Pasar al contenido principal

El iPhone más barato de 2018 ha sido el móvil más popular del mundo este año, lo que es una clara prueba de que la gente está harta de los precios cada vez más altos de los smartphones

iPhone XR.
iPhone XR. Getty Images
  • El iPhone XR fue el smartphone más vendido a nivel global durante el tercer trimestre de 2019, según Counterpoint Research.
  • Se trata de la alternativa menos cara dentro del catálogo de Apple de 2018, que se lanzó a la venta por un precio de 859 euros.
  • Otros teléfonos de Samsung de gama media también figuran entre la lista de teléfonos más vendidos del año, lo que demuestra que la gente no siempre está dispuesta a pagar más de 1.000 euros por un nuevo móvil. 
  • Descubre más historias en Business Insider España
Análisis Faldón

El teléfono más vendido en el mundo durante el último trimestre de 2019 no fue el Galaxy S10 de Samsung ni el nuevo buque insignia de Apple.

El iPhone XR consiguió captar el 3% del mercado durante ese periodo de tiempo y también ha sido el teléfono más vendido cada trimestre desde el cuarto trimestre de 2018, tal y como apunta la consultora Counterpoint Research. Además, las ventas del teléfono representan más de una cuarta parte de las ventas de teléfonos inteligentes de Apple.

El liderazgo del iPhone XR en esta lista habla de una tendencia más amplia que también es evidente en el resto del ranking. La mayoría de los teléfonos son de gama media y tienen un precio inferior al de sus buques insignia. Los Galaxy A se colaron entre los más vendidos del trimestre, por ejemplo, mientras que ninguno de los productos de la familia Galaxy S10 estaba en la lista. El iPhone 11 que cuesta unos 300 euros menos que su versión Pro, también consiguió entrar al ranking. 

Leer más: Este analista cree que, después de crecer un 85%, Apple valdrá más de 2 billones de dólares dentro de 3 años

Una de las razones más evidentes es que las características de teléfonos premium también están comenzando a llegar a teléfonos más baratos, tal y como apunta el informe de Counterpoint

El Galaxy A50, que tiene un precio de unos 300 euros, viene con una cámara de triple lente y una pantalla sin marcos, por ejemplo. 

El iPhone 11 también tiene una pantalla sin bordes, una cámara ultra gran angular y el mismo procesador de la versión Pro. Otros dispositivos que aparecen son la serie A de Oppo, Redmi de Xiaomi y el Huawei P30. 

Los crecientes costes de los smartphones

The rising costs of smartphones
Hollis Johnson/Business Insider

El hecho de que tantos teléfonos de gama media se encuentren entre los más vendidos deja clara la tendencia de que no mucha gente quiere gastarse cerca de 1.000 euros en un nuevo terminal a pesar de que esta sea la norma actual.

Un informe de NPD Group publicado en diciembre encontró que menos del 10% de las personas de Estados Unidos se gastarían más de 1.000 dólares en un nuevo móvil.

Pagar 1.000 euros por un teléfono puede ser lo habitual en el mercado actual, pero los teléfonos no siempre fueron tan caros. El iPhone 7, que se lanzó en 2016, tenía un precio de 769 euros. A medida que los teléfonos han implementado funciones más avanzadas como la pantalla sin marcos o el reconocimiento facial, los precios se han disparado. 

Una nueva línea de teléfonos más baratos

A new crop of cheaper smartphone
Hollis Johnson/Business Insider

Durante el último año, las grandes empresas tecnológicas como Apple, Samsung o Google también han empezado a lanzar versiones más baratas de sus teléfonos inteligentes junto a sus versiones premium.

Apple lanzó el iPhone XR el año pasado y el iPhone 11 en 2019. Google apostó por el Pixel 3A que heredó varias características de su hermano mayor y Samsung presentó el Galaxy S10e en febrero de 2019.

Es probable que estos lanzamientos intenten conseguir que los consumidores se actualicen ya que actualmente los usuarios aguantan más tiempo con sus dispositivos. 

La popularidad del iPhone XR es otra señal de que no todo el mundo está dispuesto a pagar más de 1.000 dólares por smartphones de primera línea.

Y además