.

Su reconocimiento fue puesto en valor años después, al serle otorgado el premio Nobel de Medicina en 1983.

La propia institución reconocía en su nominación que los hallazgos de McClintock más de 30 años atrás fueron realizados "trabajando sola y cuando no se tenían antecedentes para una cabal comprensión de la importancia de sus observaciones".

15. Margarita Salas — patentó la proteina DNA polimerasa φ29

inventos de mujeres que han cambiado la historia
Wikimedia Commons
  • Vida: 1938-2019
  • Otros logros: discípula de Severo Ochoa, autora de la patente más rentable de la historia de España, miembro de la RAE y doblemente galardonada por la Oficina Europea de Patentes.

La bioquímica española Margarita Salas ha sido una de las científicas que más ha impulsado este campo de investigación en nuestro país. Discípula del premio Nobel Severo Ochoa, Margarita Salas se encontraba estudiando el virus phi 29 cuando descubría y caracterizaba la proteína ADN polimerasa del fago Φ29.

Su descubrimiento ha permitido mejores lecturas del material genético debido a la capacidad de esta proteína para amplificar el ADN. Sin poder decir que sea un invento como tal, lo cierto es que la proteína era patentada en 1989 a nombre del CSIC —bajo el número de registro europeo 90.908.867— y convirtiéndose en la patente más rentable de la historia de España.

Margarita Salas, vinculada al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), fue además miembro de la RAE desde 2003.

14. Melitta Bentz — El filtro de café

inventos de mujeres que han cambiado la historia
Melitta junto a su marido Hugo Bentz. Wikimedia Commons
  • Vida: 1873-1950
  • Otros logros: inventar el filtro de café y emprendedora.

Gracias a Melitta Benz cada mañana al despertarnos nuestro café está libre de impurezas y tiene buen sabor. Esta ama de casa alemana revolucionaba el mundo empresarial cafetero cuando dispuesta a dar con una calidad óptima para esta bebida comenzó a idear un artilugio que consiguiera filtrar mejor.

En aquella época los percoladores utilizados no eran del todo óptimos,  lo que hacía que el café tuviera restos. Las bolsas de lino que también se utilizaban conllevaban más trabajo a la hora de limpiarse. Melitta Benz consiguió dar con el filtro del café, a través de una hoja de papel secante de un cuaderno de ejercicios de su hijo y un tarro de latón perforado. La bebida obtenida gustó tanto que Melitta decidió emprender un negocio para vender el filtro de café que acababa de crear.

En 1908 la Oficina de Patentes Imperial le otorgaba la patente del filtro de café, y en 1909, en la Feria de Leipzig conseguían vender unos 1.200 filtros de café. La empresa siguió creciendo incluso después de la I Guerra Mundial. En 1932, Melitta cedía la mayor parte de la compañía a sus dos hijos, pero se mantuvo al frente de las condiciones laborales de sus empleados. Por aquel entonces amplió sus vacaciones de 6 a 15 días anuales, redujo la jornada labora a 5 días y creó el "Sistema Melitta" un fondo social para trabajadores.

13. Letitia Mumford Geer — Jeringa médica de una sola mano

Las vacunas protegen hoy al 86% de la población mundial y, según los datos de la OMS, evitan la muerte de dos millones de personas al año.
Pixabay

P

  • Vida: 1852-1935
  • Otras actividades: enfermera de profesión.

Si bien la jeringuilla ya existía desde hacía años, Letitia Mumford Geer consiguió mejorar de tal manera este invento que hasta la fecha su innovación no ha sido superada.

Elemento esencial de cualquier centro de salud u hospital del mundo, las jeringas hipodérmicas permiten desde su invención inyectar vacunas,  antibióticos o extraer sangre.

