Crean la primera generación de ganado genéticamente modificado con CRISPR capaz de producir leche sin lactosa

Vaca

 Jahoo Clouseau/Pexels

  • Investigadores rusos clonaron el año pasado un ternero cuyo propósito es crear la primera generación de ganado que produzca de forma natural leche sin lactosa.
  • El experimento se llevó a cabo con el objetivo de producir leche hipoalergénica para las personas con intolerancia a la lactosa. Para ello, se eliminaron los genes responsables de la proteína beta-lactoglobulina.
  • Expertos de la industria de la alimentación y bebidas se dan cita el próximo miércoles 14 de julio en el XVII Smart Business Meeting, donde hablarán sobre las nuevas tendencias de consumo, los desafíos para el sector, el impacto de la digitalización en la cadena de valor o la sostenibilidad ambiental. Puedes inscribirte en el evento aquí.
  • Descubre más historias en Business Insider España

La primera generación de ganado modificado genéticamente podría venir de Rusia: la esperanza de un grupo de investigadores del Centro Federal de Investigación para la Crianza Animal Ernst Federal, perteneciente al Instituto Skoltech de Ciencia y Tecnología de la Universidad Estatal de Moscú, reside en el primer ternero clonado viable del país ruso que nació el pasado 10 de abril de 2020 con 63 kilos de peso.

De este experimento de edición genética podría nacer la primera leche sin lactosa del mundo producida de forma natural, orientada a las personas que no pueden consumir este nutriente, tanto por alergia como por intolerancia

En la alergia el sistema inmune falla y reconoce un alimento como dañino, mientras que en el caso de la intolerancia a la lactosa, esta se produce por el déficit de la enzima digestiva llamada lactasa, produciendo molestias gástricas, gases y diarrea al ingerir lácteos.

Así fue el experimento

Un equipo dirigido por Galina Singina del Centro Científico Federal Ernst para la cría de animales clonó el ternero sin nombre utilizando el método de transferencia nuclear de células somáticas (SCNT). Con esta técnica los núcleos se transfieren de las células normales de un animal donante a un óvulo y luego se extraen los núcleos. A continuación, el embrión resultante  se implanta en el útero de la vaca que lo gesta y alumbra. 

Los científicos editaron los genes del primer ternero clonado viable de Rusia para eliminar la beta-lactoglobulina, el gen responsable de la intolerancia a la lactosa en los seres humanos, con la esperanza de producir leche hipoalergénica. Los investigadores utilizaron la tecnología CRISPR / Cas9, ganadora del Premio Nobel, para eliminar PAEP y LOC100848610, los genes que representan la beta-lactoglobulina.

Para el ternero clonado se empleó la edición genética con técnica CRISPR.
Para el ternero clonado se empleó la edición genética con técnica CRISPR.

Getty Images

Durante su primer año, la cría se mantuvo en un recinto separado junto con su madre. Tras convertirse en una vaca adulta en mayo, pasó a estar con tras vacas alimentándose de pastos diarios. Según detallan los investigadores, 14 meses después pesa más de 410 kilogramos y parece saludable con un ciclo reproductivo normal.

Este experimento se llevó a cabo con el objetivo de producir leche hipoalergénica. Según el profesor asociado de Skoltech, Sergiev, este experimento beneficiará a la "agricultura del futuro". Los próximos pasos pasan por impregnar a una manada entera de genes editados y por ende, crear la primera generación de ganado capaz de producir de forma natural leche sin lactosa, con la que podrían prepararse otros productos como yogures o quesos.

La beta-lactoglobulina, el principal alérgeno de la leche, no es un objetivo fácil porque hay cuatro copias del gen en el genoma bovino. Hasta ahora, los mejores resultados que han logrado los investigadores son tres de cada cuatro. Según Sergiev, esto es suficiente porque se pueden producir animales "perfectos" sirviéndose de técnicas de cría tradicionales, tal y como recoge News 18.

La intolerancia a la lactosa se trata de una afección causada por la malabsorción de este componente, por la que el intestino delgado no puede digerir o descomponer toda la lactosa que una persona come o bebe. La prevalencia de malabsorción de lactosa en España se estima entre 20- 30% de los niños y del 15-40% en adultos, según datos de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología. 

El artículo donde aparecen los resultados experimentales de las vacas editadas genéticamente se publicó recientemente en la revista Doklady Biochemistry and Biophysics.

Esta no es la única ocurrencia que han tenido en los últimos tiempos los ganaderos rusos: en 2019, con el propósito de conseguir más cantidad de leche y mejor calidad de este lácteo, decidieron poner al ganado cascos de realidad virtual para producir un entorno visual más relajante y agradable y estimular de este modo la producción.

Mientras, numerosas organizaciones ecologistas y animalistas recuerdan que disponer de pastos naturales y luchar contra las condiciones de maltrato y hacinamiento de las granjas industriales de ganadería intensiva es bastante más efectivo que unos cascos de VR.

Otros artículos interesantes:

Qué es la leche dorada o 'golden milk', el superalimento de moda que promete hacer de todo por tu salud

Proteína de hongos fermentados para conseguir 'nuggets' sin pollo, queso sin lácteos y hamburguesas sin carne: la startup por la que apuestan Jeff Bezos, Bill Gates y Al Gore

Abrazar vacas para combatir el estrés: la terapia que ha probado Nuria Roca es un lucrativo negocio en otros países

Te recomendamos

Y además