Daniel Betancort, el joven canario que causa sensación entre Kylie Jenner, El Rubius o Chiara Ferragni gracias a sus filtros de belleza en Instagram

Daniel Betancort, creador de filtros de Instagram.
Daniel Betancort

Daniel Betancort

  • El joven canario Daniel Betancort se ha convertido en la sensación de los creadores de contenido más famosos de Instagram, como Kylie Jenner, Ester Expósito o Chiara Ferragni, gracias a sus filtros de belleza.
  • Sin embargo, fue el de "parecidos razonables" el que le catapultó al éxito, usado más de 300 millones de veces en diferentes países como Rusia o Brasil.
  • Generalmente el proceso de creación de filtros, una vez que dominas la técnica, lleva unas pocas horas (1 o 2 días si se trata de algo más complejo), pero requiere estar conectado las 24 horas del día, contactando con los clientes y retoámdolos pare mejorarlos al gusto del consumidor.
  • Daniel se dedica ahora exclusivamente a crear filtros de belleza para famosos en Instagram, por los que cobra entre 70 y 300 euros. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Kylie Jenner, El Rubius, Ester Expósito o Chiara Ferragni son algunos de los influencers más conocidos del mundo y todos tienen algo en común: han usado los filtros de Instagram de Daniel Betancort.

De la isla de Lanzarote, y sin ningún tipo de formación previa en diseño gráfico o diseño 3D, este joven canario de 23 años se ha convertido en la sensación de los creadores de contenido más populares de Instagram gracias a sus filtros de belleza.

Daniel ha sabido sacarle el máximo partido a la red social, ya que sabe que los que cuentan con mariposas, flores, estilo vintage, pestañas más largas, aumento de labios o con bronceado, son los que arrasan ahora mismo entre los usuarios.

Leer más: Los micro y nanoinfluencers se han convertido en una fuerza poderosa para las marcas pero los datos sugieren que muy pocos generan ingresos por colaboraciones-

Todo empezó con un videotutorial de Youtube, donde se explicaba el proceso para crear filtros de Instagram. Tras ver que no era muy complicado, decidió lanzarse e intentar hacer los suyos propios.

"Llevaba un tiempo estancado sin saber muy bien qué hacer con mi vida y esto fue como una motivación para decir: 'oye Dani, mira lo lejos que pueden llegar tus ideas'", comenta.

'Parecidos razonables', el punto de partida

Pero, ¿cómo alcanzar el éxito en el universo de Instagram? Basta con que tu contenido se haga viral.

Daniel creó un filtro que te decía a que animal te parecías llamado "parecidos razonables" el pasado diciembre y, en cuestión de 2 días, alcanzó un éxito inimaginable.

Ha sido usado por entre 30 y 60 millones de personas, unas 300 millones de veces y todo gracias al "boca a boca" de Instagram. Sus seguidores en la red social también aumentaron, pasó a tener 140.000 seguidores en solo dos semanas, 15.000 seguidores diarios durante la primera semana.

"Me sentí como Cristiano Ronaldo mirando Instagram durante 2 días, echaba humo", añade. “Las mejores ideas vienen de repente, sin esperártelas”. 

Filtro 'parecidos razonables' de Daniel Betancort usado por Wismichu, Auronplay o ElRubius
Filtro 'parecidos razonables' de Daniel Betancort usado por Wismichu, Auronplay o ElRubius

Daniel Betancort

El filtro acabó haciéndose viral en países fuera de España, como Brasil o Rusia, a pesar de las diferencias de idiomas, pues la clave de su éxito ha sido su sencilla dinámica.

No requiere ningún tipo de esfuerzo a la hora de entender su funcionamiento y, además, las imágenes son bastante graciosas y divertidas, alternando resultados "bonitos" con otros más graciosos.

"Mucha gente pensaba que realmente había un sistema que analizaba sus caras, por el efecto, pero la verdad es que todos son aleatorios", explica Daniel.

Además, este joven creador de filtros supo aprovechar el tirón que tuvo con este efecto de "parecidos razonables" y darse a conocer en otras áreas como los de belleza para influencers.

De hobby a negocio

"Cuando yo empecé eran los comienzos de los filtros en Instagram. Solo un grupo selecto de creadores podían hacerlos", comenta Daniel.

Desde septiembre de 2019, los creadores decidieron compartir sus conocimientos con el resto del mundo, por lo que empezaron a haber más tutoriales explicando el proceso en plataformas como Youtube, dando la oportunidad a muchas personas de aprender.

No obstante, hacer las cosas uno solo no siempre es la mejor opción, por lo que Daniel decidió pedir ayuda a un trabajador de Facebook, uno de los mayores expertos en el uso del programa, que también había participado en su desarrollo.

El programa en cuestión es Spark AR Studio, un software gratuito especializado en la creación de filtros proporcionado por Facebook al alcance de todos.

Sin embargo, para convertir este hobby en negocio, tiene que existir una inversión en material, pues en muchas ocasiones gastar algo de dinero en efectos ya hechos, te ahorra tiempo y, a la larga, dinero.