El logro de Geer, que trabajaba como enfermera, fue diseñar y patentar, la primera jeringa hipodérmica que podía utilizarse con una sola mano.

inventos de mujeres que han cambiado la historia
Imagen de la patente de 1899 de la Jeringa de una sola mano diseñada por Letitia M. Geer. Google Patents

Este primer diseño creado por Geer además ya contenía partes de vidrio en su elaboración. Y es que previamente a este avance la estructura y materiales de las jeringas imponían la utilización de ambas manos para sostenerlas, por lo que era precisada la ayuda de asistentes.

Gracias a Geer el proceso de uso de jeringuillas pudo simplificarse hasta el modo en el que lo conocemos actualmente.

12. Florence Lawrence — Los intermitentes y señales de frenado

inventos de mujeres que han cambiado la historia
Florence Lawrence en el centro de la imagen, en una escena de A Head for Business (1911) IMDb
  • Vida: 1886-1938
  • Otros logros: una de las grandes estrellas de Hollywood con casi 300 películas protagonizadas. Suele ser conocida como "la primera estrella de cine".

Florence Lawrence no solo es conocida como "la primera estrella de cine". La actriz de origen canadiense debutaba en el cine en 1906 con veinte años y a lo largo de su carrera lograba rodar un total de 270 películas.

Pero más allá de ser una de las caras conocidas del Hollywood de la época, Lawrence era también una apasionada del motor. La estrella de cine coleccionaba coches, los conducía e incluso los reparaba.

Su destreza en la mecánica y su pasión por los automóviles le llevaron a diseñar un artilugio capaz de indicar si el vehículo tenía intenciones de girar. Por lo que Lawrence, que nunca presentó las patentes, puede ser considerada la inventora de los intermitentes. Este primer indicador de señalización se activaba mediante un botón por el conductor lo que hacía subir o bajar una señal en forma de palo que indicaba la dirección del giro.

Además la actriz incorporaba después una señal de Stop en el coche que se hacía ver en la parte posterior del mismo cuando al conducir se pisaba el freno. Por lo que también podría decirse que dio el primer paso hacia el posterior desarrollo de las señales de frenado que alertan al resto de conductores de un vehículo que está reduciendo su velocidad.

11. June McCarroll — La división de dos carriles en la carretera

inventos de mujeres que han cambiado la historia
Hoy en día la línea divisoria en carrteras está presente en casi todo el mundo. Wikimedia Commons
  • Vida: 1867-1954
  • Otras actividades: enfermera y posteriormente médica de profesión.

June McCarroll cambiaba el mundo de la conducción y la seguridad vial al imaginar una sencilla línea divisoria para indicar los carriles por los que circular. En 1917, McCarroll, médica de profesión, conducía su Model T cuando sufría un accidente al ser sacada de la carretera por un camión. Fue entonces cuando se le ocurrió que una línea divisoria en la carretera podría haber evitado el incidente. Tras comunicársela a las autoridades pertinentes del estado sin mucho éxito, se dice que ella misma pintó la primera línea de separación de tramos de carretera en el tramo conocido como Indio Boulevard en California, que posteriormente formaría parte de la Ruta 99.

McCarroll es reconocida por el Departamento de Transporte de California como la creadora de delimitar las carreteras con una línea divisoria que separa los carriles. Aunque el Departamento de Transportes de Michigan pone en duda esta acreditación asegurando que previamente dos hombres de ese estado ya habían pintado marcas divisorias en tramos de carretera.

Si es así o no, lo cierto es que tras la acción de McCarroll, en 1924 las autoridades californianas incluían en la legislación la línea divisoria de carriles, tras lo cual pintaron una marca de separación de 5.600 kilómetros de carretera.

Actualmente la línea imaginada por McCarroll no solo es obligatoria en casi la totalidad del mundo. Desde entonces, la señalización de marcas en la carretera ha ido evolucionando para indicar mayor información y orientación tanto a vehículos como peatones, e incluso mejorar la seguridad. Ahora podemos encontrar líneas sonoras capaces de emitir ruido cuando el coche se sale de un carril o la reflectividad para ser vistas durante la noche.

