Pasar al contenido principal

Los sindicatos piden a Sánchez que negocie ya con Podemos mientras que la patronal se aferra al ideal de un Gobierno de "estabilidad" y "moderación"

Sánchez y la ministra Valerio se reúnen con los secretarios generales de UGT y CCOO.
Sánchez y la ministra Valerio se reúnen con los secretarios generales de UGT y CCOO. La Moncloa
  • Los secretarios generales de UGT y CCOO han pedido al presidente del gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que negocie con Unidas Podemos. 
  • José Álvarez y Unai Sordo han mantenido una reunión con Pedro Sánchez este jueves dentro de los encuentros que Sánchez está manteniendo con agentes sociales para allanar el camino a la investidura antes de octubre.
  • Los sindicatos han pedido a Sánchez que abandone el "modo investidura" y empiece a pensar en "legislatura", con reproches a PP y Ciudadanos
  • Los representantes de los dos sindicatos mayoritarios han evitado pronunciarse sobre la fórmula de gobierno, pero no cierran la puerta a una coalición.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los secretarios generales de UGT y CCOO han sido claros: quieren que haya negociación entre PSOE y Unidas Podemos.

Los presidentes de la CEOE, Antonio Garamendi, y de la CEPYME, Gerardo Cuerva, han sido más parcos en palabras: quieren un Gobierno de "estabilidad y moderación" que tenga a la empresa "en el centro de sus políticas".

“Si PSOE y Podemos desconfían entre ellos, que negocien con desconfianza”. Pero que negocien. Esa es la máxima que han trasladado los líderes sindicales, José Álvarez y Unai Sordo, tras mantener una reunión con el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

El encuentro entre Álvarez, Sordo y Sánchez ha tenido lugar antes que el de los responsables de la patronal con el presidente del Gobierno en funciones.

Ambas citas se enmarcan en las reuniones que Sánchez está manteniendo con el objetivo de intentar salvar su investidura antes del 23 de septiembre, fecha en la que será la convocatoria automática de nuevas elecciones.

Este sería un escenario que las dos principales organizaciones sindicales de España quieren evitar a toda costa. "Supondría perder 2019 entero". "El país no se lo puede permitir".

El secretario general de UGT ha avanzado que en el encuentro se ha tratado tanto la "situación política del momento en el que estamos, tanto desde el punto de vista económico como social", así como la posición de las organizaciones con respecto a una posible y futura investidura.

En este sentido, el propio Álvarez ha reconocido que Sánchez les ha agradecido a UGT y CCOO la posición que ambas centrales sindicales están manteniendo con respecto a la fórmula con la que alcanzar un acuerdo de gobierno.

Ni Álvarez ni Sordo han querido abundar, a preguntas de los periodistas, si el futuro Gobierno de España debería ser de coalición o repetir fórmulas como la vía portuguesa —en minoría pero con apoyo parlamentario externo—.

"Una negociación deja jirones en la piel, pero deben abordar su responsabilidad"

Sánchez manifestó este miércoles, tras reunirse con el rey Felipe VI en el Palacio de Marivent de Palma de Mallorca, que ahora es él quien "desconfía" de Unidas Podemos —después de que antes de que descarrilara la primera sesión de investidura fuese el líder de los morados, Pablo Iglesias, quien advirtiera que no se fía del PSOE—.

Leer más: Pedro Sánchez coincide con el rey: quiere evitar elecciones pero ahora es él quien desconfía de Podemos

A este respecto, el secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha considerado que la desconfianza la muestran "todos los negociadores". "Una negociación deja jirones en la piel, pero deben hablar del modelo de gobernabilidad de España en un momento de intensísimos cambios en la economía del país".

"La desconfianza que puedan tener unos y otros no es óbice para abordar la responsabilidad que les han dado los ciudadanos. Si tienen desconfianza, tendrán que negociar con desconfianza", ha advertido Sordo.

