Iomed, la empresa española que utiliza inteligencia artificial para acelerar la investigación clínica, asegura que la pandemia acelerará la inversión en tecnologías de datos aplicadas a la salud

Javier de Oca, cofundador y CEO de IOMED.
Youtube
  • Gabriel de Maeztu, Javier de Oca y Álvaro Abella fundaron Iomed, especializada en transformar las Historias Clínicas Electrónicas (HCE) en datos estructurados para la investigación clínica en 2017. 
  • Tres años después, la compañía cerró 2019 con una facturación superior a los 400.000 euros y tiene la vista puesta en la expansión internacional. 
  • Javier de Oca, CEO de la compañía, explica a Business Insider España cómo funciona su herramienta mediante IA y procesamiento natural del lenguaje y asegura que la crisis del coronavirus va a impulsar la inversión en tecnologías de gestión de datos aplicadas a la salud. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Hace unos años, al doctor Gabriel de Maeztu le tocó recopilar datos a manos para un ensayo clínico que se iba a llevar a cabo en un hospital. El proceso, que se realizaba por completo de forma manual, le resultó tan tedioso que empezó a desarrollar una solución para automatizarlo junto con Javier de Oca y Álvaro Abella que desembocó en el lanzamiento de Iomed en 2017.  

Así recuerda Javier de Oca, actual CEO y desarrollador de negocio de la compañía, el nacimiento de su startup, especializada en transformar las Historias Clínicas Electrónicas (HCE) en datos estructurados para la investigación clínica gracias a la inteligencia artificial y al procesamiento de lenguaje natural. 

"En investigación clínica hay una parte muy manual que consiste en recopilar datos e identificar pacientes", explica de Oca. La forma manual del proceso provoca, según el CEO, retrasos e ineficiencias en un sistema que anda escasos de profesionales "como para estar empleándolos en tareas de poco valor añadido". 

Obsesionados con automatizar ese proceso, los cofundadores de Iomed han desarrollado "algoritmos que leen las historias clínicas, entienden qué información es de interés y la extraen", explica de Oca. 

Leer más: Laura Soucek, la investigadora que se lanzó a emprender para acabar con el cáncer: "Hay muchos tratamientos que aspiran a cronificar el cáncer, pero yo quiero erradicarlo"

Millones de historias clínicas, tres veces el número de pacientes seleccionados y todo en una décima parte del tiempo 

La herramienta de la startup permite revisar millones de historias clínicas al día que convierte en una base de datos estructurada con los valores que puedan tener relevancia clínica. 

Uno de los principales casos de uso de la herramienta de Iomed es que permite identificar con más rapidez a los pacientes que podrían ser seleccionados para un ensayo clínico. 

"Triplicamos la cantidad de pacientes detectados para un ensayo y lo hacemos en una décima parte del tiempo", especifica Javier de Oca. 

La empresa trabaja con hospitales de todo el territorio nacional, sumando proyectos en 27 centros españoles, entre ellos hospitales como el Hospital Vall d'Hebron y el Hospital del Mar, en Barcelona, y el Hospital Universitario Cruces-Biocruces Bizkaia, en el País Vasco

Además de los ensayos clínicos, Iomed tiene en marcha un proyecto con varios hospitales españoles con pacientes de coronavirus para recopilar datos que permitan obtener una caracterización de los pacientes. 

"Antes de procesar nada, anonimizamos todos los datos y toda la información que pueda identificar al paciente", asegura de OCA, que además señala que los datos siempre "se quedan dentro del hospital". 

En cuanto al modelo de negocio, "cobramos por el uso de nuestra base de datos en proyectos conducidos por el hospital", explica. 

Leer más: Made of Genes, la startup española que quiere convertir tu genoma en una enciclopedia que se pueda consultar en cualquier momento

A pesar del idioma, Iomed no tiene los ojos puestos en Latinoamérica (todavía) 

Iomed ha cerrado recientemente una ronda de financiación de 2 millones de euros liderada por el fondo Adara Ventures, que constituye la tercera ampliación de capital de la compañía. 

