Jeff Bezos admite que el nuevo CEO de Amazon no tendrá un trabajo fácil, pero confía en su sucesor: "No permitirá que el universo nos haga típicos"

Jeff Bezos admite que el nuevo CEO de Amazon no tendrá un trabajo fácil, pero confía en que su sucesor "no permitirá que el universo nos haga típicos"

Mike Blake/Reuters; Mark Ralston/AFP/Getty Images/Business Insider

En la carta final de Jeff Bezos a los accionistas como director ejecutivo de Amazon, ha agradecido y elogiado a su sucesor, Andy Jassy.

Jassy, anterior líder de Amazon Web Services, está asumiendo el cargo principal para que Bezos pueda alejarse de las responsabilidades del día a día. Amazon anunció el cambio en febrero y la transición entrará en vigencia en el tercer trimestre de este año, tras la que Bezos pasará al cargo de presidente ejecutivo.

En su carta, Jeff Bezos describe su ética para la empresa y concluye elogiando a Jassy, del que dice que "no dejará que el universo nos haga típicos".

"Quiero agradecer especialmente a Andy Jassy por aceptar asumir el cargo de CEO", afirma. "Es un trabajo duro con mucha responsabilidad. Andy es brillante y tiene los más altos estándares. Os garantizo que Andy no dejará que el universo nos haga típicos. Reunirá la energía necesaria para mantener vivo en nosotros lo que nos hace ser especiales. No será fácil, pero es fundamental. También predigo que será satisfactorio y, a menudo, divertido. Gracias, Andy", concluye el directivo.

Jassy asumirá el cargo mientras Amazon pasa de centrarse en satisfacer las necesidades de la época de la pandemia a una nueva vida cotidiana en medio de un mayor despliegue de vacunas. Bezos realizó el anuncio de dejar el cargo más alto cuando el negocio estaba en auge: los ingresos de Amazon crecieron un 44% en el cuarto trimestre, ya que la gente compraba desde casa. 

La dimisión de Jeff Bezos como CEO de Amazon marca un cambio de era en los gigantes tecnológicos: qué significa para una empresa que su fundador dé un paso atrás

Además, Jassy tendrá la tarea de guiar a la empresa en un momento de mayor escrutinio por parte de los legisladores: la empresa se enfrenta actualmente a múltiples investigaciones antimonopolio por parte de legisladores de EE. UU. y la Unión Europea.

En su carta, Bezos también habla de la creación de riqueza para los accionistas, del hecho "contundente" de que el cambio climático es real, de la reciente votación del sindicato de los almacenes en Bessemer (ciudad de Alabama, Estados Unidos) —rebajó las afirmaciones de que los trabajadores de Amazon son "almas desesperadas"— y del espíritu del "Día 1" de Amazon, que ha sido su principio rector para la empresa.

Esta es la carta completa de Jeff Bezos, traducida al español.

"A nuestros accionistas:

En la carta a los accionistas de Amazon de 1997, la primera, hablé de nuestra esperanza de crear una 'franquicia duradera' que reinventara lo que significa servir a los clientes liberando el poder de Internet. Señalé que Amazon había pasado de tener 158 empleados a 614, y que habíamos superado el millón y medio de cuentas de clientes. Acabábamos de salir a Bolsa a un precio ajustado de 1,50 dólares por acción. Escribí que era el día 1.

Hemos recorrido un largo camino desde entonces, y estamos trabajando más que nunca para servir y deleitar a los clientes. El año pasado contratamos a 500.000 empleados y ahora empleamos directamente a 1,3 millones de personas en todo el mundo. Tenemos más de 200 millones de miembros Prime en todo el mundo. Más de 1,9 millones de pequeñas y medianas empresas venden en nuestra tienda, y suponen cerca del 60% de nuestras ventas minoristas. Los clientes han conectado más de 100 millones de dispositivos domésticos inteligentes a Alexa. Amazon Web Services atiende a millones de clientes y terminó el año 2020 con una tasa de ejecución anualizada de 50.000 millones de dólares. En 1997, no habíamos inventado Prime, Marketplace, Alexa o AWS. Ni siquiera eran ideas entonces, y ninguna estaba predeterminada. Corrimos grandes riesgos con cada una de ellas y pusimos sudor e ingenio en cada una de ellas.

