Iryo se prepara para empezar a competir con Renfe y Ouigo en 3 meses, con 80 conexiones diarias

Tren de iryo

Iryo

La pandemia por el COVID-19 provocó el retraso de la puesta en marcha en la primera mitad de este año de Iryo, el nuevo operador de trenes de alta velocidad en España, pero ya queda menos: antes de que acabe el 2022 la maquinaria estará en funcionamiento.

El plan de negocio al que tuvo acceso El Economista el pasado junio ya adelantaba que Iryo comenzaría sus operaciones en noviembre, y ahora lo confirma (arrancará en 3 meses) su consejero delegado, Simone Gorini, en una entrevista a La Información, en la que anuncia los planes de la compañía y algunas modificaciones introducidas desde entonces.

Iryo, participada por accionistas de Air Nostrum y la pública italiana Trenitalia, competirá con las marcas de Renfe (Ave y Avlo) y con Ouigo, marca comercial low cost de la operadora pública francesa SNCF, pero no pretende entrar en una batalla por los precios bajos con estas.

11 alternativas a un verano de viajes con inflación

De acuerdo con Gorini, la estrategia se basará en una modalidad de 4 tarifas diferentes en función de la gama que se elija, pero ninguna de ellas estará orientada al bajo coste. Cada una tendrá su propia oferta gastronómica y unos precios regidos por un sistema dinámico que variará durante todo el día, recoge La Información.

El cliente al que busca captar la nueva compañía es el pasajero de negocios —priorizado frente al que se desplaza por ocio y turismo—, que representa en España más de la mitad de viajeros en tren: el plan de negocio de Iryo ya anunciaba el objetivo de operar en la mayor parte de las capitales de provincia en los próximos años y que busca ser "el operador pensado para las necesidades de las empresas".

En línea con esto, el compromiso en cuanto a los futuros horarios será llegar a los destinos "a muy primera hora de la mañana", con hasta 80 conexiones diarias, sin contar las de las paradas intermedias: serán 32 viajes entre Madrid y Barcelona, a los que se suman 16 frecuencias en su paso por Zaragoza y las mismas a Valencia, 4 diarias a Alicante, 12 a Sevilla y otras tantas a Córdoba y 10 a Málaga en una primera fase.

Las estaciones de trenes más bonitas de España que merece la pena visitar solo para deslumbrarse con su estilo

De esta forma, la operadora de trenes mantiene su previsión de transportar a 8 millones de personas (30% del mercado) durante el primer año y a un total de 50 millones en su primera década en España, por medio de una flota de nuevos trenes de última generación del modelo Frecciarossa 1.000 que contarán con wifi a alta velocidad y conectividad 5G, según informó el año pasado.

Antes, eso sí, deberá resolver los últimos flecos pendientes, entre los que figuran varios cambios en materia de regulación: la solicitud al gestor ferroviario Adif, parcialmente rechazada por la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC), incluye reducir de manera significativa sus planes de capacidad respecto a su conexión con Alicante y una bajada de los cánones, recoge el medio.

Asimismo, queda la estampa de las firmas para que se formalice la entrada como máximo accionista de Globalvia, lo que supondrá su vuelta a la alta velocidad española, así como que Trenitalia quede como propietario mayoritario por delante de Air Nostrum.

Otros artículos interesantes:

El plan de Iryo, la otra alternativa barata al AVE, para su desembarco en España: 32 conexiones entre Madrid y Barcelona desde noviembre

Ilsa competirá en alta velocidad con Renfe y SNCF bajo la marca Iryo

11 alternativas a un verano de viajes con inflación

Te recomendamos