Pasar al contenido principal

El investigador chino que asegura haber creado bebés modificados genéticamente, investigado y suspendido de empleo y sueldo hasta 2021

He Jiankui.
He Jiankui. Associated Press
  • El investigador chino que afirma haber liderado la creación de los primeros bebés humanos modificados genéticamente en el mundo, se encuentra suspendido empleo y sueldo desde febrero.
  • Sus afirmaciones no verificadas sobre su papel liderando el equipo responsable de los primeros bebés humanos modificados genéticamente han atraído una feroz condena por violar la ética médica, y posiblemente la ley.
  • El investigador, He Jiankui, también está siendo investigado por su universidad.

He Jiankui, en gran parte desconocido hasta ayer, es profesor asociado en la Universidad de Ciencia y Tecnología de China del Sur de Shenzhen (南方 科技 大学 o SUSTC).

El investigador de la provincia de Guangdong ha afirmado haber utilizado la herramienta de edición de genes CRISPR en embriones de siete parejas diferentes durante el tratamiento de FIV, lo que ha tenido como resultado el nacimiento de niñas gemelas este mes.

CRISPR es una herramienta molecular que permite a los científicos editar secciones de ADN. Muchos investigadores están interesados ​​en usar la tecnología para eliminar o tratar enfermedades genéticas, tal y como ha informado previamente Business Insider USA.

El resultado que afirma haber obtenido He con esta herramienta ha sido lograr que las gemelas recién nacidas recibieran inmunidad contra el VIH a través del ADN editado por CRISPR.

Según un informe de Associated Press, He Jiankui ha declarado que el padre tenía la enfermedad y que la madre no. Según recogía el medio, He ha afirmado que su objetivo final era alterar los genes de los bebés de una manera que los protegiera de una futura infección por VIH.

La universidad de Shenzhen se ha distanciado de He en un comunicado emitido este lunes, 26 de noviembre, en el que indica que el investigador habría estado suspendido de empleo y sueldo desde el pasado 1 de febrero de 2018 y que no se esperaba que regresara a su puesto hasta enero de 2021.

La junta académica explica que el investigador habría "violado gravemente la ética y las normas académicas".

"Nuestro centro contratará de inmediato expertos autorizados para establecer un comité independiente para realizar investigaciones en profundidad y publicar información relevante tras la investigación", ha asegurado SUSTC en el comunicado.

Leer más: Este científico chino asegura haber creado los primeros bebés modificados genéticamente, pero la comunidad científica no está muy contenta

El medio chino Caixin ha recogido que He también dirige seis compañías en China, principalmente en el sector de la genética.

Cuando fue contactado por la revista china, un representante de Shenzhen Hanhai Genetic Biology Technology Co. Ltd. —una de las compañías que dirige He—, se negó a decir si conocía el proyecto, asegurando a Caixin que el experimento no se había llevado a cabo en sus instalaciones.

El experimento no ha sido verificado ni publicado en ninguna revista académica.

El periódico estatal de China, People's Daily, publicaba un artículo en su web este el lunes, pero posteriormente la entrada era eliminada. Aunque la versión en inglés recoge un artículo de seguimiento en el que un portavoz del Partido Comunista se aleja de la controversia.

De resultar cierto, el experimento es profundamente controvertido. La edición de genes de esta naturaleza es ilegal en muchos países, y, según Caixin, tal experimentación también está prohibida por los reguladores chinos.

Leer más: La startup que quiere salvar a millones de bebés con tecnología

Más de 120 científicos chinos han firmado una carta condenando la afirmación de He.

"El proyecto ha ignorado completamente los principios de la ética biomédica, realizando experimentos en humanos sin demostrar que son seguros", afirma Qiu Zilong, un investigador de neurociencia de la Academia de Ciencias de China (科学) en Shanghai, autor de la carta.

"Solo podemos describir este comportamiento como una locura".

De acuerdo con el South China Morning Post, la carta se ha publicado en las redes sociales este pasado lunes por la noche y ha sido firmada por científicos de algunas de las principales universidades de investigación de China, como la Universidad de Pekín y Tsinghua, así como instituciones extranjeras, como Stanford en los EE. UU. y La Agencia para la Ciencia, Tecnología e Investigación de Singapur.

Te puede interesar