7 claves para ahorrar en la calefacción ahora que el precio de la factura está por las nubes

Pareja pasando frío en casa
Getty
  • El precio de la factura de la luz está por las nubes y se espera que este invierno sea todavía peor. A esto se le añade el problema de las bajas temperaturas y la necesidad de calentarse.
  • A continuación, se muestran 7 claves para ahorrar en la calefacción ahora que el precio de la electricidad y el gas no paran de subir.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

La factura de la luz no da tregua. Los precios de la electricidad y el gas están por las nubes y no se espera que vayan a bajar en los próximos meses.

A esto hay que añadir que la temperatura es cada vez más baja, algo que seguramente ya estarás notando y que por ahora se puede solucionar con alguna capa extra de ropa.

Sin embargo, en cuanto lleguen los días más fríos del otoño y del invierno será necesario pasar a otras medidas, como el uso de calefacción en casa.

Este año el precio de tu factura se va a disparar si no tienes cuidado al utilizar la calefacción, y esto es igualmente válido tanto si usas un sistema eléctrico como uno de gas.

Aprender a ahorrar en calefacción es básico para sobrevivir a este invierno. A continuación, se muestran 7 trucos para que puedas hacerlo.

Aprovecha las horas centrales del día

Encontrar teletrabajo
Getty

Esta recomendación es básica si no quieres tener la calefacción encendida a todas horas.

Tienes que permitir que la luz del sol entre por las ventanas en las horas centrales del día. De este modo, conseguirás caldear las estancias sin tener que recurrir a otros métodos más caros.

Es importante que no ventiles tu casa en estas horas. Hazlo en cuanto te levantes y durante 10 minutos, antes de que el sol esté actuando al máximo. Basta con unos minutos al día.

En cuanto caiga la noche debes bajar las persianas. Así el calor acumulado durante el día se mantendrá durante más tiempo.

No te pases con la temperatura

Calefacción
Gettyimages

Siempre existe la tentación de poner la temperatura al máximo para estar más cómodo, pero se trata de una creencia engañosa con la que sólo vas a conseguir pagar más.

Según explica la OCU, durante el día la temperatura ideal es de 21 ºC, mientras que por la noche hay que tenerla entre 15 y 17 ºC. Así conseguirás ahorrar hasta un 20% en el recibo de la luz. 

Consulta los precios y planifica el mejor horario

Un termostato.

Pixabay

Con la nueva factura de la luz tienes que estar pendiente de los tramos horarios más baratos de cada día.

Para conocer con detalle las horas más económicas debes consultar los datos del Operador del Mercado Ibérico de Energía (OMIE).

A partir del mediodía, en esta página web aparecen los tramos del día siguiente y puedes consultar a qué hora vas a gastar menos.

El siguiente paso es programar el termostato para que la calefacción funcione en un horario en el que no vayas a invertir demasiado dinero, y que se apague en los momentos caros. 

Toca ajustar la potencia contratada

Una mujer lee la factura de la luz
Getty

Si tienes más potencia contratada de la que utilizas estás cayendo en un desperdicio que afecta en gran medida a tu bolsillo.

Con la entrada en vigor de la nueva factura el pasado mes de junio, existe la posibilidad de que cambies la potencia contratada hasta 2 veces al año de forma gratuita. Para ello tienes que contactar con tu compañía.

Para conocer cuál es la potencia que debes contratar según tus necesidades puedes utilizar el simulador que ofrece la CNMC.

Consigue que tu casa se mantenga caliente por sí misma

Alfombra

Getty Images

No descartes los típicos trucos que te ayudan a tener la casa más caldeada, ya que son necesarios para que la factura de la luz no te salga por un ojo de la cara.

Utilizar alfombras y cortinas oscuras siempre es buena idea, pues estos colores absorben la radiación solar y hacen que la temperatura suba. 

Haciendo algo tan simple como cerrar las puertas vas a favorecer que el calor se mantenga. Usar velas en espacios pequeños también será de ayuda.

En caso de que no sea suficiente, prueba a comprar un radiador de bajo consumo

No olvides purgar los radiadores

Calefacción
getty

Si en los primeros días de frío notas que los radiadores no calientan lo suficiente es posible que necesites purgarlos.

Purgando los radiadores mejorará el rendimiento de la calefacción, haciendo también que la factura sea más económica. 

Para hacerlo tienes que cerrar la llave de paso del agua del radiador, girar la válvula que se encuentra en la parte superior y mantenerla abierta hasta que empiece a salir agua de forma constante, y por último revisar la presión del agua de la caldera y comprobar que se encuentra entre entre 1 y 1,5 bares.

Detectar fugas te ayudará a ahorrar

frio

Getty Images

Las corrientes de aire van a provocar que tu casa esté más fría y que tengas que usar durante más rato la calefacción, con el gasto que conlleva.

Si detectas que a través de una ventana cerrada se cuela demasiado aire tendrás que usar silicona para taparla. Poner burletes en las puertas es otro truco a tu alcance para que no se generen corrientes.

Otros artículos interesantes:

La crisis energética en China ya pasa factura a Inditex, Mango y Tendam: los expertos anticipan una subida de precios y márgenes reducidos a las puertas de Navidad

La inflación alcanza en septiembre su mayor tasa desde 2008: se sitúa al 4% por el encarecimiento de la electricidad

Los sueldos están perdiendo un 2,54% de su poder de compra debido al incremento de la inflación

Te recomendamos

Y además