En el camino, hemos creado 1,6 billones de dólares de riqueza para los accionistas. ¿Quiénes son ellos? Vuestro presidente es uno, y mis acciones de Amazon me han hecho rico. Pero más de 7/8 de las acciones, que representan 1,4 billones de dólares de creación de riqueza, son propiedad de otros. ¿Quiénes son? Son fondos de pensiones, universidades y [planes de economía de ahorros] 401(k), y son Mary y Larry, que me enviaron esta nota de improviso justo cuando me sentaba a escribir esta carta a los accionistas:

Jeff Bezos admite que el nuevo CEO de Amazon no tendrá un trabajo fácil, pero confía en que su sucesor "no permitirá que el universo nos convierta en típicos"

Amazon

Jeff Bezos admite que el nuevo CEO de Amazon no tendrá un trabajo fácil, pero confía en que su sucesor "no permitirá que el universo nos convierta en típicos"

Amazon

Me llegan historias similares todo el tiempo. Conozco a personas que han utilizado su dinero de Amazon para la universidad, para emergencias, para casas, para vacaciones, para empezar su propio negocio, para caridad... y la lista continúa. Estoy orgulloso de la riqueza que hemos creado para los accionistas. Es importante y mejora sus vidas. Pero también sé algo más: no es la mayor parte del valor que hemos creado.

Crea más de lo que consumes

Si quieres tener éxito en los negocios (en la vida, en realidad), tienes que crear más de lo que consumes. Tu objetivo debe ser crear valor para todas las personas con las que interactúas. Cualquier negocio que no cree valor para los que toca, incluso si parece exitoso en la superficie, no tiene una vida larga en este mundo. Está en vías de extinción.

Recuerden que los precios de las acciones no se refieren al pasado. Son una predicción de los flujos de caja futuros descontados al presente. El mercado de valores se anticipa. Voy a cambiar de marcha por un momento y hablar del pasado. ¿Cuánto valor creamos para los accionistas en 2020? Esta es una pregunta relativamente fácil de responder porque los sistemas contables están preparados para responderla. Nuestros ingresos netos en 2020 fueron de 21.300 millones de dólares. Si, en lugar de ser una empresa que cotiza en Bolsa con miles de propietarios, Amazon fuera una empresa unipersonal con un único propietario, eso es lo que habría ganado el propietario en 2020.

¿Y en cuanto a los empleados? Esta es también una pregunta de creación de valor razonablemente fácil de responder, porque podemos observar los gastos de compensación. Lo que es un gasto para una empresa es un ingreso para los empleados. En 2020, los empleados ganaron 80.000 millones de dólares, más otros 11.000 millones para incluir las prestaciones y diversos impuestos sobre las nóminas, lo que supone un total de 91.000 millones.

¿Qué hay de los vendedores de terceros? Tenemos un equipo interno (el equipo de Servicios de Socios Vendedores) que trabaja para responder a esa pregunta. Estiman que, en 2020, los beneficios de los vendedores de terceros por vender en Amazon fueron de entre 25.000 y 39.000 millones de dólares y, para ser conservador, aquí me decantaré por 25.000 millones.

En cuanto a los clientes, tenemos que dividirlos en clientes de consumo y clientes de AWS.

Hablaremos primero de los consumidores. Ofrecemos precios bajos, una amplia selección y una entrega rápida, pero imagínense que ignoramos todo eso a efectos de este presupuesto y valoramos solo una cosa: ahorramos tiempo a los clientes.

Los clientes completan el 28% de las compras en Amazon en tres minutos o menos, y la mitad de todas las compras se terminan en menos de 15 minutos. Comparadlo con el típico viaje de compras a una tienda física: conducir, aparcar, buscar en los pasillos de la tienda, esperar en la cola de la caja, encontrar el coche y conducir camino a casa. Los estudios sugieren que el viaje típico a una tienda física dura aproximadamente una hora. Si suponemos que una compra típica en Amazon dura 15 minutos y que nos ahorra un par de viajes a una tienda física a la semana, eso supone un ahorro de más de 75 horas al año. Eso es importante. Todos estamos ocupados a principios del siglo XXI.

Para poder obtener una cifra en dólares, valoremos el ahorro de tiempo en 10 dólares por hora, lo cual es conservador. Setenta y cinco horas multiplicadas por 10 dólares la hora y restando el coste de Prime nos da una creación de valor por cada miembro de Prime de unos 630 dólares. Tenemos 200 millones de miembros Prime, con un total en 2020 de 126.000 millones de dólares de creación de valor.