Las anteriores rondas de financiación fueron de 100.000 y 500.000 euros, destinadas a la adquisición de talento y a la compra de equipamiento tecnológico.  

Esta vez, la inversión irá a financiar la expansión internacional de la compañía y de Oca tiene ya dos destinos claros en mente: "Alemania y Reino Unido". 

Para una plataforma que depende tanto del procesamiento natural del lenguaje, un mercado hispanohablante parecería más obvio, pero el CEO de Iomed explica su elección. 

"Alemania y Reino Unido ocupan el top 3 de países participantes en investigación clínica junto con España", señala de Oca. El CEO también subraya lo que le parece la ventaja más evidente: "Nos une el mismo marco regulatorio, tanto para la investigación clínica como para la protección de datos". 

Leer más: La española Atrys Health se consolida como uno de los líderes mundiales de la telemedicina tras la pandemia: “La inversión va a jugar un papel fundamental”

España es puntera en HCE, pero tiene un gran desafío que resolver 

"España es puntero en la adopción de la HCE", asegura Javier de Oca, que reivindica el liderazgo de nuestro país también en investigación clínica. 

Sin embargo, reconoce que hay un gran obstáculo que impide el desarrollo de la tecnología: "Falta unificación". Los sistemas no son homogéneos, ya no solo entre comunidades, sino entre centros hospitalarios. 

El servicio gallego y el andaluz sí que han unificado el estándar, explica de Oca, pero falta que las demás comunidades hagan lo mismo. En Cataluña, por ejemplo, solo comparten sistema los centros operados por la Generalitat. 

"No son interoperables, lo que genera problemas para compartir los datos y ha sido un desafío durante el coronavirus", asegura el CEO de Iomed. 

En esa línea, de Oca cree que las tecnologías de big data e inteligencia artificial aplicadas a la salud se van a ver muy aceleradas gracias a la pandemia. 

Leer más: Daniel Oliver, el biólogo que cuenta con un equipo de 1.600 científicos encargados de encontrar el Facebook de la biotecnología para que todo el mundo pueda invertir

"La tendencia hacia estas tecnologías ya era clarísima", sostiene de Oca. "Pero es que ahora, la propia naturaleza de la crisis ha puesto de manifiesto las debilidades en la gestión de los datos y este sector está atrayendo mucha más demanda e inversión", señala. 

Aunque señala que ahora mismo la incertidumbre ralentiza las inversiones en todos los sectores, de Oca tiene claro que en cuanto se despejen los interrogantes, "veremos como esto repunta". 

En cuánto a las cifras de su negocio, en 2019, Iomed superó sus objetivos y cerró el ejercicio con una facturación superior a los 400.000 euros, consolidándose como un agente de un sector en auge: se espera que el mercado global de HCE crezca desde 70.000 millones de dólares en 2016 a 120.000 millones de dólares a finales de 2023, según Market Research Future. 

LEER TAMBIÉN: La española Atrys Health se consolida como uno de los líderes mundiales de la telemedicina tras la pandemia: “La inversión va a jugar un papel fundamental”

LEER TAMBIÉN: Algenex, la biotecnológica española que lleva años desarrollando una nueva forma de hacer vacunas a partir de insectos, podría ser la solución en futuras pandemias

LEER TAMBIÉN: Daniel Oliver, el biólogo que cuenta con un equipo de 1.600 científicos encargados de encontrar el Facebook de la biotecnología para que todo el mundo pueda invertir

VER AHORA: Los 4 consejos del CEO de LinkedIn España para buscar trabajo en tiempos de coronavirus

    Más:

  1. Ciencia
  2. Salud
  3. Startups
  4. España
  5. Medicina
  6. Inteligencia Artificial