10. Grace Murray Hopper — Lenguaje Cobol de programación

Grace murray hopper
Grace Murray Hopper frente al panel de control de la computadora UNIVAC I, en 1906. Flickr/Jan Arkesteijn.
  • Vida: 1906-1992
  • Otros logros: hasta 1950 desarrolló el UNIVAC, primer ordenador comercializado en la Historia. 

En los años 50 del siglo XX, comenzaron a usarse los ordenadores con fines militares, pero había muchos modelos incompatibles entre sí porque empleaban diferentes lenguajes de programación. Desde Harvard, las aportaciones a de Grace Murray Hoper en los inicios de la computación fueron decisivos: en 1955, creo el primer compilador —traductor entre lenguaje común y uno informático— basado en su concepto Flow-Matic

Cuando el Departamento de Defensa de EEUU supo de su investigación sobre un lenguaje de programación que usaba comandos en inglés, decidieron crear un grupo de trabajo que terminó resultando en la creación del lenguaje COBOL. Este está basado casi en exclusiva en las ideas de Grace Hopper y aunque ella tuvo un papel secundario en ese grupo, es de las pocas inventoras que cambiaron la Historia a quien desde siempre su aportación le ha sido reconocida.

En sus últimos años, abuela COBOL, como se conocía cariñosamente a Murray Hopper en los círculos de informáticos, recibió múltiples homenajes y sobre todo se dedicó a dar cientos de charlas por todo el mundo. En el vídeo de arriba, aunque no vea muy bien, queda claro que conseguía conectar con la audiencia más joven con un estilo mucho más desenfadado que su imagen. Le gustaba explicar la diferencia entre nanosegundos y picosegundos con los que operaban las máquinas que había inventado con pequeños trozos de alambre y pimienta molida.

9. Stephanie Kwolek — Kevlar

Stephanie Kwolek
Stephanie Kwolek se encontró con el Kevlar por casualidad, pero supo ver sus aplicaciones de inmediato. www.sciencehistory.org
  • Vida: 1923-2014
  • Otros logros: firmó 19 patentes y diseñó decenas de experimentos para ser usados en institutos y universidades. 

Stephanie Kwolek pasó 40 años trabajando en la empresa química Dupont, donde se especializó en investigar con largas cadenas de moléculas que se forman a baja temperatura. Sus experimentos le llevaron a descubrir en 1971 una solución cristalina de un polímero extremadamente resistente y rígido. Este material cinco veces más duro que el acero acabó llamándose Kevlar y es resistente al desgaste, la corrosión y las llamas.

Kwolek recibió en vida numerosos reconocimientos a su trabajo y firmó hasta 19 patentes para su compañía, aunque jamás se benefició económicamente del mayor de sus logros, con el que Dupont ha ganado miles de millones de dólares. Sin embargo, en su caso lo que probablemente le resultara más satisfactorio es haber logrado salvar miles de vidas y no solo de soldados protegidos con chalecos anti-balas, también de motoristas puesto que los mejores cascos se hacen con su Kevlar

Cuando se retiró, Stephanie Kwolek se dedicó a cuidar de su jardín y a seguir trabajando el laboratorio de su casa. Desde allí apadrinó a decenas de chicos y chicas que querían iniciarse en algún campo científico y, mientras lo hacía, desarrolló algunos experimentos, como el truco de la cuerda de nailon, que todavía se utilizan en los institutos y universidades de EE.UU. 

8. Margaret Knight — Bolsa de papel

Margaret Knight
Margaret Knight es considerada la mujer inventora más importante del siglo XIX. Wikimedia Commons.
  • Vida: 1838-1914
  • Otros logros: diseñó un motor rotativo. 

Aunque el invento más notorio de Margaret Knight fue la máquina que fabrica las bolsas de papel que en España solo conocemos por las películas norteamericanas y que, quizá, pronto se generalicen también aquí, Margaret Knight fue una consumada inventora. De hecho, fue a los 12 años cuando produjo su primera creación: un dispositivo de seguridad para detener un telar mecánico en la fábrica de su familia. 

