Un grupo de científicos transforma CO2 en combustible para aviones, un hito que podría ayudar a reducir drásticamente las emisiones de carbono

Combustible de avión

GarysFRP / Getty Images

  • Transformar CO2 en combustible para aviones permitiría reducir al máximo los residuos del tráfico aéreo. 
  • Se trata de una investigación de la Universidad de Oxford que puede utilizar la infraestructura de combustibles de hidrocarburos.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Desde hace unos años, tanto las empresas como los gobiernos están tratando de reducir las emisiones de carbono al medio ambiente para evitar así el daño que hacen estas al planeta, y la investigación es un pilar fundamental para conseguirlo.

El tráfico aéreo genera emisiones de CO2, y se está buscando activamente reducirlas, incluso en un momento en el que algunas aerolíneas cuentan con algunos aviones de su flota estacionados debido a la reducción de los viajes en avión. Ahora, los investigadores de la Universidad de Oxford han conseguido transformar el CO2 en combustible para avión, y esto puede llegar a desembocar en una gran reducción de las emisiones que produce el tráfico aéreo.

La investigación ha sido publicada con todo lujo de detalles en Nature Communications, y se trata de utilizar una mecánica que haría que se pudieran convertir los residuos generados al quemar un combustible fósil en un líquido que se podría utilizar como combustible, aprovechando dichos residuos y logrando reducir al máximo las emisiones.

Se trata de un proceso de combustión orgánica que al aplicar calor sobre ácido cítrico, hidrógeno y un catalizador, hace que se genere un líquido que puede ser utilizado como combustible en un avión. Ya se ha logrado llevar a cabo este proceso en los laboratorios, pero lo ideal sería utilizar CO2 en grandes cantidades para poder generar una gran cantidad de combustible, ayudando de paso a frenar el calentamiento global.

Así puede transformar una aerolínea un avión de pasajeros para transportar la vacuna del coronavirus

Este reciclaje del CO2 es una solución bastante apropiada para la situación actual, teniendo en cuenta que los aviones eléctricos aún no están listos para ser utilizados debido a alguno de los problemas inherentes a los mismos, como el peso de las baterías necesarias para ponerlo en marcha y que a día de hoy imposibilitan la posibilidad de realizar una transición hacia los aviones eléctricos, tal y como está pasando con los coches.

Además, se trata de un proceso económico, sencillo y que utiliza materiales comunes y más fáciles de conseguir que otros métodos que se han visto para utilizar otras sustancias como combustible. Por otra parte, expertos externos al experimento han afirmado que no hay ningún obstáculo científico importante para este método.

Tiancun Xiao, investigador principal de este proyecto, ha afirmado que la infraestructura de combustibles de hidrocarburos puede ser aprovechada y utilizada para este fin. De hecho, está hablando con importantes socios industriales para aplicar esta metodología.

Otros artículos interesantes:

Iberia y Airbus están cerrando un macroproyecto de aviones de hidrógeno para captar subvenciones de Bruselas

Así es por dentro el megaparking de Iberia en Madrid: 85 aviones de diferentes aerolíneas esperan su turno para volver a volar tras la pandemia