Tanto Álvarez como Sordo han emplazado al presidente del Gobierno en funciones a comenzar una negociación por un acuerdo programático ya, porque a su entender no queda tanto tiempo "y las cosas hechas en el último segundo siempre salen peor".

Un acuerdo programático, sin cerrar puertas a un gobierno de coalición

Aunque han sido felicitados por no querer pronunciarse sobre el tema, los máximos representantes de las dos centrales sindicales sí han abierto la puerta a que se produzca un gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos.

Han pedido a ambas fuerzas que comiencen ya una negociación para un acuerdo programático y no solo de cara a la investidura, sino a toda la "legislatura". Se han justificado en este sentido enumerando los múltiples desafíos que debe afrontar la economía española.

Álvarez en concreto ha incidido en que "sería bueno que empezáramos a hablar" ya de un "acuerdo programático". "La negociación no tiene por qué tener fin en relación con el proceso programático", ha advertido, con lo que no le cierra la puerta a Podemos para que continúe planteando un gobierno de coalición.

Le ha acompañado Sordo con la misma idea: "No hemos pedido explícitamente que el presidente se reúna con Iglesias ya. Pero que cuanto antes inicien los contactos para retomar las negociaciones, sí. Estamos a 8 de agosto. Puede parecer que el 23 de septiembre queda muy lejos, pero hay que abordar negociaciones que son complejas. Una negociación programática no es tan fácil como parece".

Leer más: Así han reaccionado los partidos políticos a la petición del rey Felipe VI de formar Gobierno

Álvarez ha incidido en que "un acuerdo programático también define las áreas de Gobierno y el peso que tendrá cada uno de los ministerios, y creo que eso seguramente evitaría algunas de las cuestiones que hemos visto en los últimos tiempos", en referencia al proceso de investidura fallido que se vivió en el Congreso a finales de julio.

Los desafíos de la economía española según UGT y CCOO

Ambas centrales han recomendado, eso sí, que ambas fuerzas sumen "una mayoría parlamentaria estable", porque esto sería lo recomendable para acometer "los retos del país".

Se han referido así a las reformas que entienden necesarias y urgentes para paliar la desigualdad y precariedad "instaladas en millones de ciudadanas y ciudadanos", así como para corregir las últimas reformas laborales, derogar la reforma de las pensiones de 2013, actuar en nuevas políticas fiscales "más incisivas", mejorar las prestaciones del desempleo, etc.

Tampoco han olvidado "reformas de carácter estratégico" que buscarían, según Álvarez y Sordo, "adecuar el tejido productivo" en materias como la transición ecológica, la política industrial, la Formación Profesional, la digitalización de la economía o incluso abordar la redacción del nuevo Estatuto de los Trabajadores.

La patronal dibuja un escenario de triple entente con los partidos constitucionalistas

Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, y Gerardo Cuerva, presidente de la CEPYME, han comparecido en la misma sala minutos después de que Álvarez y Sordo hicieran lo propio.

Sin embargo han sido mucho más parcos en palabras: no han querido explicitar ante los medios si prefieren elecciones antes que un gobierno de coalición con Unidas Podemos o un gobierno a la portuguesa.

Lo único que han planteado ha sido que quieren un Gobierno "de estabilidad y moderación", en palabras de Garamendi; y "que tenga a la empresa en el centro de sus políticas", según Cuerva.

Garamendi, sin embargo, sí ha dibujado un escenario de triple entente de "partidos constitucionalistas". Una referencia velada a que PSOE, PP y Ciudadanos se pongan de acuerdo, ya que estas fuerzas constitucionalistas tienen la representación "del 75% del Congreso".

Tanto Garamendi como Cuerva han detenido sus discursos en ahondar en los desafíos de la economía española, y han hecho hincapié en los daños "colaterales" y "externos" fruto de la guerra comercial y la devaluación de divisas que EEUU y China protagonizan desde hace meses.

Y además