Así invierte DPM Capital, el hedge fund que asegura que invertir en coches eléctricos es "como ir al casino" y apuesta por monopolios

Pedro Escudero, CEO del hedge fund DPM Capital.
Pedro Escudero, CEO del hedge fund DPM Capital.
DPM Capital
  • Business Insider España conversa con Pedro Escudero, CEO y fundador de DPM Capital, para repasar su filosofía de inversión. 
  • El gestor apuesta el 90% de su capital líquido e ilíquido en el producto. "Soy de los pocos gestores que doy mi teléfono móvil a mis inversores", resume.
  • “Hay más de 100 empresas que producen coches en todo el mundo, por lo que es muy difícil diferenciarse de la competencia”, argumenta sobre la industria de los coches eléctricos. "Apostar ahí es como ir al casino, no sabes ni lo que estás apostando".
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El sector de la gestión de activos siempre se ha configurado como competitivo y generador de miles de millones. Sin embargo, no todo el mundo conoce la receta del éxito. 

Más del 90% de los gestores no consiguen batir al mercado. Es una realidad que impera en todo el mundo. Pero hay excepciones que sí logran batir al S&P 500, índice de referencia de Wall Street.

Business Insider España ha conversado con Pedro Escudero, CEO y fundador de DPM Capital, para repasar su filosofía de inversión, qué observa para anticipar rentabilidades, además de su opinión sobre tendencias tan llamativas como los coches eléctricos o las videollamadas en el panorama de los mercados. 

Escudero se centra, principalmente, en una idea estratégica diseñada para tener rendimientos superiores a la media del mercado. Algo que, en efecto, no sucede en la mayoría de los casos. “Imagínate una profesión donde triunfen los mediocres, pues eso es lo que pasa en el sector financiero”, se lamenta. 

La mayor parte de los gestores se hacen multimillonarios, con una cantidad de activos bajo gestión gigantesca, teniendo resultados que están por debajo del comportamiento del S&P 500. "Esta profesión es única y por eso he decidido ser lo contrario a eso, por lo que no vamos a tamaño, sino que apostamos por tener grandes rentabilidades", resume. 

Según el fundador del hedge fund, si te enfocas en tamaño debes plasmar una manera de invertir muy diferente, creando un fondo de 60 o 70 posiciones en el que es imposible saber lo que está pasando en tu empresa número 60. 

“Imagínate si aplicas la diversificación a los Chicago Bulls de los 90, por ejemplo: que Michael Jordan no tire el 95% de los tiros importantes o que Scottie Pippen no esté en todos los cuartos”, describe Escudero. 

Traducido, eso sería diversificar altamente en las inversiones y con ese método, a su modo de ver, es imposible ganar dinero.

“Al contrario… Si utilizas tus mejores ideas, donde tienes una convicción gigante y dónde has encontrado a esos Michael Jordan (empresas especiales) a unos salarios bajos (lo cual se traduce en entrar a precios baratos) puedes encontrar la fórmula del éxito”, argumenta.

Leer más: Aprende a invertir tu dinero y batir a la inflación

De ahí a que piense que la verdadera pregunta a responder sea por cuánto se consigue batir al S&P 500. “Es la clave que diferencia entre los mediocres de los que realmente valen”, asevera. “El único valor añadido de esta industria es superar al índice de referencia y lo demás es realmente ser otro comisionista que tiene al cliente medio engañado”, alerta. 

En el caso de DPM Capital, en una última nota distribuida a sus clientes, el hedge fund había logrado conseguir una rentabilidad del 25,45% frente al retorno del 9,74% del S&P 500 en el mismo periodo de tiempo.