La estimación de AWS es un reto porque la carga de trabajo de cada cliente es muy diferente, pero lo haremos de todos modos, reconociendo por adelantado que las barras de error son altas. Las mejoras en los costes directos de operar en la nube frente a las instalaciones varían, pero una estimación razonable es del 30%. En la totalidad de los ingresos de AWS en 2020, que ascienden a 45.000 millones de dólares, ese 30% implicaría una creación de valor para el cliente de 19.000 millones de dólares (lo que les habría costado 64.000 millones de dólares en sus propias instalaciones les costó 45.000 millones de dólares de AWS). La parte difícil de este ejercicio de estimación es que la reducción directa de costes es la parte más pequeña del beneficio para el cliente de pasarse a la nube. El mayor beneficio es el aumento de la velocidad de desarrollo de software, algo que puede mejorar significativamente la competitividad y los resultados del cliente. No tenemos ninguna forma razonable de estimar esa parte del valor para el cliente, salvo decir que es casi seguro que es mayor que el ahorro de costes directos. Para ser conservador (y recordando que solo estamos tratando de obtener estimaciones aproximadas), diré que es lo mismo y llamaré a la creación de valor para el cliente de AWS 38.000 millones de dólares en 2020.

Si sumamos AWS y consumo, la creación total de valor para el cliente en 2020 será de 164.000 millones de dólares.

Resumiendo:

  • Accionistas: 21.000 millones de dólares
  • Empleados: 91.000 millones de dólares
  • Vendedores 3P: 25.000 millones de dólares
  • Clientes: 164.000 millones de dólares
  • Total: 301.000 millones de dólares

Si cada grupo tuviera una cuenta de resultados que representara sus interacciones con Amazon, las cifras anteriores serían los 'resultados finales' de esas cuentas de resultados. Estas cifras son parte de la razón por la que la gente trabaja para nosotros, por la que los vendedores venden a través de nosotros y por la que los clientes nos compran. Creamos valor para ellos. Y esta creación de valor no es un juego de suma cero. No se trata simplemente de mover dinero de un bolsillo a otro. Dibuja la caja grande alrededor de toda la sociedad, y encontrarás que la invención es la raíz de toda la creación de valor real. Y la mejor manera de pensar en el valor creado es como métrica de la innovación.

Por supuesto, nuestra relación con estos grupos y el valor que creamos no son exclusivamente dólares y centavos. El dinero no lo dice todo. Nuestra relación con los accionistas, por ejemplo, es relativamente sencilla. Invierten y mantienen sus acciones durante el tiempo que elijan. Nosotros damos instrucciones a los accionistas con poca frecuencia sobre asuntos como las reuniones anuales y el proceso correcto para votar sus acciones. E incluso entonces pueden ignorar esas indicaciones y no votar.

Nuestra relación con los empleados es un ejemplo muy diferente. Tenemos procesos que siguen y normas que cumplen. Exigimos formación y diversas certificaciones. Los empleados tienen que presentarse a las horas señaladas. Nuestras interacciones con los empleados son numerosas y muy precisas. No se trata solo del salario y los beneficios. También se trata de todos los demás aspectos detallados de la relación.

¿Se tranquiliza su presidente con el resultado de la reciente votación sindical en Bessemer? No, no lo hace. Creo que tenemos que hacer un mejor trabajo para nuestros empleados. Aunque el resultado de la votación fue desigual y nuestra relación directa con los empleados es fuerte, tengo claro que necesitamos una mejor visión de cómo creamos valor para los empleados, una visión para su éxito.

Si leen algunas noticias, podrían pensar que no nos importan los empleados. En esos informes, a veces se acusa a nuestros empleados de ser almas desesperadas y de ser tratados como robots. Eso no es así. Son personas sofisticadas y reflexivas que tienen la opción de elegir dónde trabajar. Cuando encuestamos a los empleados de los centros de distribución, el 94% dice que recomendaría Amazon a un amigo como lugar de trabajo.

Los empleados pueden hacer pausas informales a lo largo de sus turnos para estirarse, beber agua, ir al baño o hablar con un jefe, sin que ello afecte a su rendimiento. Estas pausas de trabajo informales se suman a los 30 minutos de almuerzo y a los 30 minutos de pausa incluidos en su horario normal.

