La historia de Javier Martí, el empresario que quiere revolucionar la gestión del agua: "Hay que combatir el cambio climático, pero también aumentar nuestra resiliencia"

Javier Martí, CEO de Divirod.
Javier Martí, CEO de Divirod.

Divirod

  • Javier Martí es el CEO y fundador de Divirod, una startup de Colorado que quiere revolucionar la forma en la que gestionamos el agua.
  • Le preocupa el cambio climático y ha liderado proyectos internacionales en Europa y Estados Unidos. Asegura que la acción climática no se puede demorar más.
  • Además de trabajar para frenar el cambio climático, su compañía nace con la vocación de preparar a todo el mundo frente a las adversidades fruto del calentamiento global.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Hay una startup en Colorado (EEUU) que, consciente de que el cambio climático ha cambiado todas las tendencias del planeta, la gestión del agua debe ser lo más precisa posible.

Su nombre es Divirod e insiste en que al ser el líquido elemento un recurso finito, es fundamental contar con la capacidad de medir grandes masas de agua con un margen de error milimétrico. Por eso está desplegando un sistema de sensores —que se pueden instalar frente a la costa o encima de un tejado, ya que es capaz de medir agua en cualquier estado: hielo y nieve incluidos—.

El fundador y CEO es un español, Javier Martí. Se crio en Granada y se licenció en Ingeniería de Telecomunicaciones en la primera promoción de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad de Málaga. En Business Insider España ya se ha contado cómo es la tecnología de Divirod, cómo funciona y cómo han planteado su negocio. Ahora es el turno de hablar de la trayectoria de Martí.

Un interés latente por el cambio climático

Secarral.

Divirod

Cuenta Martí que tras terminar sus estudios compaginó su doctorado mientras trabajaba en Países Bajos en la Agencia Espacial Europea, donde se empleó 13 años. Se doctoró por la Universidad de Delft especializándose más todavía en el empleo de radares en el campo electromagnético. De ahí que no sea de extrañar que Divirod utilice sensores que reaprovechan las señales de satélites de terceros una vez estos rebotan sobre la superficie terrestre.

Tras su paso por la Agencia Espacial Europea, Javier pasó a ser uno de los responsables del proyecto ALMA, que instaló 64 enormes antenas en el desierto de Atacama, en Chile. "Chile es un país de contrastes. Allí no hay este o este, solo norte o sur y cordillera o costa. Allí tienen todas las latitudes y climas que te puedas imaginar", expone.

La lucha contra el cambio climático corre peligro de ahogarse ante el aumento de la deuda pública por el impacto del coronavirus en países expuestos a desastres medioambientales

Luego dio el salto a Estados Unidos, donde lideró el National Ecological Observatory Network, el NEON. "Un proyecto de observación del cambio climático, de especies invasivas, del uso del terreno por las ciudades o la agricultura, de los parques nacionales". "Eso me hizo tomar muchísima conciencia sobre los cambios que estamos viviendo".

"Toda la formación técnica y profesional que iba adquiriendo me posicionó muy bien para esto", resume. De su primera etapa en EEUU rememora por ejemplo cómo en Alaska en verano se superaron temperaturas de los 30 grados, por lo que para hacer unas construcciones él y su equipo se vieron obligados a crear unas carreteras de hielo mediante las cuales poder desplazar toda la maquinaria.

"El cambio climático ha estado muy latente en los últimos años de mi vida, y lo acabé enlazando con mi infancia", asume. Martí se crio en Granada y vivió en Málaga cuando estudiaba. "Andalucía tiene un secarral en muchas partes". El agua es un bien escaso en algunas de las zonas más áridas del sur peninsular. "No estaba tan disponible".

Por eso, "todo este maremágnum de gestión de proyectos multimillonarios, de recursos y personas de varias disciplina, así como el tema del cambio climático y mi propia experiencia lo acabé mezclando y me dije: ¿qué hago con todo esto?". "Quería hacer algo distinto. He participado en cosas muy interesantes, pero me apetecía dejar un legado más personal". Así nace Divirod.