Tuvo que litigar contra uno de sus colaboradores algunos años para conseguir que le atribuyeran su mayor invención. El antiguo colega que trató de traicionarla argumentaba que "una mujer no puede idear máquinas complejas", así que omitiremos mencionar su nombre aquí para que ocupe el lugar el que le corresponde en la Historia. Finalmente, ganó Knight y logró que la suya fuera la primera patente atribuida a una mujer en EE.UU

Margaret Knight acogió a principios del siglo XX la llegada del automóvil con gran entusiasmo y como su gran oportunidad y, a pesar de que ya era mayor, le dio tiempo de producir avances tan sugerentes como varios diseños de motores rotativos. En su vida produjo decenas de patentes, pero la considerable fortuna que ganó y que gastó en sus otros inventos vino de sus todavía en uso bolsas de papel. 

7. Mary Anderson — Limpiaparabrisas

limpiaparabrisas de mary anderson
Hoy día el limpiaparabrisas ha evolucionado poco desde el invento de Mary Anderson. The United States Patent and Trademark Office.
  • Vida: 1866-1953
  • Otras actividades: fue viticultora, ranchera y gestora inmobiliaria

Durante un viaje en tranvía en tranvía de Nueva York en 1902, la promotora inmobiliaria y viticultora estadounidense Mary Anderson se percató de los problemas que el conductor tenía para hacer frente a la nieve que se pegaba a los cristales. Mientras manejaba el volante, tenía que ir abriéndola para que se escurriera hacia abajo. 

Tras diversos ensayos, en 1905 registró la patente para el aparato limpia-ventanas de Mary Anderson que, aunque era de accionamiento manual ya era muy parecido al brazo basculante con una lámina de goma que todavía hoy barre con una presión uniforme en todo su recorrido la superficie del las lunas de los coches, camiones, aviones de todo el mundo

Anderson trató por todos los medios de obtener un beneficio económico de su invento, pero además de que fue rechazado por numerosas compañías, tuvo la mala suerte de que su patente se registró en 1903 por 17 años. En 1922, tras el boom del automóvil, Cadillac incorporó el parabrisas de Anderson en sus coches, que se hizo rápidamente equipamiento estándar, pero ella jamás vio un dólar por ello. 

6. Barbara S. Askins — Autoradiofotografías

Barbara Askins
Gracias a Barbara Askins la NASA pudo ofrecernos fantásticas fotografías en los 70 y los 80. Wikimedia Commons.
  • Vida: 1939-  
  • Otros logros: su invento mejoró la visualización médica de los rayos X. 

Barbara S. Askins es la primera de las inventoras que cambiaron la Historia en esta lista que tuvo familia e hijos. De hecho, estudió y desarrolló toda su carrera después de tener familia. Tras obtener su master en ciencias por la Universidad de Alabama, fue fichada por la NASA y allí trabajó desarrollando la técnica de emulsiones fotográficas. 

Con sus aportaciones se consiguieron mejorar las imágenes obtenidas en una emulsión fotográfica revelada y sometida a la radiactividad del espacio, ya que consiguió desarrollar un método que, al exponer la película a una segunda radiación, las imágenes  logradas fueran mucho más intensas. Este desarrollo, como muchos otros de la carrera espacial, implicó un inmenso paso adelante en la medicina, que mejoró su visualización de los rayos X. 

Barbara Askins ha obtenido numerosos reconocimientos, como el premio a la inventora del año 1978. Sin embargo, además de las millones de vidas que ha ayudado a salvar indirectamente, gracias a su trabajo varias generaciones pudimos disfrutar de las fantásticas imágenes de Marte y Venus obtenidas en los 70 por las misiones Mariner de la NASA y que hasta dos décadas más tarde, fueron las únicas disponibles de los planetas vecinos. 

5. Marion Donovan — Pañales desechables

Marion Donovan
Marion Donovan con el más reconocido de sus inventos. Amhistory.
  • Vida: 1917-1998
  • Otros logros: fue editora de las revistas Harper's Bazar y Vogue.

