Pasar al contenido principal

'Efecto Iglesias': Así Podemos ha conseguido poner al PSOE entre la espada y la pared en las negociaciones para la investidura

Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados.
REUTERS/Sergio Perez
  • Varios consultores políticos advirtieron días atrás que las negociaciones entre PSOE y Podemos eran como una partida de póker.
  • Tras el debate de investidura y la situación en la que están estas negociaciones, se ve cómo Iglesias le ha ganado una buena mano al socialista.
  • El PSOE se ve entre la espada y la pared y este miércoles ha lanzado un nuevo ultimátum a Podemos.
  • El Confidencial apunta a Educación, Igualdad y Sanidad; El Español lo hace a Igualdad, Ciencia, Transición Ecológica y Hacienda.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Quedan menos de 24 horas para que tenga lugar la segunda y última votación de la investidura y de momento las negociaciones entre el PSOE y Podemos están encalladas. Los socialistas han dado un nuevo ultimátum a Podemos: no van a hacer más ofertas.

Aun así, no es improbable que finalmente haya investidura este jueves. La situación de Podemos hoy es radicalmente distinta a la de la semana pasada: los de Iglesias han conseguido erigirse como una fuerza solvente con la que hay que contar sí o sí para desbloquear la formación del Ejecutivo.

Hasta entonces, los socialistas habían justificado la falta de acuerdos con los morados —tras más de cinco reuniones infructuosas entre Sánchez e Iglesias— con las exigencias de estos últimos.

No fue hasta el debate de la investidura que arrancó el pasado lunes cuando Iglesias reveló que en realidad desde el PSOE no se le habían transmitido alternativas a Podemos a la hora de entrar en diversos ministerios. Fue en un discurso duro y muy aplaudido.

No es la primera vez que Iglesias consigue un golpe de efecto. Este 'efecto Iglesias' ya tuvo lugar en los debates electorales que se sucedieron en la campaña de cara al 28 de abril, tanto en el que tuvo lugar en RTVE como en el que se retransmitió en Atresmedia.

Este 'efecto Iglesias' además le ha servido al secretario general de Podemos para ahuyentar los fantasmas de sucesión que se cernían sobre su partido tras los malos resultados electorales del 28 de abril. No eran pocas las voces que ya dibujaban un paso atrás de Iglesias para que Irene Montero asumiese el control.

Pero, ¿cómo ha conseguido Pablo Iglesias subvertir estas negociaciones en las que Sánchez había conseguido posicionarse como víctima y estaba sacando rendimiento electoral de ello? Los últimos barómetros publicados por el CIS daban cuenta de ello: los socialistas serían hoy los más votados.

Una intervención contundente en el Congreso

En la primera jornada del debate de investidura, la mayoría de los titulares en la prensa española pusieron el foco en el severo encontronazo que tuvieron el candidato socialista a la investidura, Pedro Sánchez, y Pablo Iglesias.

Leer más: 6 claves sobre cómo está gestionando Sánchez sus negociaciones para la investidura, según consultores y politólogos

Mientras que Sánchez advertía a Iglesias que meditase un hipotético voto de Podemos "con la ultraderecha" —en referencia a un voto negativo junto con el PP, Cs y Vox— en caso de que no prosperase ningún acuerdo para formar gobierno, los de Iglesias respondían con contundencia.

Una contundencia que se vio tanto dentro como fuera del hemiciclo.

Por un lado, y desde su escaño, Iglesias relató algunos pormenores de las negociaciones que se habían venido llevando a cabo entre socialistas y Podemos, a cuenta de las carteras que se habían puesto sobre la mesa.

Iglesias se quejaba de que ninguna de las propuestas que desde Unidas Podemos se plantearon contó con un visto bueno del PSOE, y fue más allá: preguntó a Sánchez exactamente qué era lo que les proponía su candidatura.

Leer más: Sánchez no logra la investidura en la primera votación (124 a favor, 170 en contra y 52 abstenciones) y sigue a la espera de que prospere la negociación con Podemos

Rafael Mayoral, cargo de Podemos, advertía a través de Twitter que en su organización solo tienen "dos mejillas".

La intervención de Iglesias, que ha sido muy aplaudida en las últimas horas, ha llegado a ser tema del momento en redes sociales mediante etiquetas como #RespetaMiVotoPedro.

Una abstención con un claro mensaje

Aunque en un primer momento el grupo parlamentario de Unidas Podemos en el Congreso iba a votar en el sentido negativo a la candidatura de Sánchez a la investidura, tras la primera votación se supo que se había decidido por una abstención.

Un cambio de sentido en el voto que no pudo modificar la propia Irene Montero, ya que está de baja y no acudió al hemiciclo, por lo que su voto telemático se registró a primera hora del martes, a las 09.00 horas.

Esta abstención, que además dejó a Sánchez solo con el apoyo del único diputado que tiene el Partido Regionalista Cántabro, provocó que el PSOE encendiese de nuevo la maquinaria para intentar alcanzar un acuerdo de gobierno a pocas horas de que tenga lugar la segunda votación.

La segunda votación, para la que Sánchez necesita una mayoría simple, tendrá lugar este jueves presumiblemente a mediodía, por lo que los márgenes ya son algo estrechos.

Leer más: Sánchez e Iglesias transforman el debate de investidura en una negociación por formar (o no) el gobierno de coalición

A última hora de este martes ya se han conocido algunas de las carteras que se están discutiendo: Educación, Sanidad e Igualdad, según El Confidencial; o Hacienda, Trabajo, Ciencia y también Igualdad, según El Español.

Cambio de tornas

Ahora que Iglesias ha dejado el balón sobre el tejado de los socialistas, los de Pedro Sánchez se han visto reflejados ante buena parte de su electorado —y del resto de votantes de izquierdas— como la organización que ha estado intentando boicotear desde el principio un acuerdo para formar gobierno.

Así, muchos de los análisis que se pudieron leer este martes tras la primera votación de la investidura aducían que, de forma insólita, un debate en el que el candidato —Sánchez— había salido muy mal parado podría ser, precisamente, lo que necesitara el socialista para lograr ser investido.

Leer más: Sánchez pide a PP y Cs que 'retiren las barreras' y agradece el diálogo a Unidas Podemos: así ha sido su intervención

Business Insider España ha publicado esta misma mañana una información que apunta a cómo las probabilidades de que haya un acuerdo de gobierno y por ende, de investidura, son más próximas. Tanto, que este miércoles se han reanudado a toda prisa las negociaciones.

Varios consultores políticos advertían semanas atrás a este mismo medio que ninguno de los dos candidatos; ni Sánchez ni Iglesias, pondrían en peligro la investidura. Que estas negociaciones eran como una partida de poker.

Con los últimos acontecimientos y tras el debate de investidura, Iglesias le ha ganado una buena mano a Sánchez.

Y además