El inversor que vaticinó una "extinción masiva de startups" dice que ha llegado la hora del "gran despertar"

| Traducido por: 
Tom Loverro, socio de IVP, afirma que el mundo de las startups está experimentando un "gran despertar" tras una "extinción masiva" el año pasado.
Tom Loverro, socio de IVP, afirma que el mundo de las startups está experimentando un "gran despertar" tras una "extinción masiva" el año pasado.

IVP

  • El panorama de las startups está experimentando un "gran despertar", afirma Tom Loverro, inversor de IVP.
  • Recomienda a las startups que redujeron costes en los dos últimos años que vuelvan a invertir en crecimiento.

La escasez de capital el año pasado obligó a muchos emprendedores a estirar la liquidez. Siguiendo el consejo de sus inversores, cerraron oficinas, despidieron a trabajadores y redujeron drásticamente los costes de software.

La eficiencia es un rasgo distintivo de toda buena empresa, pero Tom Loverro, inversor de la firma de capital riesgo IVP, de 44 años de edad y afincado en la zona de la bahía de San Francisco, cree que los emprendedores deberían pisar el pedal del freno a sus ajustes.

El inversor de capital riesgo, que hace más de un año predijo acertadamente una "extinción masiva de startups", afirma ahora que lo peor ya ha pasado. "Estamos en la cúspide de un gran despertar para las startups", ha escrito Loverro en un post de LinkedIn.

Dado que el mercado de software en la nube se está estabilizando y que la financiación de riesgo vuelve a estar disponible para las mejores startups, Loverro pide a las startups con una economía sólida que aumenten su consumo de efectivo para acelerar el progreso.

"La base de clientes ya no está en modo ahorro", amplía Loverro a Business Insider en una entrevista. "Es un buen momento para empezar a pensar en pasar a la ofensiva de forma responsable".

Tras las puertas de muchas startups en los últimos dos años, se redujeron las ventas y la atención al cliente y se desecharon nuevos productos e iniciativas.

Loverro recuerda que la primavera pasada se dirigió a una empresa de su cartera en una reunión. Instó al equipo a centrarse sin piedad en lo que más importaba a la empresa. "Eso significa: no se puede hacer todo, al menos a la vez", ha recordado Loverro.

Algunas empresas controlaron el gasto y salieron de un mercado bajista en una buena posición para recaudar fondos, mientras que otras quedaron atrapadas en la espiral de la muerte. En el primer semestre de este año, los cierres en EEUU han afectado a empresas como Ghost Autonomy, una startup respaldada por OpenAI que fabrica software de conducción autónoma para fabricantes de automóviles y que había recaudado casi 220 millones de dólares, según TechCrunch, y a la web de noticias The Messenger, que se lanzó con 50 millones de dólares de financiación.

El sentimiento entre algunos inversores, Loverro incluido, es que Darwin ha hecho su trabajo. Las startups supervivientes deberían volver a invertir en expandirse.

"Es un poco el síndrome de Estocolmo: la economía iba mal y todo ha sido desalentador durante los últimos dos años, y es muy fácil que los miembros de los consejos de administración y los emprendedores se queden estancados ahí", afirma Loverro. "Intento sacudir un poco a la gente y decirle: 'despierta, la macro ha vuelto a cambiar'".

Señala dos datos que dan muestras de señales de vida en la economía del software. Jamin Ball, inversor de Altimeter Capital, que tiene participaciones en empresas cotizadas en bolsa y no cotizadas, hace un seguimiento del rendimiento de más de 60 valores de software en la nube. En junio, Ball subrayó que la tasa media de crecimiento trimestral de estas empresas subió en el primer trimestre desde el mínimo del trimestre anterior.

Ball también observó un aplanamiento de la retención neta en dólares, una métrica que mide la capacidad de una empresa para retener los ingresos de un grupo de clientes durante un periodo de tiempo específico. Una retención neta en dólares elevada implica que los clientes satisfechos gastan más a un ritmo mayor que los clientes insatisfechos.

La mediana de retención neta en dólares de los valores que Ball analiza cayó cuatro puntos, del 120% al 116%, del cuarto trimestre de 2022 al primero de 2023. Siguió cayendo durante todo el año pasado, pero el descenso se ha frenado en los últimos dos trimestres, dice Ball.

Loverro dice que los emprendedores pueden tener la tentación de esperar para contratar más representantes de ventas o invertir en nuevos productos hasta que esté claro que la economía se ha recuperado. "Eso es demasiado tarde en el mundo de las startups", afirma Loverro. Los más avispados verán que el mercado del software "ya no está en caída libre" y se dedicarán a crecer mientras el mercado sea "lo suficientemente bueno", dice.

En LinkedIn, Loverro ha compartido cuatro estrategias para que los CEO puedan "pasar responsablemente a la ofensiva". Por ejemplo, una medida podría ser que si los representantes de ventas de una startup alcanzan un objetivo de un millón de dólares en ventas en la primera mitad del año, puedan obtener presupuesto para contratar a cinco ejecutivos de cuentas más.

También anima a los emprendedores a probar cosas nuevas. Si un nuevo producto funciona, deben aumentar su presupuesto y "echarle gasolina", escribe Loverro en LinkedIn. Si fracasa, los CEO deben "estar preparados para pasar página rápidamente".

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.