Pasar al contenido principal

La justicia condena a Jaime Botín a 18 meses de cárcel y una multa de 52 millones por el contrabando de un cuadro de Picasso

Un yate en el río Paraná en la ciudad de Rosario (Argentina).
Este no es el yate de Jaime Botín. Reuters

  • Jaime Botín ha sido condenado por el contrabando de un cuadro de Picasso a 19 meses meses de cárcel y una multa de 52,4 millones de euros.
  • La sentencia, adelantada por El Confidencial, considera que se ha probado que incurrió en un delito de contrabando pero rebaja a 18 meses la pena de 4 años que pedía la Fiscalía. 
  • El yate de Botín fue interceptado cuando atracó en el puerto de Calvi (Córcega, Francia) con el cuadro a bordo antes de dirigirse hacia Suiza. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Jaime Botín ha sido condenado por el contrabando un cuadro de Picasso a 19 meses meses de cárcel y una multa de 52,4 millones de euros. La sentencia del juzgado penal número 27 de Madrid establece que el cuadro pase a disposición del Estado. Botín, máximo accionista de Bankinter, fue interceptado cuando su yate atracó en el puerto de Calvi (Córcega, Francia) con el cuadro a bordo como escala previa para llegar a Ginebra (Suiza).

La sentencia, adelantada por El Confidencial, considera que se ha probado que incurrió en un delito de contrabando, pero rebaja a 18 meses la pena de 4 años que pedía la Fiscalía. El fallo también rechaza que el barco pase a ser propiedad pública como pedía la Abogacía del Estado. 

En el juicio, Botín aseguró que no pretendía subastarlo en Londres sino llevarlo a un puerto seguro en Ginebra (Suiza). Además, la defensa del exbanquero (fue presidente de Bankinter) defendió que el cuadro había estado en España únicamente en contadas ocasiones como la boda de su hija, que se celebró en 2003 en Ciudad Real, o una vez que lo trajo para hacerle un marco. 

Leer más: Presupuesto, salario mínimo, pensiones o impuestos: las principales medidas económicas que intentará aprobar el nuevo Gobierno

La sentencia también hace referencia a las dos resoluciones anteriores que prohibían a Botín exportar el cuadro, por lo que el acusado habría tenido pleno conocimiento de los avatares para la exportación de la obra. Así, la Guardia Civil pidió al exbanquero que hiciera una declaración de los bienes que iban a bordo del barco y este no detalló el cuadro entre lo que llevaba el barco. Así, el fallo apunta que el barco partió de puerto español sin la autorización pertinente. 

Por su parte, la fiscalía señaló que el cuadro pertece al patrimonio español por la conexió del pintor con nuestro país dada la nacionalidad española del autor y que fue pintado en una localidad catalana. 

Y además