Pasar al contenido principal

El iPhone del futuro se controlará sin necesidad de tocarlo

Mirando un iPhone
Pexels

Apple trabaja en un iPhone que se controlaría mediante gestos según apunta una información de Bloomberg que arrojar algunas pistas sobre cuál será la próxima revolución del smartphone más icónico del mercado.

El medio estadounidense sostiene que esta nueva manera de controlar el iPhone permitirá a los usuarios realizar algunas tareas simplemente moviendo un dedo cerca de la pantalla, pero sin tener que llegar a tocarla. La tecnología no estaría lista para los consumidores hasta al menos dentro de dos años, si es que Apple decide apostar por esta innovadora solución.

De hacerlo, estaríamos ante un nuevo ejemplo de cómo Apple ha revolucionado la manera en la que nos relacionamos con la tecnología: en la década de los años 80 Steve Jobs popularizó el ratón, a principios de la década del 2000 Apple cambió la manera de escuchar música con el iPod y, más recientemente, Apple introdujo la tecnología 3D Touch que responde de manera diferente a la presión que ejerza el usuario sobre la pantalla del smartphone. 

La información, que cita una fuente anónima, explica que la solución de Apple sería distinta a la implementada en el pasado por Samsung a través de la función Air Gesture que permitía controlar algunos de sus dispositivos electrónicos utilizando movimientos específicos con las manos a distancia, utilizando el sensor de proximidad y sensores de gestos integrados en los marcos de la pantalla.

Leer más: ¿De dónde vienen los ingresos de Apple?

Google trabaja desde hace tiempo en un proyecto similar denominado Soli, pero la solución de Apple requeriría estar más cerca de la pantalla e integraría la tecnología en la pantalla en lugar de en los marcos del dispositivo como hacía Samsung.

Un iPhone con una pantalla realmente curvada

Esa información de Bloomberg puede dar unas pistas sobre qué tiene en la cabeza Tim Cook para dar otro golpe al mercado de la telefonía móvil que Apple, a pesar de todas las informaciones que hablan sobre una demanda del iPhone X por debajo de las expectativas, maneja con mano de hierro especialmente a nivel de ingresos.

Mucho más cercana parece la otra novedad del iPhone que anticipa Bloomberg. El medio estadounidense asegura que Apple también trabaja en el desarrollo de un iPhone con pantalla curvada. Una solución que sería muy diferente a la que han introducido otros fabricantes como Samsung, cuyos smartphones tienen pantallas que están únicamente curvadas en los extremos, como también lo está —casi de manera imperceptible— la pantalla del iPhone X, que está fabricada por Samsung.

El iPhone con pantalla curva se parecería mucho más al desaparecido LG G Flex y llegaría con una nueva tecnología a nivel de pantalla, MicroLED, sobre la que ya está activamente trabajando en una fábrica secreta de California.

Estas dos aproximaciones de Apple al futuro de iPhone dejan claro que la compañía busca diferenciar a su icónico smartphone del resto de alternativas presentes en un mercado cada vez más saturado.

Te puede interesar

Lo más popular