Los grandes inversores de Silicon Valley se acercan cada vez más a Europa: varios fondos y 'business angels' se acaban de mudar, lo que puede suponer más financiación para las startups españolas

Un hombre disfrazado de unicornio.
Un hombre disfrazado de unicornio.

REUTERS/Mike Blake

  • La relación física entre emprendedores e inversores sigue siendo clave, a pesar de que herramientas como Zoom han facilitado el contacto. 
  • En el último año ha crecido el interés de los fondos e inversores estadounidenses en las compañías europeas atraídos por las altas valoraciones que han recibido estas. 
  • Fondos de capital riesgo como Sequoia, Sutter Hill Ventures o Coatue Management, han abierto oficinas en Londres para seguir sobre el terreno lo que pasa en el viejo continente.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

¡Que vienen los americanos!, retumba 70 años más tarde en el viejo continente. 

Europa está viendo como poco a poco importantes inversores norteamericanos del sector tecnológico se establecen a este lado del Atlántico, atraídos por las altas valoraciones que muchas compañías europeas están recibiendo tras la pandemia del COVID-19. 

Lo sintetizaba en un reciente reportaje la CNBC, recogiendo algunos de los movimientos más destacados del sector en el último año. Uno de los primeros en desembarcar en Europa fue el fondo de capital riesgo Sequoia, una importantísima firma que ha prestado dinero a gigantes como Apple, Google, YouTube, Instagram, Zoom, WhatsApp, LinkedIn o PayPal en sus respectivos inicio. 

A finales del año pasado Sequoia abría su oficina en Londres para tener un contacto más estrecho con el tejido emprendedor europeo. “Estar físicamente sobre el terreno nos permite movernos más rápidamente y nivelar drásticamente el esfuerzo”, explica al medio estadounidense Mat Miller, uno de los socios más veteranos de la firma.

“Yo venía a Londres una semana al mes, pero solo se puede ver y hacer una parte. Pensamos que estar sobre el terreno supondría una diferencia material en nuestra capacidad para encontrar oportunidades antes”, añadía. 

Sutter Hill Ventures, una de las empresas de capital riesgo más antiguas de Silicon Valley, ya ha llevado a cabo sus primeras operaciones europeas en el Reino Unido, según ha podido saber Business Insider tras tener acceso a documentos internos de la compañía y extremo que luego ha confirmado su propio director, Mike Speiser, a este medio. 

100 startups españolas que los fondos y expertos tienen en su radar en 2021

Pero no se trata solo de fondos como Sequoia o el neoyorkino Coatue Management —que tiene previsto también en los próximos meses extenderse físicamente por Europa— sino que la tendencia también se repite entre inversores privados y fichajes en las grandes tecnológicas que quieren ir más allá de la Bay Area.

Por ejemplo, Alex Ferrara, socio de Bessemer Venture Partners y que ha invertido en compañías como LinkedIn y Pinterest, ha confirmado a la CNBC que se mudó de Nueva York a Londres el pasado septiembre. Por otro lado, Lightspeed Venture Partners (Snapchat y Epic Games), ha fichado a Paul Murphy y Ross Mason, dos reconocidos business angels del sector, para que lideraran la oficina del fondo también en Londres. 

“Este es el momento de Europa, hay muchas empresas increíbles que están siendo construidas ahora mismo aquí por fundadores asombrosos”, decía Murphy recientemente en Forbes.

Otro movimiento similar ha sido el del fondo General Catalyst, inversor de Airbnb y Stripe, quien ha contratado a Chris Bichoff, establecido en la capital británica como director general y a Juliet Bailin, como directora, para también explorar de cerca el mercado europeo. 

Una oportunidad para España

Esto es algo que tiene un impacto en España también. Oscar Pierre, CEO y cofundador de Glovo, se lamentaba esta semana de que en Barcelona no estuvieran los grandes fondos de capital riesgo. 

“En nuestra liga, no hemos hecho bien el fundraising comparado con otros competidores. Hemos tenido muchos factores en contra, nacer en Barcelona es uno de ellos”, resumía Pierre en una entrevista en el podcast de Itnig.