Todo ello, bajo un modelo de transparencia máxima hacia sus clientes: “En mi caso, prefiero que la relación sea como un matrimonio, que el cliente entienda dónde y cómo invierto; soy de los pocos gestores que doy mi teléfono móvil a mis inversores”

En este sentido, otro apunte de gran importancia es que Escudero tiene más del 90% de todo su capital ilíquido y líquido invertido en el producto en estos momentos. “Mientras la mayoría no tiene nada apostado en su propio fondo, yo apuesto por ese modelo, porque para mí es más que mi profesión: lo es absolutamente todo”, resalta. 

Una teoría de inversión basada en la búsqueda de ganadores con pocos o ningún rival

“Si vas a la microeconomía básica entiendes que las mejores empresas son las que están en un sector donde hay una inelasticidad de esa oferta, donde hay un competidor o dos o tres rivales”, explica. Esto iría relacionado con el concepto de monopolio u oligopolio, aunque, según expone, en el buen sentido de la palabra. 

“Lo que intento decir es que comparándolo con el mundo del fútbol sería centrarse en los Real Madrid o Barcelona, equipos que en el largo plazo no tienen grandes competidores por todo lo que son capaces de generar”, apunta. 

Leer más: 3 cosas que debes entender sobre invertir para ganar dinero en bolsa

Siguiendo este esquema, el CEO del hedge fund señala que es mejor la demanda inelástica que la oferta inelástica, aunque tengas 2 o 3 competidores. “Ahí es donde está la cartera y hay que pasar por unos filtros de sentido común, para después apostar por compañías cotizadas”, resalta. 

Asimismo, fija otro segundo filtro que es apostar por aquellas compañías que crean un modelo de negocio extremo. Es decir, modelos que nadie se atreve a replicarlos.

Las videollamadas o los vehículos eléctricos: tendencias con muchos competidores y que están en plena burbuja

Sobre la digitalización, Escudera cree que va a seguir. La gran diferencia es ver qué negocios van a permanecer. “Todo lo que es tecnología en el mundo de la inversión tiene el hándicap de que es muy cambiante, ya que a un inversor siempre le gusta invertir en cosas que no cambian, en negocios estables”, cuenta. 

“Por ejemplo, una persona puede pasar de Zoom a Facetime, de ahí a Teams y un sinfín de opciones, de tal manera que no existe una ventaja competitiva dentro del sector, lo cual da pistas de lo que puede pasar con Zoom en el futuro”, aventura. Por eso, piensa que hay que enfocarse dentro de la tecnología en los aspectos que son sostenibles. “El proveer al cliente un servicio que sea gratis o eficiente no quiere decir que se tenga que traducir en una buena inversión”, destaca. 

Una misma visión que se puede aplicar al auge del sector de automoción, especialmente en los vehículos eléctricos. Escudero duda del valor que pueden proporcionar en el largo plazo. “¿Cuántas empresas de coches hay?”, comienza preguntando en aras de reseñar la fuerte competitividad y la escasa exclusividad que existe en la industria. “Hay más de 100 empresas que producen coches en todo el mundo, por lo que es muy difícil diferenciarse de la competencia”, explica el fundador de DPM Capital.

“Irte largo o corto en una empresa que fabrica coches eléctricos es una locura”, advierte Escudero. “Apostar ahí es como irte al casino, porque no sabes ni lo que estás apostando (…) Eso no es una inversión y es una especulación, por lo que no tiene ningún sentido desde el punto de vista de inversión financiera”, concluye.

LEER TAMBIÉN: El oro vuelve a ser más refugio que nunca en tiempos de pandemia: los bancos de inversión creen que podría elevar su techo histórico incluso antes de que acabe el año

LEER TAMBIÉN: El otro lado del boom de los coches eléctricos: 13 proveedores de los grandes fabricantes que pueden dispararse en bolsa

LEER TAMBIÉN: Más allá de Huawei: las empresas chinas que se perfilan como las grandes ganadoras en bolsa del despliegue del 5G

VER AHORA: Todos los interrogantes sobre el coronavirus que siguen sin respuesta

    Más:

  1. Mercados
  2. Inversión
  3. Bolsa
  4. Trending
  5. Top