"Aumentar la resiliencia"

El sensor que utiliza Divirod para captar los rebotes de las señales de satélite en el agua.
El sensor que utiliza Divirod para captar los rebotes de las señales de satélite en el agua.

Divirod.

"En Estados Unidos el cambio climático, igual que el COVID-19, es un tema muy político", lamenta Martí. "Es un sinsentido. Lo llamemos como lo llamemos, el cambio climático existe y solo podemos hacer dos cosas. Frenarlo y prepararnos para ser más resilientes".

700 personas mueren al año en España por eventos climáticos extremos y el país pierde 900 millones de euros

Divirod no combate al cambio climático. Martí recuerda que la lucha contra el calentamiento global debe venir de las instituciones y gobiernos. Lo que sí puede hacer Divirod es ayudar a prepararnos. Recuerda el caso de la gran nevada que hubo en Madrid a principios de año por el temporal Filomena, que colapsó durante días la capital española.

"Si el año que viene vuelve a haber una nevada similar en Madrid y ocurre lo mismo, es que no habrán aprendido nada". ¿Y qué es lo que viene? "Nieve en Fuengirola, sequías en el País Vasco". "Está todo en continuo cambio y hay que prepararse".

Martí insiste en que la respuesta al cambio climático debe llegar de los líderes mundiales. "Lo que personalmente podamos hacer ayuda: gastar menos agua, apagar la luz, no quemar carbón". "Pero colectivamente la respuesta es muy interesante". "Tiene que haber una actitud concertada entre las instituciones y la gente tomando conciencia".

El talento español

Divirod de momento trabaja en EEUU aunque están explorando cómo expandirse más allá de sus fronteras, en Canadá o Europa. A España le interesaría llegar, dice Martí.

"Pero no solo desde el punto de vista comercial", matiza. "Hay miles de españoles por el mundo de los que no sabemos nada y que están haciendo cosas muy grandes. Me encantaría regresar a España y poder devolver algo de lo que he conseguido. Me gustaría mucho ayudar a formar gente que tenga inquietudes".

La lucha contra el cambio climático corre peligro de ahogarse ante el aumento de la deuda pública por el impacto del coronavirus en países expuestos a desastres medioambientales

"España es un país con muchísimo talento. Pero nuestra propia idiosincrasia nos hace mitigar ese talento. Cuando sales, cuando ves mundo y cuando te comparas, te das cuenta de que la educación en España es francamente buena", insiste. "He trabajado con equipos en los que ha habido japoneses, taiwaneses, canadienses, estadounidenses, sudamericanos... y te das cuenta de que en España hay muchísimo talento".

Por eso, le gustaría, detalla, "llevar esa experiencia de vuelta a España". "Crear algo de impacto con gente que viene con ganas de emprender y que no se desanimen, que el fallo es aprendizaje, y que no se autolimiten por ese aspecto cultural que nos caracteriza. Me interesa volver a España para comercializar, por supuesto, y posiblemente junto a GoHub podamos tener contactos con un montón de nuevas oportunidades".

Pero lo que más le interesa es tener ocasión "el día de mañana" de llevar de vuelta ese ejemplo a su país de origen. Una forma de decir, según él mismo relata: "¡Vamos, que se puede!".

Otros artículos interesantes:

El Gobierno repartirá los 11.000 millones de euros en ayudas a las empresas a través de 3 fondos: el Consejo de Ministros los aprobará el próximo martes

El Banco de España calcula que un 18% de las empresas son insolventes por el coronavirus, pero la mitad de ellas son viables a largo plazo

Cuidado de mascotas, vehículos autónomos, 5G y otras grandes tendencias de la próxima década, según expertos de 3 de las gestoras con los fondos temáticos más importantes del mundo

Te recomendamos

Y además