Pasar al contenido principal

Una investigación liderada por el oncólogo español Joan Massagué abre una nueva vía para tratar la metástasis, responsable del 90% de las muertes por cáncer

El oncólogo Joan Massagué podría haber descubierto una vía para tratar la metástasis
Sloan Kettering Institute
  • Un equipo liderado por el oncólogo español Joan Massagué ha descubierto cómo se produce la metástasis.
  • Esta es responsable del 90% de muertes por cáncer y los resultados de la investigación abren una nueva vía para un posible tratamiento. 
  • Los descubrimientos apartan la teoría de que la metástasis sucede por mutaciones en las células. 
  • El Instituto Sloan Kettering ha iniciado ya pruebas en ratones con tratamiento con anticuerpos. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La metástasis es responsable del 90% de muertes por cáncer y un equipo de investigadores del Instituto Sloan Kettering liderados por el oncólogo español Joan Massagué podría haber descifrado su mecanismo. 

La última investigación de Massagué, publicada en la revista Nature, identifica el papel que juega en los procesos metastásicos la molécula L1CAM. Estudios anteriores del oncólogo ya habían identificado su presencia en las metástasis, pero gracias a esta última investigación, realizada en tumores colorrectales, han identificado el proceso exacto. 

Básicamente, la metástasis ocurre cuando una célula tumoral se reprograma de tal forma que adquiere comportamientos similares a una célula madre regenerativa y puede liberar la molécula L1CAM. En tejidos sanos, la molécula L1CAM se utiliza de forma beneficiosa para reparar roturas. Sin embargo, las células tumorales utilizan el mismo mecanismo para extender el cáncer. 

"Este importante estudio concluye que las células que inician la metástasis utilizan las capacidades naturales de curación de las heridas del cuerpo para propagarse", explica un comunicado del Instituto Sloan Kettering. 

"Las heridas son esencialmente una brecha en la integridad de la capa epitelial de nuestra piel: células que normalmente están unidas estrechamente entre sí para formar una barrera protectora se separan de repente. De manera similar, en la metástasis, las células se desprenden de sus vecinas y adoptan un comportamiento migratorio para llegar a nuevos lugares. Los investigadores sospechan que el sistema de reparación de heridas equipa a ambos tipos de células para sobrevivir a este estado sin anclaje. En el primer caso, permite que las células se desplacen hacia la herida y formen nuevos tejidos; en el segundo, permite que las células metastásicas se desprendan y colonicen nuevos destinos", detalla.

Leer más: 11 tipos de cáncer que están aumentando en niños, adolescentes y jóvenes

"Ahora entendemos la metástasis como la regeneración del tejido equivocado — el tumor — en el lugar erróneo — los órganos vitales distantes", dice Joan Massagué. "Esto no es solo una metáfora. Es literalmente cierto en términos moleculares y fisiológicos", insiste.

Es importante reseñar que las posibilidades de que una célula tumoral logre sobrevivir a la separación del tumor y migrar con éxito a otro tejido para propagar el cáncer son muy pequeñas. Solo el 1% de las células que se desprenden de un tumor lo consiguen, mientras que la gran mayoría mueren. Eso sí, una vez lo han logrado, es muy difícil deshacerse de ellas. 

Además de describir el mecanismo que permite la metástasis, la otra gran conclusión del estudio es que la metástasis sucede por una reprogramación de las células tumorales y no por mutaciones, como se había pensado hasta ahora.

Por otro lado, revela también que las células madre de los tumores primarios son diferentes de las células madre de los tumores causantes de la metástasis. Es decir, los tumores se pueden formar sin necesidad de células que produzcan L1CAM, pero la metástasis no. 

Los descubrimientos cambian la comprensión de la metástasis que se tenía hasta ahora y abren nuevas posibilidades de tratamiento centrados en la molécula L1CAM. El Instituto Sloan Kettering ya ha iniciado ensayos en ratones para tratar la metástasis con anticuerpos que atacan la molécula L1CAM. 

Y además