Pasar al contenido principal

Isabel II tiene una fortuna de casi 450 millones, ¿cómo lo ha conseguido?

Familia Real Británica 1
Podríamos decir que la familia real tiene dinero antiguo Ben A. Pruchnie / Stringer / Getty Images
  • La mayor parte de la riqueza de la monarquía británica se deriva de tierras heredadas e inversiones.

  • Los contribuyentes también financian a la familia real a través de un "subsidio soberano" emitido por el Tesoro.

  • La familia real ha recibido críticas por la gestión de sus finanzas en el pasado, además de por ciertas inversiones que salieron a la luz en los Paradise Papers.

Podría decirse que la familia real posee dinero antiguo. Con siglos de antigüedad, para ser exactos.

De acuerdo con Forbes, la reina Isabel II tiene una fortuna privada de 530 millones de dólares (unos 450 millones de euros). Forbes también informa que la monarquía británica contribuye con unos 1.800 millones de libras (2.040 millones de euros) anuales a la economía del Reino Unido, incluyendo 550 millones de libras (625 millones de euros) en turismo.

Los contribuyentes británicos financian a la familia real a través de un "subsidio soberano" emitido por el Tesoro. En 2018 el subsidio alcanzará unos 104,8 millones de dólares (84,86 millones de euros). Eso supone 65 peniques (74 céntimos de euros) por contribuyente al año, según el diario The Boston Globe.

Pero, ¿cómo ha llegado a tener la familia real británica una fortuna de tal magnitud?

La Corona –que no la reina Isabel – mantiene lujosas residencias y objetos en usufructo

Corona Imperial Británica
Corona Imperial del Estado Pool / Getty Images

La reina en sí misma no es propietaria de tesoros como las Joyas de la Corona o la Torre de Londres.

Dichos tesoros nacionales son parte de la Colección Real, que la monarca mantiene en usufructo para la nación. La colección se compone de miles de cuadros, tapices, piezas de mobiliario, fotografías y otros objetos, repartidos entre las numerosas residencias reales. Ciertos palacios, como el Palacio de Buckingham y el Castillo de Windsor, son también posesiones en usufructo.

Isabel II es propietaria personal de ciertos artículos de la colección, incluyendo una inmensa colección real de sellos heredada de su padre, el rey Jorge VI. También es dueña de la casa de campo Sandringham House, valorada en 55 millones de euros, y del castillo de Balmoral, una propiedad situada en Escocia y valorada en 120 millones de euros, según Fortune.

 

El Tesoro subvenciona a la Corona con una suma en metálico, el subsidio soberano

Reina Isabel con Corona
Reuters / POOL new

El subsidio soberano tiene el propósito de cubrir los gastos de Isabel II debido a sus labores oficiales como monarca, incluyendo viajes, recepciones y el mantenimiento de sus propiedades, según The Mirror.

El subsidio soberano supone un 15% del beneficio anual de las Propiedades de la Corona. La cantidad asignada a la monarca no puede verse reducida de un año a otro, incluso si las Propiedades de la Corona obtienen malos resultados. La Oficina Nacional de Auditorías tiene carta blanca para auditar el subsidio.

Este arreglo no ha estado siempre libre de críticas. El subsidio fue revisado en 2015, principalmente debido a que la reina ganaba demasiado dinero, según informó Business Insider.

The Guardian informó de que el subsidio había aumentado del 15% al 25% los beneficios de las Propiedades de la Corona, para poder pagar las reforma del Palacio de Buckingham.

La Reina Isabel II también tiene sus propios ingresos personales, y pagó impuestos sobre la renta por primera vez en 1992, tras el incendio que devastó su castillo favorito

Reina Isabel II feliz
La Reina Isabel II Andrew Redington / Getty Images

La reina Isabel tiene una fortuna personal de 450 millones de euros, informa Forbes. Y, de acuerdo con las legislación vigente, no tiene obligación de pagar ningún impuesto sobre su riqueza.

"La soberana no está sujeta a pagar impuestos sobre sus ingresos, ganancias capitales o impuestos de sucesiones"según The Economist.

Tales expectativas cambiaron después de que una de sus residencias favoritas, el castillo de Windsor, fuera devastada en un incendio en 1992, como explica el Daily Mail.