No establecemos objetivos de rendimiento poco razonables. Establecemos objetivos de rendimiento alcanzables que tienen en cuenta la permanencia y los datos reales de rendimiento de los empleados. El rendimiento se evalúa a lo largo de un periodo de tiempo prolongado, ya que sabemos que hay una serie de cosas que pueden afectar al rendimiento en una semana, un día o una hora determinada. Si los empleados van camino de no alcanzar un objetivo de rendimiento durante un periodo de tiempo, su jefe habla con ellos y les proporciona entrenamiento.

El coaching también se extiende a los empleados que están destacando y que están en línea para aumentar sus responsabilidades. De hecho, el 82% del coaching es positivo y se ofrece a los empleados que cumplen o superan las expectativas. Rescindimos el empleo de menos del 2,6% de los empleados debido a su incapacidad para realizar su trabajo (y esa cifra fue incluso menor en 2020 debido a los impactos operativos de COVID-19).

El mejor empleador de la Tierra y el lugar de trabajo más seguro de la Tierra

El hecho es que el gran equipo de miles de personas que dirigen las operaciones en Amazon siempre se ha preocupado profundamente por nuestros empleados por hora, y estamos orgullosos del entorno de trabajo que hemos creado. También estamos orgullosos de que Amazon sea una empresa que hace algo más que crear puestos de trabajo para informáticos y personas con títulos avanzados. Creamos puestos de trabajo para personas que nunca tuvieron esa ventaja.

A pesar de lo que hemos logrado, tengo claro que necesitamos una mejor visión para el éxito de nuestros empleados. Siempre hemos querido ser la empresa más centrada en el cliente de toda la Tierra. No vamos a cambiar eso. Es lo que nos ha traído hasta aquí. Pero nos comprometo a una adición. Vamos a ser el Mejor Empleador de la Tierra y el Lugar de Trabajo más Seguro de la Tierra.

En mi próximo cargo de presidente ejecutivo, voy a centrarme en nuevas iniciativas. Soy un inventor. Es lo que más me gusta y lo que mejor hago. Es donde creo más valor. Me entusiasma trabajar junto al gran equipo de personas apasionadas que tenemos en Operaciones y ayudar a inventar en este ámbito del Mejor Empleador de la Tierra y el Lugar de Trabajo más Seguro de la Tierra. En los detalles, en Amazon siempre somos flexibles, pero en cuestiones de visión somos obstinados e implacables. Nunca hemos fracasado cuando nos proponemos algo, y tampoco vamos a fracasar en esto.

Profundizamos en cuestiones de seguridad. Por ejemplo, alrededor del 40% de las lesiones relacionadas con el trabajo en Amazon están asociadas con trastornos musculoesqueléticos (TME), cosas como esguinces o distensiones que pueden ser causadas por movimientos repetitivos. Los TME son comunes en el tipo de trabajo que realizamos y es más probable que se produzcan durante los primeros seis meses de un empleado. Tenemos que inventar soluciones para reducir los TME de los nuevos empleados, muchos de los cuales pueden trabajar por primera vez en un puesto físico.

Uno de estos programas es WorkingWell —que lanzamos a 859.000 empleados en 350 centros de Norteamérica y Europa en 2020—, en el que entrenamos a pequeños grupos de empleados sobre mecánica corporal, bienestar proactivo y seguridad. Además de reducir las lesiones en el lugar de trabajo, estos conceptos tienen un impacto positivo en las actividades cotidianas fuera del trabajo.

Estamos desarrollando nuevos programas de personal automatizados que utilizan sofisticados algoritmos para rotar a los empleados entre los puestos de trabajo que utilizan diferentes grupos músculo-tendinosos para disminuir los movimientos repetitivos y ayudar a proteger a los empleados de los riesgos de TME. Esta nueva tecnología es fundamental para un programa de rotación de puestos de trabajo que estamos implantando a lo largo de 2021.

Nuestra mayor atención a la prevención temprana de los TME ya está logrando resultados. De 2019 a 2020, los TME globales se redujeron en un 32%, y los TME con baja laboral disminuyeron en más de la mitad.

En Amazon empleamos a 6.200 profesionales de la seguridad. Utilizan la ciencia de la seguridad para resolver problemas complejos y establecer nuevas prácticas recomendadas en el sector. En 2021, invertiremos más de 300 millones de dólares en proyectos de seguridad, incluidos 66 millones de dólares iniciales para crear tecnología que ayude a evitar colisiones de carretillas elevadoras y otros tipos de vehículos industriales.

