Pasar al contenido principal

Los inversores están infravalorando los efectos del coronavirus y los mercados caerán más severamente, según el estratega jefe de Goldman Sachs

Un trabajador de una fábrica en Shanghái con una mascarilla por miedo a los contagios por el coronavirus
REUTERS/Aly Song
  • La crisis del coronavirus está yendo mucho más allá de lo que en principio se podría haber pensado: su extensión a Italia está haciendo aún más global la epidemia e irremediablemente está afectando al conjunto de bolsas de los principales países desarrollados.
  • Con estos mimbres Goldman Sachs, a través de su estratega jefe, Peter Oppenheimer, alerta sobre cómo puede terminar canalizándose el brote en la bolsa, especialmente en Estados Unidos.
  • Desde su punto de vista, la mayor preocupación es el impacto que éste puede tener en los “beneficios de las compañías cotizadas”, que podría no estar teniéndose en cuenta como es debido en la actualidad.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La crisis del coronavirus está yendo mucho más allá de lo que en principio se podría haber pensado. Su extensión a Italia está haciendo aún más global la epidemia e irremediablemente está afectando al conjunto de bolsas de los principales países desarrollados. También, al Ibex 35 que desciende por el temor a una propagación mayor de la prevista

Con estos mimbres Goldman Sachs, a través de su estratega jefe, Peter Oppenheimer, alerta sobre cómo puede terminar canalizándose el brote en la bolsa, especialmente en Estados Unidos. La afectación que tendría sobre el parqué neoyorkino generaría un efecto contagio aún más grande sobre el conjunto de la renta variable mundial. 

En este sentido, el analista alerta sobre una posible corrección en los mercados al considerar que, quizás, los inversores estén subestimando el riesgo real que tiene el coronavirus. Desde su punto de vista, la mayor preocupación es el impacto que éste puede tener en los “beneficios de las compañías cotizadas”, que podría no estar teniéndose en cuenta como es debido en la actualidad. De ahí a que las posibilidades de que se produzca una importante corrección “son grandes”, avisa. 

Hasta ahora los inversores han estado lidiando con la posible propagación del coronavirus, pero a excepción de algunos retrocesos, los principales índices en Wall Street se han tomado las noticias con calma. Tanto S&P 500 como Nasdaq siguen cotizando sobre niveles de máximos históricos. Sin embargo, Oppenheimer cree que el mercado podría “estar en problemas si no se reducen las expectativas de beneficios”.

Las bolsas se ven cada vez “más expuestas a sorpresas a la baja a corto plazo para el crecimiento de las ganancias”, indica el experto. Si bien un mercado bajista sostenido no parece probable, “una corrección a corto plazo parece mucho más posible”, pronostica Oppenheimer.

En su opinión, no hay que buscar valoraciones extendidas en los mercados de bonos en comparación con los valores para inmunizarse “contra un retroceso de capital”. No es un “mercado bajista sostenido”, aunque hay que valorar el riesgo en su justa medida y no pasarlo por alto.

Leer más: Por qué es mejor invertir tu dinero en lugar de guardarlo en el banco

La experiencia del pasado

Las experiencias pasadas (con el SARS en 2003) revelan que los contratiempos para los mercados a menudo son temporales. Pero la economía de China es “seis veces más grande ahora que antes”, con el turismo en el país pesando un 0,4% de su PIB global. Así, los días de trabajo perdidos en China equivalen a un descanso no planificado de dos meses para todo Estados Unidos, indica el experto.

Marko Kolanovic, analista de JPMorgan realizaba un análisis que se basa en esta misma tesis. Tal y como explica, los inversores han estado “acumulando acciones del sector tecnológico y bonos de baja volatilidad, impulsados por los temores del coronavirus, a medida que los fondos de gestión pasiva crecen”. 

Manteniendo este hilo Kolanovic espera una rotación hacia las acciones value “una vez que el virus desaparezca”. De hecho, cree que esta burbuja de activos “probablemente colapsará” y, como se ha observado en otras situaciones, los títulos infravalorados tendrán “un mejor comportamiento en el largo plazo”.
 

Y además