Pasar al contenido principal

Calvo insiste en formar un Gobierno monocolor e Iglesias acusa al PSOE de no tener "proyecto de país"

Pablo Iglesias
El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias. REUTERS
  • La vicepresidenta en funciones le ha ofrecido a Unidas Podemos un acuerdo programático a cambio de su apoyo en una futura nueva investidura.
  • Calvo ha defendido esta fórmula como una medida exitosa en otros países de Europa.
  • Iglesias espera que ahora la negociación entre su partido y el PSOE sea "más racional".
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Casi una semana después de la investidura fallida del candidato socialista, Pedro Sánchez, y de que Podemos instase al PSOE a volver a sentarse a negociar antes de septiembre, parece que ambas formaciones siguen sin ponerse de acuerdo para alcanzar un pacto de Gobierno.

Este martes, la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, le ha ofrecido a Unidas Podemos que, a cambio de su apoyo en la investidura, lleguen a consenso sobre un pacto programático que incluya medidas y objetivos concretos.

Acuerdo programático

En una entrevista en RNE, la vicepresidenta le ha hecho este ofrecimiento al partido de Pablo Iglesias tras afirmar que, tras el fracaso de la investidura, hay que trabajar en otras posibilidades: "La fórmula de apoyar al gobierno con objetivos concretos es una buena fórmula, con mucha historia en Europa", ha aseverado.

Calvo ha insistido en que en otros países del continente hay "fórmulas muy ensayadas donde otro partido de izquierda apoya el programa o una parte", ha afirmado antes de añadir que esta solución de convergencia pueda poner en marcha un Ejecutivo que "no dependa de los independentistas".

Aun así, la vicepresidenta ha reconocido que la suma entre PSOE y Unidas Podemos no es suficiente para vertebrar una mayoría parlamentaria, por lo que los socialistas, dice, se verían obligados a hablar con otros partidos "alejados" de Podemos.

Sin 'proyecto para el país'

Por su parte, el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha acusado al presidente en funciones, Pedro Sánchez, de no tener "proyecto para el país" al intentar formar Gobierno primero con Ciudadanos (en la investidura fallida de 2016) y después con Unidas Podemos.

Este lunes por la noche, en el programa Fort Apache que conduce Iglesias, el secretario general de Podemos también aseguró que espera que ahora la negociación entre su partido y el PSOE sea "más racional" e invitó a Sánchez a salir del no hacer nada, algo que considera muy "rajoniano".

En su programa, Iglesias expuso que tras las negociaciones de investidura fracasadas con el PSOE, tiene la impresión de que los socialistas realmente no están dispuestos a subir los salarios: "Hay un mensaje de cara a Europa ineludible, ¿se va a proteger el estado de bienestar? ¿Se van a proteger los salarios y el sistema industrial? O se va a apostar por una precarización de salarios [...] Eso es lo que está tras el debate", se preguntó.

Durante el programa, Pablo Iglesias también afirmó que, para las políticas públicas que lleva a cabo el PSOE, la izquierda "no significa nada", y aseguró que los socialistas solo utilizan el concepto "izquierda" como un elemento "identitario y cultural durante las campañas" electorales.

Derechos sociales y plurinacionalidad

Según el líder de Unidas Podemos en las nuevas negociaciones entre su formación y el PSOE, se deben tratar dos temas: El de los derechos sociales y el de la plurinacionalidad en España. Acerca del segundo, Iglesias expuso que durante 40 años, PP y PSOE gobernaron con estabilidad porque el sistema político y el modelo de Estado eran los mismos. Sin embargo, continuó, el problema de Cataluña ha dinamitado esa estabilidad, e "impide un acuerdo de país".

Iglesias añadió que el PSOE debe ofrecer una solución para Cataluña en clave de país, abriéndose al diálogo con los partidos independentistas que, dice, "están por la labor": "El independentismo no está en la lógica unilateral sino que ha renunciado a su estrategia hace bastante tiempo", concluyó.

A pesar de todo, Iglesias manifestó su optimismo y se mostró convencido de que antes del 23 de septiembre su partido y el PSOE llegarán a un acuerdo para desbloquear la situación política con la formación de un nuevo Gobierno.

Y además