Cuando lideramos, otros nos siguen. Hace dos años y medio, cuando fijamos un salario mínimo de 15 dólares para nuestros empleados por hora, lo hicimos porque queríamos ser líderes en materia salarial —no sólo correr con la manada— y porque creíamos que era lo correcto. Un reciente documento elaborado por economistas de la Universidad de California-Berkeley y la Universidad de Brandeis analizó el impacto de nuestra decisión de aumentar nuestro salario mínimo inicial a 15 dólares por hora. Su evaluación refleja lo que hemos escuchado de los empleados, sus familias y las comunidades en las que viven.

Nuestro aumento del salario inicial impulsó las economías locales de todo el país al beneficiar no solo a nuestros propios empleados, sino también a otros trabajadores de la misma comunidad. El estudio demostró que nuestro aumento salarial se tradujo en un incremento del 4,7% del salario medio por hora entre otros empresarios del mismo mercado laboral.

Y no hemos terminado de liderar. Si queremos ser el Mejor Empleador de la Tierra, no debemos conformarnos con que el 94% de los empleados diga que recomendaría Amazon a un amigo como lugar de trabajo. Tenemos que aspirar al 100%. Y lo haremos continuando el liderazgo en salarios, en beneficios, en oportunidades de mejora de las competencias y en otras formas que iremos descubriendo con el tiempo.

Si a algún accionista le preocupa que el Mejor Empleador de la Tierra y el Lugar de Trabajo más Seguro de la Tierra puedan diluir nuestro enfoque en la Empresa Más Centrada en el Cliente de la Tierra, permítanme tranquilizarles. Piénsenlo así. Si podemos operar dos negocios tan diferentes como el comercio electrónico de consumo y AWS, y hacer ambos al más alto nivel, sin duda podemos hacer lo mismo con estas dos declaraciones de visión. De hecho, estoy seguro de que se reforzarán mutuamente.

El compromiso con el clima

En un borrador anterior de esta carta, comencé esta sección con argumentos y ejemplos destinados a demostrar que el cambio climático inducido por el ser humano es real. Pero, sin rodeos, creo que ya podemos dejar de decir eso. No hace falta decir que la fotosíntesis es real, ni argumentar que la gravedad es real, ni que el agua hierve a 100 grados centígrados a nivel del mar. Estas cosas son simplemente ciertas, como lo es la realidad del cambio climático.

No hace mucho tiempo, la mayoría de la gente creía que sería bueno abordar el cambio climático, pero también pensaban que costaría mucho y que amenazaría el empleo, la competitividad y el crecimiento económico. Ahora sabemos que no es así. Una acción inteligente sobre el cambio climático no sólo evitará que ocurran cosas malas, sino que también hará que nuestra economía sea más eficiente, ayudará a impulsar el cambio tecnológico y reducirá los riesgos. Todo ello, combinado, puede conducir a más y mejores empleos, niños más sanos y felices, trabajadores más productivos y un futuro más próspero. Esto no significa que vaya a ser fácil. No lo será. La próxima década será decisiva. La economía de 2030 tendrá que ser muy diferente de la actual, y Amazon tiene previsto estar en el centro del cambio. Lanzamos 'The Climate Pledge' junto con 'Global Optimism' en septiembre de 2019 porque queríamos ayudar a impulsar esta revolución positiva. Necesitamos formar parte de un equipo cada vez mayor de empresas que comprendan los imperativos y las oportunidades del siglo XXI.

Ahora, menos de dos años después, 53 empresas que representan a casi todos los sectores de la economía han firmado el Compromiso por el Clima. Signatarios como Best Buy, IBM, Infosys, Mercedes-Benz, Microsoft, Siemens y Verizon se han comprometido a alcanzar el carbono neto cero en sus negocios mundiales para 2040, 10 años antes del Acuerdo de París. El compromiso también les obliga a medir y notificar las emisiones de gases de efecto invernadero con regularidad; a aplicar estrategias de descarbonización mediante cambios e innovaciones empresariales reales; y a neutralizar cualquier emisión restante con compensaciones adicionales, cuantificables, reales, permanentes y socialmente beneficiosas. Las compensaciones creíbles y de calidad son preciosas, y deberíamos reservarlas para compensar las actividades económicas en las que no existen alternativas bajas en carbono.