El fuego encendió la controversia sobre quién debía hacerse cargo de los gastos por los daños. Finalmente la Reina empezó a pagar impuestos por sus ingresos. De acuerdo con la BBC, es la primera monarca en pagar impuestos desde los años 30.

Business Insider informó que la reina también hace pagos voluntarios a la autoridad fiscal del Reino Unido, HM Revenue and Customs, a cuenta de impuestos de ganancias capitales e impuestos de sucesiones.

El subsidio soberano está exento de impuestos por sí mismo.

La reina Isabel y el príncipe Carlos reciben ingresos de dos ducados con raíces medievales, revelados en la filtración de los 'Paradise Papers'

Principe Carlos besamanos Isabel II
La Reina Isabel II WPA Pool / Getty Images

La reina Isabel II y su hijo y heredero, el príncipe Carlos de Inglaterra, se han visto envueltos en una tormenta financiera cuando sus nombres aparecieron en los recientemente filtrados Paradise Papers.

El ducado de Lancaster —una propiedad privada establecida inicialmente por Juan de Gante, el hijo menor del rey Eduardo III— ha sido heredada de monarca a monarca desde el año 1399. Los fondos del ducado revierten en la Bolsa de Gastos Personales de la Corona (Crown Privy Purse), sus ingresos personales.

El diario The Washington Post informó que más de 10 millones de euros de la fortuna privada de la reina provenientes de este ducado estaban invertidos en una sociedad offshore, en las islas Bermudas y en las Caimán.

De acuerdo con la BBC, parte de ese dinero también se destinó a, "la compañía detrás de BrigtHouse, una cadena acusada de préstamos sin garantías, y Threshers, que quebró con deudas de 17,5 millones de libras [casi 20 millones de euros] en impuestos al Reino Unido".

El príncipe Carlos también se ha llevado bastantes críticas. El ducado de Cornualles, de 680 años de antigüedad, es heredado por el hijo mayor del monarca reinante. En 2007 el ducado adquirió 96.600 dólares en acciones de Sustainable Forestry Mangement Ltd., una compañía con sede en Bermudas que se benefició de un cambio en las políticas sobre cambio climático.

La BBC informó que el príncipe Carlos había abogado por dicho cambio "…y su propiedad, el ducado de Cornualles, triplicó su inversión en Sustainable Forestry en un año".

Portavoces de los ducados de Lancaster y de Cornualles negaron malas prácticas y señalaros ambos el hecho de que tanto Isabel II como su hijo Carlos pagan impuestos sobre sus ingresos de forma voluntaria.

Pero las revelaciones siguieron creando controversia. El líder del partido Laborista, Jeremy Corbyn, declaró a The Telegraph: "Quien invierte dinero en paraísos fiscales para evitar pagar impuestos en el Reino Unido —y por supuesto esas prácticas deben ser investigadas— tiene que hacer dos cosas: disculparse por ello y reconocer el daño que hace a nuestra sociedad".

Las finanzas de la Corona no siempre han estado bajo un escrutinio así, y han amasado enormes riquezas durante siglos, en gran medida a través de adquisiciones de tierras y conquistas

El Rey Jorge III
El Rey Jorge III Wikimedia Commons

La riqueza de la Corona ha surgido históricamente de propiedades heredadas adquiridas a través de siglos de conquistas, confiscaciones y compras.

Las práctica de establecer tierras de la Corona —o tierras pertenecientes al monarca— se retrotrae a la conquista normanda. Diferentes monarcas han ganado o perdido tierras a lo largo de los años, al ir creciendo el coste del gobierno.

Cuando el rey Jorge III subió al trono en 1760, la forma en que se gestionaban las finanzas reales sufrió cambios drásticos. De acuerdo con la página oficial de la familia real británica, fue entonces cuando el Parlamento empezó a pagar por la totalidad de la llamada Lista Civil, es decir, los gastos de gobierno y costes domésticos reales tradicionalmente asumidos por el monarca. A cambio, el Parlamento, recibiría los "ingresos hereditarios" de las Propiedades de la Corona del rey.

Mientras las Propiedades de la Corona son ·propiedad del monarca durante la duración de su reinado" no son su propiedad privada y "no pueden ser vendidas por el monarca, ni los ingresos derivados de estos pertenecen al monarca", de acuerdo con la página web de las Propiedades de la Corona.

Te puede interesar