La escasez de chips para las baterías del iPhone 12 ponen a Apple en aprietos para atender la demanda en el trimestre clave a nivel de ventas

iPhone 12 pro

Apple

  • El coronavirus y las restricciones a Huawei pueden dejar a Apple con problemas en la producción del nuevo iPhone 12.
  • La escasez de un componente esencial para que el nuevo móvil gestione la energía de la batería podría provocar retrasos en el trimestre de su lanzamiento.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Apple va a tener dificultades para atender toda la demanda generada por los nuevos iPhone 12.

Bloomberg apunta que los proveedores del fabricante están teniendo dificultades debido a la escasez de unos componentes: unos chips específicos para la gestión de la batería de los nuevos móviles. Citando a fuentes conocedoras del problema, la agencia detalla que su capacidad para atender toda la demanda que se genere estas Navidades se ha visto mermada.

De momento no está claro cómo va a afectar este nuevo cuello de botella a la producción de los nuevos dispositivos. La razón es fácil imaginársela: la pandemia de coronavirus. Aunque hay otros factores, como por ejemplo la compra masiva de chips que realizó Huawei meses atrás a sabiendas de que iban a entrar en vigor las nuevas sanciones de EEUU que le vetarían acceder a componentes con tecnología norteamericana.

Por qué Apple ha comprado Vilynx: la startup española de análisis de vídeos mediante inteligencia artificial ya competía con tecnologías de Google y Facebook

La escasez es de unos chips que ayudan en la gestión de la batería de los móviles, algo que además es esencial en los nuevos iPhone 12, que necesitan un mayor rendimiento en estos términos debido a las mejoras de su cámara y a su compatibilidad con las redes 5G.

El principal proveedor de chips de Apple, Taiwan Semiconductor Manufacturing Co —TSMC— ya advirtió en octubre que los móviles compatibles con 5G requieren entre un 30% y un 40% más de chips que los móviles 4G, según expone la misma Bloomberg.

Aun con todo, parece que el fabricante del iPhone ya contaba con estos problemas de suministro. "No son una sorpresa" y es "difícil predecir" cómo afectará a la fabricación de los nuevos iPhone 12, detalló Tim Cook, el CEO de la multinacional, en una reciente reunión con analistas. Sin embargo, los problemas de suministro y producción ocurren en un momento complicado para la compañía, cuando acaba de anunciar sus nuevos terminales y por tanto, el trimestre de su ventana de lanzamiento es el más delicado.

De los AirTags a un nuevo iMac: qué va a presentar Apple en su próximo evento del 10 de noviembre

A pesar de todo, Apple cuenta con varios proveedores para sus chips de gestión de la batería. El iPhone 12 Pro utiliza componentes de una firma llamada Texas Instruments Inc para gestionar la energía del sistema que se deriva a la cámara del dispositivo. Incluye semiconductores similares de STMicroelectronics NV y un chip de Qualcomm para su módem 5G.

También hay trabajo adelantado por Apple en el ámbito de la gestión de la batería: en 2018 compró la tecnología y otros activos de Dialog Semiconductor Plc por más de 600 millones de dólares. 

Bloomberg detalla que en la web oficial de Apple para EEUU se han detectado retrasos en los envíos de iPhone 12 Pro hasta finales de noviembre. En China, uno de sus mercados clave, algunos analistas ya cuestionan su capacidad para atender a la demanda, después de que Apple presentara en sus resultados los ingresos más pobres en el mercado asiático de los últimos años y rivales locales como Huawei o Xiaomi estén acaparando cada vez más cuota de mercado.

LEER TAMBIÉN: Apple estaría explorando el desarrollo de su propio motor de búsqueda ahora que la demanda antimonopolio de EEUU puede poner en riesgo su multimillonario acuerdo con Google

LEER TAMBIÉN: Este vídeo muestra cómo de resistente es realmente la pantalla del iPhone 12

LEER TAMBIÉN: Este iPhone 12 cuesta más de 40.000 euros, está fabricado en mármol, cuero y oro, y lo distribuye una marca de superlujo

VER AHORA: Por qué regalamos en San Valentín: el origen de la tradición más romántica