"A veces me viene mejor gastarme el dinero en efectos ya hechos, para ahorrar tiempo y tenerlo para mí, para futuros proyectos", añade Daniel.

Aunque generalmente el proceso de creación de filtros, una vez que dominas la técnica, lleve unas pocas horas (1 o 2 días si se trata de algo más complejo), el trabajo requiere estar conectado las 24 horas del día, contactando con los clientes y retocándolos para mejorarlos al gusto del consumidor.

El universo de los filtros de belleza

Daniel se dedica ahora exclusivamente a crear filtros de belleza para famosos. Ha encontrado un nicho en el extenso mundo de Instagram que parece estar en auge.

"He tenido que aprender muchas cosas sobre maquillaje, antes no sabía ni lo que era un eyeliner", comenta el joven. "Ahora tengo una librería muy extensa de todo tipo de cosas, como 30 tipos de pestañas ya hechas, por ejemplo. Ahora soy experto en maquillaje".

Aunque sus filtros al principio no fuesen los más favorecedores, algunos clientes los tachaban de exagerados, con la práctica y la confianza adquirida, Daniel ha conseguido ser uno de los máximos referentes en este sector.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

He creado mi propio filtro 🌸🤎 | I created my own filter and I love it AF 😌

Una publicación compartida de SOPHIE TATAR (@sophietatar) el

Su idea inicial era hacer filtros de forma gratuita para influencers a cambio de publicidad, para así darse a conocer, pero con el tiempo se dio cuenta de que podía convertirlo en su trabajo y cobrar por ello.

"Antes no tenía tanta confianza, por lo que le decía a mis clientes que me pagaran solo si les gustaba el filtro. Era muy inseguro", confiesa el canario. "Sin embargo, ahora que soy un experto, me tienes que pagar con antelación".

El precio de los filtros varía en función de la complejidad y horas que lleve su creación, pero también en función de los seguidores del influencer.

El filtro está a nombre de los famosos, por lo que este les puede generar más seguidores si consigue mucho alcance. Generalmente, los precios oscilan entre los 70 y 300 euros.

Leer más: Una universitaria de 26 años lanzó con 170 euros una marca de trajes de baño desde su casa que en un año ha generado 1,4 millones de ingresos: así lo consiguió.

"No puedo cobrarle lo mismo a una persona con 1.000 seguidores que a una con 200.000, porque al final un filtro es publicidad", explica.

Además, Daniel incide en que no es tan fácil como parece estar creando cosas personalizadas diferentes todos los días, pues buscar la originalidad a veces es complicado.

"Me falta invertir en buscar más ideas nuevas, porque todo el mundo me pide los mismos filtros. Al final no puedes hacer 20 iguales", añade.

Sin embargo, el joven explica que la copia está a la orden del día en Instagram, y no solo en cuanto a fotos, sino a filtros. 

"Cuando subes un contenido a Instagram, el contenido ya no es tuyo, sino que pasa a ser de Facebook, por lo que no puedes poner copyright propio. Es muy fácil que te lo plagien y no poder hacer nada", explica Daniel.

Un futuro incierto

De momento para Daniel esto no es más que un trabajo pasajero, pues su intención es poder ahorrar y estudiar algo relacionado con el diseño gráfico.

"Me estoy ganando un nombre con esto, por lo que me gustaría seguir formándome profesionalmente", añade.

Además, la creación de filtros de Instagram afronta un futuro dudoso, pues en el mundo de las redes sociales lo que hoy es tendencia, mañana ya no, como pasó con la aplicación Snapchat, que también contaba con una estética muy similar a la de Instagram.

"Es un trabajo algo incierto. Hay meses que cobras brutalmente bien y otros que ganas muy poco. Por eso de momento no me planteo crear una startup y llevar el negocio al siguiente nivel. No tengo un sueldo estable", explica el creador de filtros.

El personaje Bethany-Bisme Lyons, que quiere convertirse en transhumana en la serie Years and Years.
El personaje Bethany-Bisme Lyons, que quiere convertirse en transhumana en la serie Years and Years.
BBC y HBO

BBC y HBO

Sin embargo, está emergiendo un mundo donde los probadores virtuales están empezando a cobrar cada vez más relevancia. Muchas empresas de gafas y complementos ya ofrecen la posibilidad de probarte sus productos a través de un filtro en sus webs, para que no tengas necesidad de acudir a la tienda.

De momento, no se sabe si esto será parte de un futuro próximo a mayor escala, pero la serie Years and Years de HBO da pistas de que los filtros de Instagram están lejos de acabarse, simplemente se reinventarán, como siempre hace la tecnología.

¿Te imaginas poder probarte el famoso filtro del perro como si fuese un holograma y poder salir a la calle con él? ¿Se convertirían en una alternativa al maquillaje?

Otros artículos interesantes:

Llega una ciclogénesis explosiva: qué es y cómo afectará a España

El iPhone 12 podría tener menos autonomía por culpa del 5G

Una universitaria de 26 años lanzó con 170 euros una marca de trajes de baño desde su casa que en un año ha generado 1,4 millones de ingresos: así lo consiguió