Los firmantes del Compromiso por el Clima están asumiendo compromisos significativos, tangibles y ambiciosos. Uber tiene el objetivo de operar como una plataforma de cero emisiones en Canadá, Europa y Estados Unidos para 2030, y Henkel planea obtener el 100% de la electricidad que utiliza para la producción de fuentes renovables. Amazon está avanzando hacia su propio objetivo de conseguir un 100% de energía renovable para 2025, cinco años antes de su objetivo inicial para 2030. Amazon es el mayor comprador corporativo de energía renovable del mundo. Tenemos 62 proyectos de energía eólica y solar a escala de servicios públicos y 125 tejados solares en centros de distribución y clasificación de todo el mundo. Estos proyectos tienen capacidad para generar más de 6,9 gigavatios y suministrar más de 20 millones de megavatios-hora de energía al año.

El transporte es uno de los principales componentes de las operaciones comerciales de Amazon y la parte más difícil de nuestro plan para alcanzar el carbono neto cero en 2040. Para ayudar a acelerar rápidamente el mercado de la tecnología de los vehículos eléctricos, y para ayudar a todas las empresas a realizar la transición a tecnologías más ecológicas, hemos invertido más de 1.000 millones de dólares en Rivian, y hemos encargado a la empresa 100.000 furgonetas de reparto eléctricas. También nos hemos asociado con Mahindra en la India y con Mercedes-Benz en Europa. Estos vehículos de reparto eléctricos personalizados de Rivian ya están operativos, y salieron a la carretera por primera vez en Los Ángeles el pasado mes de febrero. Diez mil nuevos vehículos estarán en la carretera ya el año que viene, y los 100.000 vehículos estarán en la carretera en 2030, ahorrando millones de toneladas de carbono. Una de las principales razones por las que queremos que las empresas se unan al Compromiso por el Clima es para indicar al mercado que las empresas deben empezar a inventar y desarrollar las nuevas tecnologías que los firmantes necesitan para cumplir el Compromiso. Nuestra compra de 100.000 furgonetas eléctricas Rivian es un ejemplo perfecto.

Para acelerar aún más la inversión en las nuevas tecnologías necesarias para construir una economía con cero emisiones de carbono, el pasado mes de junio presentamos el Fondo de Compromiso Climático. El programa de inversión comenzó con 2.000 millones de dólares para invertir en empresas visionarias que pretenden facilitar la transición a una economía baja en carbono. Amazon ya ha anunciado inversiones en CarbonCure Technologies, Pachama, Redwood Materials, Rivian, Turntide Technologies, ZeroAvia e Infinium, y estas son solo algunas de las empresas innovadoras que esperamos que construyan la economía de carbono cero del futuro.

También he asignado personalmente 10.000 millones de dólares para conceder subvenciones que ayuden a catalizar el cambio sistémico que necesitaremos en la próxima década. Apoyaremos a los principales científicos, activistas, ONG, organizaciones de justicia ambiental y otros que trabajan para luchar contra el cambio climático y proteger el mundo natural. A finales del año pasado, concedí mi primera ronda de subvenciones a 16 organizaciones que trabajan en soluciones innovadoras y conmovedoras. Va a ser necesaria la acción colectiva de las grandes empresas, las pequeñas empresas, los estados nacionales, las organizaciones mundiales y los individuos, y estoy entusiasmado de formar parte de este viaje y soy optimista de que la humanidad puede unirse para resolver este desafío.

La diferenciación es la supervivencia y el universo quiere que seas típico

Esta es mi última carta anual a los accionistas como CEO de Amazon, y tengo una última cosa de suma importancia que me siento obligado a enseñar. Espero que todos los amazonenses se lo tomen a pecho.

He aquí un pasaje del (extraordinario) libro de Richard Dawkins El relojero ciego. Se trata de un hecho básico de la biología.

