Por qué los japoneses no beben agua durante las comidas: el falso mito sobre que esto empeora la digestión que debes dejar de creer

comida, agua, mesa preparada para comer

Como en otros ámbitos, el de la alimentación también tiene sus mitos. Falsas creencias que, sin saber muy bien cuando empezaron o cómo, se transmiten de generación en generación. Pero ni al zumo se le irán las vitaminas, ni debes limitarte a un huevo a la semana para no tener colesterol.

Puede que recientemente hayas leído que en Japón no toman agua con las comidas. Una información que se ha vuelto popular en internet desde hace unas semanas y alude a los supuestos beneficios de esta práctica. 

La teoría detrás de esta afirmación es que el agua con las comidas diluye los jugos digestivos. Esto, a su vez, conlleva a peores digestiones, absorción de nutrientes, e incluso a aumentar de peso. 

Por supuesto todo ello es falso como los especialistas advierten.

El agua no empeora la digestión ni dificulta la absorción de nutrientes

Una mala digestión es algo habitual tras una comilona, te excedes con las bebidas o ingieres un alimento que no toleras. Pero no sucede por beber agua. 

La idea de que el agua diluiría los jugos digestivos en el estómago y con ello afectará a la digestión es falsa por varias razones. 

Este proceso, que se inicia en la boca y termina en los intestinos dura entre 24 y 72 horas. La comida, tras masticarse y ser tragada, pasa por el esófago hasta el estómago, donde los jugos gástricos ácidos la descomponen. El agua se absorbe rápidamente en el estómago. Lo que  significa que cualquier posible dilución sería transitoria.

"El proceso de digestión de los alimentos puede durar varias horas mientras que el agua pasa rápidamente por el estómago?, evidenció al respecto el biólogo José Antonio Uranga, investigador del departamento de Ciencias Básicas de la Salud de la Universidad Rey Juan Carlos en Maldita.es

Claves para evitar una digestión pesada después de comer

El agua tampoco afectará a la acidez del estómago, ya que esta concentración no es fija, sino que si se requiere más para digerir la comida, este órgano producirá más, asegura Uranga. 

Asimismo beber agua en las comidas tampoco obstaculizaría la actividad de las enzimas, afectando a la asimilación de nutrientes. La razón de ello es que "las enzimas se adhieren a las partículas de alimentos independientemente de la presencia de agua", matiza Deborah D. Proctor, miembro de la junta directiva de la Asociación Estadounidense de Gastroenterología en The Washington Post.

De hecho, según la Mayo Clinic tomar agua durante o después de una comida ayuda a que el cuerpo descomponga y procese los alimentos y pueda absorber los nutrientes. También ablanda las heces, lo que ayuda a evitar el estreñimiento.

Otros artículos interesantes:

Mitos que te cuenta tu madre desde siempre pero que son mentira

Desmontando algunos mitos relativos a la hidratación: ¿hay que beber 8 vasos de agua al día? ¿el café deshidrata?

¿El agua con gas tiene los mismos beneficios para la salud que el agua normal?

Te recomendamos