Jeff Bezos no quiere que Amazon se convierta en un "club de campo": cómo empuja a sus empleados a no conformarse

Jeff Bezos, en el Club Económico de Washington DC (EEUU)
Jeff Bezos, en el Club Económico de Washington DC (EEUU)

 REUTERS/Joshua Roberts

  • Bezos ha repetido en varias ocasiones que no quiere que Amazon se convierta en un "club de campo", una analogía que emplea para reclamar a sus trabajadores que no se conformen.
  • Para el fundador del gigante del comercio electrónico, Microsoft es el ejemplo de empresa "club de campo" que se conformó con su liderazgo y fue rebasada en negocios como los móviles o Internet.
  • El fundador de Amazon es conocido por sus curiosas reglas de liderazgo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El fundador de Amazon, Jeff Bezos, repite constantemente en las oficinas de la compañía que no quiere que el gigante del comercio electrónico se convierta "en un club de campo". La analogía, registrada en libros sobre la empresa como The Everything Store, de Brad Stone, es una de las claves del éxito de la compañía.

Según Stone, Bezos quiere evitar por todos los medios que Amazon se convierta en un club de campo, un destino vacacional en el que los empleados quieran retirarse después de haber trabajado duro en sus carreras. La analogía tiene que ver con el objetivo del ejecutivo de que su empresa permanezca siempre innovando, y tiene como referencia negativa a Microsoft.

"Recuerdo una reunión con Bezos en la que se giró en dirección al campus de Microsoft y dijo que si nos convertimos en un club de campo como ellos, estaremos muertos (...) La clave es que, aunque tú lo estés haciendo bien en la compañía, tienes que seguir trabajando duro y no pararte, sino asegurarte de que tú y tu equipo estáis creando un futuro para la compañía que sea incluso tan brillante como el que has heredado", explicó el exejecutivo de Amazon John Rossman en una entrevista con la CNBC.

El ejemplo de Microsoft es bastante esclarecedor. La compañía fundada por Bill Gates dominó el mercado con su sistema operativo entre los años 90 y 2000, pero durante ese tiempo y desde esa posición de liderazgo, no fue capaz de adaptarse al incipiente mercado de los teléfonos móviles, hasta el punto que sus sistemas operativos fueron un fracaso y acabaron adelantados por los de Apple (iOS) y Google (Android). Tampoco supo adaptarse al negocio de Internet, y Google, Yahoo y otros le adelantaron en ese negocio.

Las reglas de liderazgo de Bezos: una silla vacía, rodilleras y 2 pizzas

Jeff Bezos, CEO de Amazon.Jeff Bezos, CEO de Amazon.
Jeff Bezos, CEO de Amazon.
REUTERS/Gary Cameron

Se ha escrito mucho sobre las reglas en las que basa su estilo de liderazgo el fundador de Amazon. Caracterizado por llevar a sus empleados hasta el límite con una gran presión en sus centros de trabajo, denunciada por varios empleados que han asegurado que llegaron a orinar en las papeleras para no perder tiempo en el baño, también se cuentan de él muchas reglas de gestión de equipos realmente curiosas.

Una de ellas es la silla vacía que se dice que el fundador de Amazon suele dejar en las reuniones para representar al cliente. Bezos suele reenviar los comentarios de clientes a los responsables de la compañía para que tomen acciones. Entre sus principios de dirección empresarial están ideas como la "obsesión por el cliente", "inventar y simplificar", o la "inclinación por la acción", entre otros. También se dice que es experto en delegar tareas.

En los inicios de Amazon, todos los trabajadores, incluido Bezos, embalaban los paquetes para enviar a los clientes. En esos momentos no tenían ni mesas para empaquetar, por lo que lo hacían en el suelo, y el fundador dijo a uno de sus ingenieros "deberíamos conseguir rodilleras". La respuesta fue elocuente: "Él me miró como si yo fuera el tipo más tonto que había visto en su vida, y dijo: 'Jeff, deberíamos conseguir mesas para empaquetar'". La respuesta mejoró inmediatamente la productividad de Amazon.

Otra costumbre curiosa de Bezos a la hora de dirigir Amazon es la llamada 'regla de las 2 pizzas'. Bezos ha dicho en reiteradas ocasiones que sólo se reúne con los inversores de Amazon 6 horas al año, nunca en horario de mañana y, sobre todo, bajo el paraguas de la regla de las 2 pizzas.

La premisa es sencilla: cuanta más gente se meta en la reunión, menos productiva (y más larga) será. ¿La solución? Nunca tener una reunión en la que 2 pizzas no sean suficientes alimentar a todo el grupo. En ellas también tiene que haber un moderador fuerte, establecerse reglas firmes y garantizarse que la reunión es relevante para todos los asistentes.

LEER TAMBIÉN: Tengo 10.000 euros ahorrados... ¿qué puedo hacer con ellos?

LEER TAMBIÉN: 6 cosas que hacer con tu dinero que te situarán a años luz de tus amigos

LEER TAMBIÉN: 9 señales que pueden anticipar que te quedarás sin dinero en tu jubilación

VER AHORA: Hay mundo más allá de los perfiles tecnológicos: estas son las habilidades más demandadas ahora mismo, según el CEO de LinkedIn España

    Más:

  1. Amazon
  2. Jeff Bezos
  3. Tecnología
  4. Comercio electrónico
  5. Empresa