Pasar al contenido principal

IRPF 2020: cómo calcular cuánto me tienen que retener

Una mujer escribe notas delante de la pantalla de un ordenador
Getty Images
  • Hacienda tiene en cuenta tu situación personal para calcular las retenciones en la nómina.
  • El salario y el tipo de contrato también influyen en el cálculo de las retenciones de IRPF.
  • El resultado de la declaración de la renta dependerá de las retenciones durante el año.
  • Es posible pedir a la empresa que suba las retenciones de IRPF si son bajas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

¿Quieres evitar sustos en el resultado de la declaración de la renta? La forma de conseguirlo más allá de los consejos para ahorrar en impuestos es ajustar las retenciones de IRPF en la nómina. Calcular bien este dato hará que no haya que pagar al hacer la renta, aunque no porque no estés ahorrando en impuestos, sino porque ya los has adelantado mes a mes.

En realidad, las retenciones en la nómina son un dinero que se paga a Hacienda todos los meses a cuenta del IRPF. Es decir, un adelanto que los ciudadanos hacen al fisco y al estado en previsión de lo que después habrá que pagar en la declaración de la renta.

Así, el Estado puede financiar sus gastos e inversiones por un lado y se asegura de que tienes dinero para pagar la renta, por otro. Al haber adelantado buena parte del dinero, si sale a pagar porque te han ido reteniendo menos de la cuenta, la cantidad será menor. Esto también ayuda a que el ciudadano no tenga la sensación de pagar tantos impuestos.

Leer más: Claves para entender tu nómina de una vez por todas

Cómo calcular las retenciones de IRPF en la nómina

¿De qué dependen esas retenciones de la renta? Hacienda tiene en cuenta varios datos a la hora de calcular el porcentaje que restará de la nómina de los trabajadores.

La situación personal y familiar

Al hacer la declaración de la renta Hacienda tiene en cuenta la situación personal de cada contribuyente, desde su estado civil hasta su edad pasando por si tiene o no hijos o personas mayores a su cargo o si tiene algún grado de discapacidad. El cálculo de las retenciones de IRPF en la nómina lo reflejan.

Para ello toman como punto de partida el mínimo personal y familiar que se usa en la renta. La consecuencia es que pagarán menos las personas con hijos y también quienes tengan familiares mayores de 65 años a su cargo. El grado de discapacidad del contribuyente es otro elemento que ayuda a reducir las retenciones de la renta.

Esta es la cantidad que se resta de tus ingresos para calcular el IRPF en función de tu situación personal.

Mínimo del contribuyente

General

5.550 €

Más de 65 años

5.550 € + 1.150 €

Más de 75 años

5.550 € + 1.150€ + 1.400 €

Mníimo por descendientes
(menores de 25 años o discapacitados)

2.400 €

2.700 €

4.000 €

4º y siguientes

4.500 €

Descendientes menores 3 años: se incrementará
el anterior en

2.800 €

Mínimo por ascendientes

Más de 65 años o discapacitado

1.150 €

Más de 75 años

1.150 € + 1.400 €


Además, dependiendo también de esta situación la empresa te practicará o no retención según estas tablas:

 

Número de descendientes

Situación familiar

 

0 1 2 o más
Situación 1- Contribuyente soltero, viudo, divorciado o separado legalmente --- 15.947,00 € 17.100 €
Situación 2- Contribuyente cuyo cónyuge no obtenga rentas superiores a 1.500 euros, excluidas las exentas 15.456,00 € 16.481,00 € 17.634,00 €
Situación 3- Otras situaciones 14.000,00 € 14.516,00 € 15.093,00 €

Por eso mismo es tan importante informar a la empresa de cualquier cambio en la situación personal a lo largo del año.

La duración del contrato y el tipo de ingresos

Las retenciones también tienen en cuenta la duración y el tipo de contrato. Como norma general, los contratos temporales están sometidos a una retención menor. Así, por ejemplo, la empresa puede practicar una retención fija del 2% a quienes se han incorporado a mitad de año con un trabajo temporal.

Por eso mismo está tan extendido el mito de que si has tenido dos trabajos en un año te tocará pagar más impuestos. En realidad, lo que ocurre es que las retenciones son menores y lo que no has pagado durante el año se ajusta al hacer el IRPF.

Leer más: Cómo hacer la renta, conjunta o individual

El salario que percibes: así actúan las tablas de IRPF

La última parte de la ecuación son las tablas de IRPF 2020. Si te preguntas cómo podemos saber cuánto te corresponde pagar en el IRPF y cuánto debería retener Hacienda, la respuesta se encuentra en los tramos de IRPF.

Estos tramos se aplican de forma progresiva sobre el salario mensual e incluso las pagas extraordinarias.

Tramos de IRPF 2020 para hacer la declaración de la renta

De estos tramos surge la cantidad concreta que se retiene en la nómina cada año.

Un ejemplo de retenciones de IRPF

Nada como un ejemplo para terminar de entenderlo. Para el mismo vamos a usar a un trabajador de 34 años, soltero y con un salario de 30.000 euros ¿A cuánto ascenderían sus retenciones? Según los datos de la herramienta de Hacienda para calcular la retención de IRPF a 4.938 euros con un tipo del 16,46%.

Este sería el resumen:

  • Base para calcular el tipo de retención: 26.095 euros
  • Mínimo personal y familiar para calcular el tipo de retención: 5.550 euros
  • Tipo de retención aplicable: 16,46%
  • Importe anual de las retenciones e ingresos a cuenta: 4.938 euros

Esta herramienta de la Agencia Tributaria es la que utilizan las empresas para sus cálculos y también en la que se basa el Modelo 145 de retenciones sobre rendimientos del trabajo con la que hay que comunicar a la empresa cualquier cambio significativo en la situación personal.

Leer más: Rentas exentas de pagar impuestos en el IRPF

Retenciones especiales para consejeros y administradores

Los rendimientos de trabajo de consejeros y administradores de empresas están sujetos a una legislación especial. A este tipo de ingresos se aplica una retención fija en función del tamaño de la empresa.

En concreto, cuando el importe neto de la cifra de negocios de la compañía el año anterior fue superior a 100.000 euros, la retención será del 35% y cae hasta el 19% cuando la cifra es menor a los 100.000 euros.

Las retenciones de los autónomos

Las retenciones de IRPF de los autónomos son mucho más sencillas que las de los trabajadores por cuenta ajena. A diferencia de los asalariados, los autónomos aplican una retención fija en las facturas que envían a sus clientes. El tipo de retención depende de la actividad profesional por un lado y del tiempo que lleven trabajado por cuenta propia.

Con carácter general la retención es del 15%, mientras que los nuevos autónomos pueden aplicar una retención de IRPF reducida del 7% durante el primer y segundo año de actividad.

Adicionalmente, determinadas actividades profesionales como los recaudadores municipales o los mediadores de seguros deben también aplicar una retención del 7% en sus facturas.

Y además