Marion Donovan fue, quizá más que una inventora, una persona que dedicó su vida a la resolver de los problemas cotidianos a través de nuevos productos. Cuando tuvo una hija, se dio cuenta del problema que generaban los pañales de tela, que no solo arruinaban el resto de la colada, sino también frecuentemente la ropa de los bebés

Con una cortina de ducha, desarrolló una cubierta impermeable para su primer pañal desechable, que mejoró con la inclusión de broches de plástico en lugar de imperdibles. Obtuvo varias patentes de su invento y desde 1949 trató de venderlo sin éxito a las compañías del sector, así que abrió una tienda en la Quinta Avenida de Nueva York para comercializar sus pañales directamente. 

En 1951, le compraron su invento por la fortuna de un millón de dólares, pero ella siguió toda su vida elaborando soluciones imaginativas para problemas cotidianos, muchos relacionados con la mujer. De Marion Donovan nacieron las cajas de pañuelos faciales, una abrazadera de calcetería o el DentalLoop, el primer hilo dental que no necesitaba de ser enrollado entre los dedos para ser usado. 

4. Temple Grandin — Ganadería humanizada

Temple Grandin
Temple Grandin durante una charla en un TED en 2010. Wikimedia Commons.
  • Vida: 1947- 
  • Otras aportaciones: máquina de dar abrazos.

Temple Grandin es de las inventoras más reconocidas de esta lista por el impacto de sus aportaciones y por su propia singularidad, ya que es autista. Se le han dedicado muchos documentales y varias películas a su figura, abajo puedes ver el trailer de la que le dedicó HBO en 2010. Sin embargo, ella ha conseguido de esa condición obtener no solo grandes beneficios sino alguno de sus inventos más reconocidos, como la máquina de dar abrazos

Este dispositivo se utiliza en clínicas de todo el mundo para reducir la ansiedad y mejorar la atención de quienes padecen autismo y otras afecciones psiquiátricas. Pero además, Grandin se especializó como psicóloga en el comportamiento de los animales, además de en etología y zoología. Desde los años 70, Grandin ha reformado el sistema agropecuario de EE.UU. 

Con la invención e introducción de métodos de cuidado de los animales de granja mucho menos dolorosos y también es responsable de que los mataderos modernos sean, en la medida de lo posible, lugares mucho menos salvajes con las vacas. Sus avances en neuropsicología aplicados al autismo también han sido notables, empezando por si libro autobiográfico, publicado en 1986, que ha ayudado a millones de familiares de personas autistas a comprender mejor esta realidad. 

3. Sally Fox — Colores orgánicos

Sally Fox
Civil Eats
  • Vida: 1955-
  • Otros logros: conservación de variedades autóctonas de algodón.

Sally Fox revolucionó la industria textil mundial a finales de los años 80 y, por suerte para todos nosotros, la suya ha sido una revolución ecológica y sostenible porque gracias a su insistencia hoy podemos adquirir prendas de algodón de casi cualquier color totalmente naturales. Y es que el 20% de la contaminación industrial del agua se debe directamente al sector textil. 


Mientras trataba de desarrollar plantas más resistentes a las plagas, Fox empezó a cultivar varias especies de algodón marrón y verde y a seleccionar las semillas más largas para replantarlas cada año. Combinando los resultados, empezó a obtener algodones de un color 100% natural que no necesitan ser decolorados y, posteriormente, coloreados todo a base de productos químicos



En la actualidad y a pesar de haber ganado millones vendiendo sus productos a marcas de ropa de todo el mundo, Fox prosigue su labor de desarrollar nuevos algodones de colores. Cada color nuevo tarda aproximadamente una década en estar listo, pero a Fox, que no se considera una inventora, pero sí alguien que aplica la inventiva, eso no es ningún problema. 