"Evitar la muerte es algo que hay que trabajar. Si se le deja solo -y eso es lo que es cuando muere- el cuerpo tiende a volver a un estado de equilibrio con su entorno. Si se mide alguna cantidad, como la temperatura, la acidez, el contenido de agua o el potencial eléctrico en un cuerpo vivo, normalmente se encontrará que es notablemente diferente de la medida correspondiente en el entorno. Nuestro cuerpo, por ejemplo, suele estar más caliente que el entorno y, en climas fríos, tiene que trabajar mucho para mantener el diferencial. Cuando morimos, el trabajo se detiene, el diferencial de temperatura empieza a desaparecer y terminamos a la misma temperatura que nuestro entorno. No todos los animales trabajan tanto para evitar el equilibrio con la temperatura de su entorno, pero todos realizan un trabajo comparable. Por ejemplo, en un país seco, los animales y las plantas trabajan para mantener el contenido de líquido de sus células, trabajan contra la tendencia natural de que el agua fluya desde ellos hacia el mundo exterior seco. Si no lo consiguen, mueren. En general, si los seres vivos no trabajaran activamente para evitarlo, acabarían fundiéndose con su entorno y dejarían de existir como seres autónomos. Eso es lo que ocurre cuando mueren".

Aunque el pasaje no pretende ser una metáfora, es fantástico y muy relevante para Amazon. Yo diría que es relevante para todas las empresas e instituciones y también para cada una de nuestras vidas individuales. ¿De qué manera el mundo tira de ti en un intento de hacerte normal? ¿Cuánto trabajo te cuesta mantener tu carácter distintivo? ¿Para mantener viva la cosa o las cosas que te hacen especial?

Conozco a una pareja felizmente casada que tiene una broma constante en su relación. No pocas veces, el marido mira a la mujer con falsa angustia y le dice: "¿No puedes ser normal?". Ambos sonríen y se ríen, y por supuesto la verdad profunda es que su carácter distintivo es algo que a él le encanta de ella. Pero, al mismo tiempo, también es cierto que a menudo las cosas serían más fáciles -requieren menos energía- si fuéramos un poco más normales.

Este fenómeno se da en todos los niveles de escala. Las democracias no son normales. La tiranía es la norma histórica. Si dejáramos de hacer todo el trabajo duro y continuo que se necesita para mantener nuestro carácter distintivo en ese sentido, entraríamos rápidamente en equilibrio con la tiranía.

Todos sabemos que el carácter distintivo -la originalidad- es valioso. A todos nos enseñan a "ser uno mismo". Lo que realmente les pido es que acepten y sean realistas sobre la cantidad de energía que se necesita para mantener ese carácter distintivo. El mundo quiere que seas típico —de mil maneras, tira de ti—. No lo permitas.

Tienes que pagar un precio por tu carácter distintivo, y merece la pena. La versión de cuento de hadas de "sé tú mismo" es que todo el dolor cesa en cuanto permites que tu carácter distintivo brille. Esa versión es engañosa. Ser tú mismo merece la pena, pero no esperes que sea fácil o gratuito. Tendrás que poner energía en ello continuamente.

El mundo siempre tratará de hacer que Amazon sea más típico, de equilibrarnos con nuestro entorno. Será necesario un esfuerzo continuo, pero podemos y debemos ser mejores que eso.

* * *

Como siempre, adjunto nuestra carta a los accionistas de 1997. Concluía así: "En Amazon.com estamos agradecidos a nuestros clientes por su negocio y confianza, a cada uno de nosotros por nuestro duro trabajo, y a nuestros accionistas por su apoyo y estímulo". Eso no ha cambiado nada. Quiero agradecer especialmente a Andy Jassy que haya aceptado asumir el papel de consejero delegado. Es un trabajo duro con mucha responsabilidad. Andy es brillante y tiene el más alto nivel de exigencia. Les garantizo que Andy no dejará que el universo nos haga típicos. Reunirá la energía necesaria para mantener vivo en nosotros lo que nos hace especiales. No será fácil, pero es fundamental. También predigo que será satisfactorio y a menudo divertido. Gracias, Andy."

LEER TAMBIÉN: Cómo eligió Jeff Bezos a Andy Jassy: varios dirigentes de Amazon explican cómo funciona el riguroso proceso de sucesión dentro de la compañía

LEER TAMBIÉN: 5 claves para el éxito que puedes aprender de Jeff Bezos, Elon Musk, Bill Gates y Oprah Winfrey

LEER TAMBIÉN: Quién es Andy Jassy, el hombre que sucederá a Jeff Bezos como CEO de Amazon: sus compañeros explican cómo es trabajar con él y qué ha logrado exactamente en AWS

VER AHORA: Manuel Terroba, CEO de BMW Ibérica: “La capacidad de conectarnos y comunicarnos con el cliente a través del coche será fundamental”