Pasar al contenido principal

Israel suspende el acuerdo para enviar a 16.000 inmigrantes a países occidentales (horas después de firmarlo)

Inmigrantes africanos en Israel
Ilia Yefimovich/Getty Images
  • El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo el lunes que suspendería el acuerdo ya firmado con la ONU para reasentar a unos 16.000 inmigrantes africanos en países occidentales.
  • Israel y la Agencia de ayuda al refugiado de la ONU habían anunciado los términos del acuerdo horas antes.
  • Antes del acuerdo, Israel había planeado expulsar por la fuerza a los solicitantes de asilo deportándolos a otros países de África el 1 de abril.
  • Anteriormente este mismo año, Israel ofreció a sus ciudadanos bonus en metálico por ayudar a expulsar a los inmigrantes del país.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo este lunes que suspendería un acuerdo ya firmado para reasentar a miles de inmigrantes africanos en países occidentales.

Poco antes ese mismo lunes, el gabinete de Netanyahu había emitido un comunicado anunciando que había alcanzado un acuerdo con la Agencia de ayuda al refugiado de la ONU (UNHCR) para enviar a 16.250 inmigrantes y refugiados a países occidentales, incluidos Canadá, Alemania e Italia. A cambio, Israel daría "residencia temporal" a un número igual de inmigrantes en Israel.

La embajada de Alemania en Israel expresaba en el diario israelí Haaretz que no habían recibido petición alguna por parte de la ONU o el gobierno de Israel, mientras que el ministro de exteriores italiano declaraba algo similar a un diario del país transalpino.

Y, horas después de anunciar el acuerdo, Netanyahu usó su perfil en Facebook para anunciar la "suspensión de la implementación del acuerdo".

Netanyahu añadió que "reexaminaría" el acuerdo con "representantes" de los barrios del sur de Tel Aviv, hogar de muchos inmigrantes y solicitantes de asilo que impiden el desarrollo de la población local israelí.

Leer más: Egipto planea perpetuar a Al Sisi en el poder al estilo de Xi Jinping en China

Según Haaretz, el plan de la Agencia de ayuda al refugiado de la ONU molestó a los socios de coalición de Netanyahu, quienes llevaron al primer ministro a suspender el acuerdo.

La Agencia de ayuda al refugiado de la ONU, que envió una nota de prensa informando del acuerdo el lunes, no ha hecho declaraciones después del post de en Facebook de Netanyahu.

El acuerdo con la ONU reemplazó a un controvertido plan para expulsar a la fuerza a solicitantes de asilo varones hacia un tercer país de África, como Ruanda o Uganda, si los inmigrantes no abandonaban Israel voluntariamente. El Tribunal Supremo de Israel impidió las deportaciones planeadas para el pasado 1 de abril, instando a Israel a negociar con la ONU.

Netanyahu proclamó en su post de Facebook que el plan inicial de deportaciones forzadas falló porque Ruanda retiró su oferta de acoger a los solicitantes de asilo.

En enero, el gobierno israelí ofreció pagos en metálico a los ciudadanos que decidieran ayudar a expulsar a inmigrantes africanos del país.

La Autoridad de Censo, Inmigración y Fronteras de Israel estima que había unos 26.600 eritreos y 7.600 sudaneses en Israel al final de 2017.

Te puede interesar