2. Mary Phelps Jacob — Sujetador moderno

Mary Phelps Jabob en 1964, durante una excursión Roccasinibalda
Mary Phelps Jabob en 1964, en Roccasinibalda, donde restauró un edificio renacentista para convertirlo en un centro de encuentro para artistas. Keystone Features/Getty Images.
  • Vida: 1891-1970
  • Otros logros: fundó la editorial que publicó los primeros trabajos de Ernest Hemingway, Charles Bokowski o Henry Miller. 

Activista de los derechos de la mujer, editora, escritora, sin embargo, Mary Phelps Jacob pasará a la posteridad por haber desarrollado un invento que solo una mujer pudo pensar y necesitar: el sostén flexible moderno. A pesar de que la quema del sujetador fue una especie de símbolo del feminismo en los 60, medio siglo antes, otra feminista lo había inventado. En sus últimos años, Caresse Crosby —usó toda la vida el nombre de su primer marido—, trató de crear el centro mundial de la paz en un pequeño pueblo italiano. 

Cuando tuvo que asistir a un baile de gala en 1919, a la edad de 19 años, se dio cuenta de que el escote del vestido que iba a llevar dejaba a la vista gran parte del corsé de alambres que todas las mujeres de la época usaban. Con dos pañuelos, aguja, hilo y unos alfileres conformó un sujetador de urgencia. Sin embargo, durante aquel baile, todas las mujeres envidiaron la libertad de movimientos que le proporcionaba y le preguntaron dónde podían conseguir uno. 

Mary Phelps supo ver en seguida que ahí había un negocio y se puso a desarrollar su invento, que patentó en 1914. Al casarse, en 1920, hizo separación de bienes con su primer marido para poder fundar la Fashion Form Brassiere Company. Aunque finalmente desistió de continuar con su empresa y vendió la patente de su sostén por 1.500 dólares a una compañía que ganó 15 millones de dólares con él durante las tres décadas posteriores. 

1. Hedy Lamarr — Comunicación inalámbrica

Hedy Lamarr
Hedy Lamarr en una fiesta en Hollywood, en 1939, junto al actor Reginald Gardiner. Imagno/Getty Images
  • Vida: 1914-2000
  • Otros logros: hasta 1958 rodó 30 películas.

La figura de Hedy Lamarr fue recordada en la película Bombshell realizada para Netflix en 2017. Y es que la suya fue una vida absolutamente de película. Superdotada, en 1933 abandonó sus estudios de ingeniería para dedicarse a la interpretación y ese mismo año participó en la película Extasis, donde su personaje aparecía totalmente desnudo y, además, fingía un orgasmo, dos cosas que jamás se habían hecho en el cine. 

Mientras proseguía con sus estudios, ayudó a su marido —un industrial vinculado con el Tercer Reich— a obtener contratos armamentísticos basados en sus propios avances. En 1937, huyó de la Alemania nazi y de su esposo y en el viaje hacia EE.UU. conoció a un productor que la contrató antes de llegar al país. Aunque retomó esta actividad, horrorizada por lo que había visto en Alemania, Hedy Lamarr empezó a colaborar con el gobierno norteamericano

De su trabajo con el compositor George Antheil se desarrolló un sistema de comunicación inalámbrico para torpedos teledirigidos por radio, mediante una técnica de modulación de señales que hacía saltar su frecuencia entre las 88 disponibles. Sin embargo, sus aportaciones no se usaron durante la Segunda Guerra Mundial porque, para que fueran verdaderamente eficaces hacía falta el desarrollo de la electrónica, que llegó en 1957. 

Aunque inicialmente su técnica tuvo solo aplicaciones militares, en los últimos años todo el mundo ha disfrutado del WIFI, del Bluetooth o del GPS gracias a la conmutación de frecuencias que Lamarr y Antheil patentaron. Su figura ha sido usada como inspiración por muchas actrices a la hora de preparar personajes de mujeres complejas e inteligentes, aunque como se ve en la extraña entrevista que puedes ver arriba y en la que aparece un joven Woody Allen, jamás se quitó el San Benito de ser la mujer más bella de su época. 

Y además