Pasar al contenido principal

IU pide a Podemos aceptar una investidura de Sánchez sin entrar en ministerios y el PSOE se cierra en banda: no habrá coalición

Pablo Iglesias
Reuters
  • IU ha planteado a Podemos que acepte un gobierno de Sánchez aunque no se acuerde una coalición y no se obtengan ministerios.
  • Plantea así la vía portuguesa, ya que el primer ministro luso, el socialista Antonio Costa, gobierna desde 2015 en solitario tras un acuerdo programático con otras fuerzas de izquierdas.
  • Dentro de Podemos y los comunes catalanes varias voces han pedido estudiar esta posibilidad.
  • La iniciativa llega en el mismo día en el que la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, ha desechado cualquier posibilidad de reiniciar las negociaciones con Podemos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

IU ha marcado la actualidad política este viernes por la tarde con un inesperado comunicado que ha remitido a los medios de comunicación: quieren que Podemos apoye la investidura de Pedro Sánchez "aun en el supueto de que no existiera acuerdo para constituir un gobierno de coalición con el PSOE, con el fin de evitar una nueva repetición electoral".

De este modo, la coalición de izquierdas, integrada en el grupo parlamentario de Unidas Podemos, ha planteado a su socio mayoritario que estudien la vía portuguesa. En el país luso gobierna desde 2015 el primer ministro Antonio Costa, del Partido Socialista, tras alcanzar un pacto de gobierno con el Partido Comunista y el Bloco de Esquerdas, entre otras fuerzas. Sin embargo, ninguna de ellas entraron en el Ejecutivo.

"En Izquierda Unida entendemos que es precisamente en los momentos más convulsos cuando más firmemente debemos mantener como única guía la defensa de los intereses de las familias trabajadoras", ha remachado IU en el comunicado, en el que ha tildado de "oportunismo" a la actitud de "los partidos que defienden los intereses de una minoría privilegiada".

Leer más: Podemos insta al PSOE a volver negociar cuanto antes: "No hay por qué esperar a septiembre"

De facilitarse esta vía, IU exige igualmente un acuerdo programático con Sánchez.

La vía portuguesa, una idea que no es nueva para Sánchez

Dentro de la dirección de Unidas Podemos siempre se ha mantenido que una vía portuguesa siempre ha sido la principal apuesta del candidato socialista a la investidura, Pedro Sánchez, y su principal asesor político, Iván Redondo.

Esta es la respuesta que siempre se le ha trasladado a la familia andaluza de Podemos, quien también han planteado habitualmente facilitar esta vía de gobierno, así como a los comunes de Cataluña, que también se han mostrado proclives junto a IU a estudiar esta propuesta, según ha avanzado El Confidencial.

El mismo día en el que el PSOE le da un nuevo portazo a Iglesias

En la mañana de este viernes, la portavoz en el Congreso de Unidas Podemos, Irene Montero, ha achacado esta multiplicidad de voces dentro del grupo parlamentario a la "naturalidad" con la que dentro del partido se gestiona la discrepancia y el debate. Lo ha hecho en el último programa de la temporada de La Cafetera de Fernando Berlín.

Montero ha vuelto a plantear un escenario en el que le propondrán a Sánchez formar una coalición. Pero el Ejecutivo en funciones no está por la labor, y el PSOE tampoco.

Leer más: Sánchez lo volverá a intentar: dice que no se resigna ni tira la toalla y alude a la responsabilidad de PP, Cs y Podemos

Este viernes la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, ha dejado lo suficientemente claro que no hay posibilidades de reiniciar las negociaciones. En la noche del pasado jueves fue el propio Pedro Sánchez quien en una entrevista en Telecinco dijo que el propio Iglesias ya se debería estar "arrepintiendo" tras haber perdido una "oportunidad histórica" como es la de que Podemos entrase en el gobierno con ministerios.

"Esa vía ya no está abierta", ha defendido este viernes la propia Calvo, quien ha incidido en que ahora "toca explorar otras opciones".

La propuesta de IU a Podemos y el sonoro portazo del PSOE al partido de Iglesias llegan el mismo día en el que se conoce que el jefe de Estado, el rey Felipe VI, ha decidido no convocar la ronda de consultas de forma inmediata a fin de permitirle a los partidos negociar prudencialmente cómo podría facilitarse la futura investidura.

Y además