Pasar al contenido principal

El Gobierno creará un índice estatal de precios de alquiler de vivienda a partir de las declaraciones de IRPF anónimas

Un portero limpia el portal de un edificio en Madrid con carteles de pisos en venta y en alquiler
Reuters
  • El Gobierno creará un índice estatal de precios de alquiler de vivienda a partir de cruzar las declaraciones de IRPF anónimas con la base de datos del Catastro, según ha adelantado esta mañana El País.
  • El nuevo sistema deberá estar listo antes de su puesta en marcha, en noviembre, aunque dependerá de otros factores, como la investidura del Gobierno.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Gobierno está trabajando en la creación del sistema estatal de índices de referencia del precio del alquiler de vivienda, para el que se ha decidido que la Agencia Tributaria empiece a cruzar sus datos de declaraciones de IRPF anónimas con la base de datos de la Dirección General del Catastro, aunque se añadirán más variables en los próximos meses, según han informado a Europa Press en fuentes del Ministerio de Fomento.

Así se ha decidido en el marco del grupo de trabajo para la elaboración del Sistema Estatal de Índices de Referencia del precio de alquiler, en el que se ha consensuado que la AEAT empiece a cruzar sus datos con la base de datos de la Dirección General del Catastro, lo que en la práctica supone utilizar las declaraciones del IRPF de forma anónima para conocer las rentas que se cobran a los inquilinos y configurar en buena parte la nueva referencia de precios.

No obstante, desde Fomento apuntan que en los próximos meses se seguirá trabajando para valorar e incorporar sucesivas medidas, por lo que previsiblemente se tendrán en cuenta otras variables para la configuración de la estadística.

Leer más: Así es el perfil de quienes viven de alquiler en España: mujer, menor de 34 años, viviendo con su pareja y de clase media alta

El pasado 30 de mayo se celebró la primera reunión del grupo de trabajo para la elaboración del Sistema Estatal de Índices de Referencia del precio del alquiler, presidida por el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura.

También se convocó como colaboradores a representantes de la Agencia Tributaria, la Dirección General del Catastro, el Banco de España, el Instituto Nacional de Estadística (INE), Presidencia del Gobierno y a José García Montalvo, catedrático de Economía de la Universidad Pompeu Fabra.

Tras esa primera reunión se acordó nombrar un grupo técnico de trabajo, que también coordinaría el Ministerio de Fomento, para avanzar en la metodología y en su proceso de desarrollo.

Desde entonces se ha venido trabajando en dicho grupo técnico y exponiendo, por parte de todos los miembros, los datos que cada uno puede ofrecer para elaborar este sistema estatal de índices de referencia. Hasta el momento, y como primer paso, se ha decidido que la AEAT empiece a cruzar sus datos con la base de datos de la Dirección General del Catastro, tal y como ha adelantado este lunes El País.

El Ejecutivo trabaja en la creación de este nuevo sistema de referencia de precios de alquiler de vivienda con objeto de dar cumplimiento a lo establecido en la disposición adicional segunda del real decreto-ley del pasado mes de marzo de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler.

Leer más: 4 gráficos que muestran dónde es más rentable alquilar un piso en Airbnb que un alquiler a largo plazo

Dicha norma establece que los trabajos se realizarán dentro del plazo de 8 meses, lo que sitúa noviembre como la fecha objetivo para que el nuevo sistema de referencia de precios vea la luz, si bien dependerá de otros factores, como la investidura del presidente del Gobierno y la conformación del nuevo equipo ejecutivo.

Los objetivos recogidos en el decreto para la elaboración de este sistema estatal de índices son garantizar la transparencia y el conocimiento de la evolución del mercado, aplicar políticas públicas que incrementen la oferta de vivienda asequible y facilitar la aplicación de medidas de política fiscal.

Y además