Pasar al contenido principal

Desde el desierto de Tabernas hasta la Luna: así es como esta investigación almeriense indaga cómo crear oxígeno a partir de rocas lunares

Hombre en la luna
Getty Images
  • El oxígeno representa uno de los puntos determinantes en los viajes en el espacio.
  • Thorsten Denk, de la Plataforma Solar de Almería, afirma que este proyecto podría volar a la Luna en 2025.
  • Desde su punto de vista, la creación de oxígeno podría "hacer menos difícil" la vida humana en la Luna.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El proyecto Apolo 11 hizo posible el primer viaje a la Luna hace 50 años. Los astronautas que posaron sus pies sobre la superficie del satélite, con Neil Armstrong a la cabeza, definieron aquel hito como "un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad".

Lo que implican en esencia las palabras de Armstrong es que más allá de lo grande que fuera el paso, aquel fue el primero que el ser humano habría de dar en el satélite y en su conquista.

Viajar hasta allí ya está hecho y día a día distintas agencias espaciales del mundo exploran la superficie de la Luna. Pero, ¿y vivir allí? ¿Es algo realizable?

Leer más: China ha encontrado una misteriosa sustancia 'gelatinosa' en el lado oscuro e inexplorado de la Luna

Business Insider España ha hablado con Thorsten Denk, de la Plataforma Solar de Almería (PSA), sobre el proyecto que podría "hacer menos difícil" la vida humana en la Luna.

Tal y como lo define Denk, esta iniciativa "de ámbito astronáutico pretende desarrollar tecnología potencialmente útil para viajes más allá de la órbita terrestre baja". En este punto, hay que diferenciar entre la órbita terrestre baja, que es el espacio que se encuentra entre 200 y 2.000 kilómetros de distancia de la Tierra.

Más allá de la órbita terrestre baja

Más allá de esa distancia los viajes al espacio se complican, teniendo encuenta que la Luna gira a 384.400 kilómetros alrededor de la Tierra.

Esa dificultad radica en que el oxígeno es la sustancia más pesada que se necesita "si uno viaja más allá de la órbita terrestre baja", explica Denk. Por un lado, es el componente pesado del carburante de cohetes y, por otro, es necesario para que los astronautas respiren.

Por ello el proyecto de la PSA persigue la creación de oxígeno a través de la exposición de arena lunar a hidrógeno a 900ºC. Con ello se extrae óxido de hierro que, con la ayuda del hidrógeno se convierte en agua. El siguiente paso consiste en electrolizar el agua para separar hidrógeno, que vuelve a usarse para el paso anterior, y oxígeno.

Leer más: La NASA tiene que hacer dos grandes cambios si quiere enviar astronautas a la Luna en 2024, según astronautas de las misiones Apolo

Preguntado por si este es el primer paso para hacer posible la vida humana en la Luna, Denk afirma que "de cierta manera se puede decir así". En ese sentido, "si se produce en la Luna, futuros astronautas no tienen que traer desde la Tierra el oxígeno para su vuelta", lo que también facilita el transporte de otros materiales o nuevos equipamientos.

La intención de este centro de investigación es conseguir trasladar una carga que pueda realizar este proceso en la Luna en 2025, con el apoyo de la Agencia Espacial Europea (ESA) y otras empresas europeas. Se espera que este proyecto se apruebe a finales de noviembre.

Y además