“Aunque digan que el mundo es global y puedas levantar pasta por Zoom, tener un venture capital en tu misma ciudad, conocerte, ir a tomar un café, impacta", ha subrayado el fundador de Glovo, destacando la necesidad de que existan más oficinas de venture capital top en España para que las startups nacionales no se queden en una posición de desventaja respecto a sus competidores internacionales.  

A pesar de que las startups españolas han multiplicado su valor conjunto por 5 desde 2015 la inversión en capital riesgo sigue siendo discreta en varias métricas importantes: los fondos que maneja el capital riesgo español en la primera mitad de 2021 respecto a la población son de 77 euros per cápita frente a los 439 euros de Finlandia y Reino Unido, los 1.209 euros por habitante de Suecia o incluso de la media europea, situada en 127 euros por habitante. 

"Esto es importante, estamos felices al ver las cifras de crecimiento, pero los países alrededor están creciendo también. Tenemos que ver esa distancia. Alemanes, franceses, británicos, están creciendo mucho más", subrayaba días atrás el codirector de la gestora de capital riesgo Kibo Ventures, Aquilino Peña, durante una charla en la última edición del South Summit. "Necesitamos fondos más grandes en España", insistía.

Los motivos detrás de este “éxodo”

Según un informe reciente de la consultora EY, la inversión extranjera en Europa descendió un 13% en el año 2020 debido principalmente a la pandemia del COVID-19. Según el estudio se realizaron 5.578 inversiones extranjeras directas en proyectos europeos; un año antes la cifra había sido de 6.412

Sin embargo, los expertos señalan en el informe que “a pesar de las circunstancias sin precedentes, las empresas extranjeras siguen considerando que Europa es fundamentalmente una de las regiones más atractivas del mundo para invertir a largo plazo”. 

Esto se debe principalmente, señalan, a que tiene “un régimen político y normativo relativamente estable, una mano de obra altamente cualificada y unas infraestructuras de transporte, energía y telecomunicaciones comparativamente sólidas”. 

Las startups europeas dan el 'sorpasso' a China: el Viejo Continente alcanza los 296 unicornios, por encima de los 271 del gigante asiático

Pero más allá del clima de estabilidad y la calidad de las infraestructuras europeas, lo que verdaderamente está llamado la atención del capital de riesgo estadounidense, son las altísimas valoraciones que muchas compañías europeas están recibiendo. 

En Europa hay en la actualidad 131 compañías consideradas unicornios —empresas valoradas en más de 1 millón de euros—, de las cuales 61 han logrado esa valoración este mismo año. En el tercer trimestre, de hecho, se han sumado a esta lista hasta 19 nuevas compañías, según datos de Crunchbase.

Estos datos son un reflejo del buen momento que vive el viejo continente, con empresas que llaman la atención al otro lado del Atlántico, como el neobanco Revolut, la empresa de delivery alemana Gorillas o el marketplace francés Mirakl.

Un ejemplo de gran éxito dentro de las fronteras europeas es Hopin, la plataforma de eventos online británica de tan solo 2 años, que lograba el pasado mes de agosto una valoración de 7.750 millones de dólares (alrededor de 6.650 millones de euros), después de levantar una ronda de financiación de 450 millones. 

Otro ejemplo es la compañía neerlandesa ASML, quien se ha convertido en el máximo beneficiario de la actual crisis de microchips que asola al mundo, ya que vende las máquinas necesarias para la fabricación de estos semiconductores. Actualmente acumula una subida en bolsa del 300% en los últimos 3 años, y una capitalización de 265.000 millones de euros. 

Según datos de Pitchbook que recoge la CNBC, en 2021, el número de operaciones de capital de riesgo europeas en las que han participado inversores estadounidenses ha sido de 1.431. Hace una década, fue de 359. El valor de esas operaciones este año ha sido de 50.800 millones de euros.

Otros artículos interesantes:

El fondo de capital riesgo de Amazon ya ha financiado a más de 100 startups: su director comparte 4 consejos para los fundadores que busquen su apoyo

La burbuja de las 'fintech' europeas se pinchará en 2022: un fondo de capital riesgo anticipa mayor regulación y valoraciones inferiores

El fondo de Telefónica y KFund o la última operación de Kibo muestran la madurez del sector del capital riesgo español y dan una llamada de atención a otras grandes corporaciones

Te recomendamos

Y además