Pasar al contenido principal

iQiyi se dispara en bolsa ante los rumores de una fusión con Tencent para crear el mayor gigante mundial del streaming, con más suscriptores que Netflix

La app para móviles de iQiyi
Reuters
  • Durante los últimos meses, la pandemia del COVID-19 ha puesto de manifiesto que el sector de la tecnología es el que está mejor posicionado para resistir los varapalos derivados del confinamiento.
  • Uno de los segmentos que mejor dinámica ha mostrado en su actividad y desarrollo alcista en los mercados ha sido el del streaming, como se ha observado con el rally alcista de Netflix.
  • En este sentido, Tencent e iQiyi estarían explorando una fusión que le haría competir con Netflix y provoca que la segunda de las empresas tenga un mayor potencial en los mercados.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las empresas tecnológicas están experimentando un auténtico furor bursátil, pese a la crisis del coronavirus. Durante los últimos meses, la pandemia del COVID-19 ha puesto de manifiesto que el sector de la tecnología es el que está mejor posicionado para resistir los varapalos derivados del confinamiento. De ahí al rally alcista experimentado por Amazon o Microsoft. 

Uno de los segmentos que mejor dinámica ha mostrado en su actividad y desarrollo alcista en los mercados ha sido el del streaming. Solo basta con ver la cotización de los títulos de Netflix en Wall Street, que se han revalorizado más de un 36% desde comienzos del ejercicio. 

Sin embargo, se trata de un tipo de negocio en el que cada vez existe más competencia, no solo en Estados Unidos, sino en el resto del mundo. Y es que en China se está gestando un movimiento corporativo que trata de hacer sombra a la firma estadounidense. Tal y como informó la agencia Reuters, los gigantes de Tencent e iQiyi están explorando una fusión que podría crear la mayor plataforma de contenidos, con más suscriptores que Netflix.

Tencent busca convertirse el un accionista mayoritario en el capital social iQiyi, según la agencia, con una estrategia diseñada para reducir los costes del servicio y contrarrestar la competencia.
iQiyi, que a principios de junio contrató al ejecutivo de Netflix Kuek You-Chang para ayudarle para el lanzamiento mundial de la marca, es propiedad de forma mayoritaria por el gigante chino de las búsquedas Baidu. La empresa tiene una participación del 56% y controla más del 90% del poder de voto en la junta de accionistas.

En este sentido, las mismas informaciones señalan que Tencent se habría acercado, pero no está claro si ha hablado directamente con iQiyi o cómo se cuajaría el proceso de fusión.
Asimismo, tanto iQiyi como Tencent disponen de más de 110 millones de suscriptores, lo que se traduce en que una operación conjunta podría superar los 182 millones de clientes de Netflix.

Leer más: Cómo invertir en bolsa desde cero: 12 consejos para principiantes 

iQuiyi tiene más espacio para crecer en bolsa

Lo llamativo es que esta especulación está generando sus efectos en los mercados, especialmente para iQuiyi. Sus acciones se han disparado cerca del 40% desde el pasado 12 de junio, mientras que muchos analistas consideran que, ante tal operación, podrían tener más espacio para crecer en bolsa. 

Tina Long y Ashley Wu, analistas de Credit Suisse, explican en un informe distribuido a sus clientes que creen que los títulos de la compañía tienen más potencial en los mercados, ya que si iQiyi y Tencent Video se aliasen, especialmente en los costes del contenido, generarían una “máquina de hacer dinero importante”. Pero aún más allá, con la deuda de iQiyi y el desembolso de dinero se necesita “más capital antes del próximo trimestre”, por lo que aumentan las posibilidades de que la operación corporativa llegue a buen puerto.

Por su parte, Bo Pei, analista de Oppenheimer, comenta en un informe destinado a clientes institucionales que iQuiyi tiene capacidad para “crecer más que hasta ahora en los mercados, con las noticias sobre la fusión aumentando”. De ahí a que aumentasen su recomendación hasta “comprar”. 

Según la última publicación de resultados, la compañía reportó unos ingresos trimestrales de 7.650 millones de dólares y unas pérdidas netas de 2.870 millones. En comparación, el año pasado la firma tuvo una facturación de 6.990 millones y unas pérdidas netas de 1.810 millones.

Y además