Este joven, que obtiene unos 1.000 euros al mes por minar ethereum desde su casa, explica cómo son sus tarjetas gráficas, cuánto pagó por ellas y lo que ha aprendido en este tiempo

Lance Wright, experto en criptomonedas.
Lance Wright, experto en criptomonedas.

Lance Wright

Lance Wright conoció el bitcoin en 2010. Tenía 14 años cuando ayudó a su tío a montar un equipo para minar con una sola unidad central de procesamiento. Juntos, la utilizaron para minar bitcoin durante un año.

"Es ingeniero de redes, así que siempre le ha gustado ese tipo de tecnología", dice Wright. "Pensó que era muy interesante", cuenta. Con el tiempo, su tío pensó que aquello era dinero extraño, que no era real, así que lo dejó. 

Y añade: "Ninguno de los dos quiere hablar de la cantidad de bitcoin que teníamos en la cartera y que perdimos".

Así es realmente Sam Bankman-Fried, el criptomillonario de 29 años fundador de FTX que se las arregla con 4 horas de sueño y trabaja con 6 pantallas

Años más tarde, Wright volvió a la minería utilizando unidades de procesamiento gráfico. Construyó varios equipos en el garaje de su casa en Hampton Roads, Virginia, EEUU.

Estos equipos le permiten minar ethereum apoyando el blockchain de la criptomoneda procesando conjuntos de transacciones. A cambio de apoyar la red, los mineros obtienen recompensas en forma de ethereum. Es un proyecto que puede resultar caro, pero que acaba siendo rentable si se hace bien.

Al principio, construir una plataforma que fuera rentable fue un pasatiempo para Wright, a quien le encanta trabajar con ordenadores. Él es ingeniero de software, y trabaja como desarrollador de integración de sistemas.

"Haces aplicaciones que se conectan a aplicaciones. Así que puede variar mucho", dice Wright. "He trabajado para almacenes y para la OTAN. También he ayudado a hacer software para acorazados. He estado en todas partes en lo que respecta al desarrollo".

También es el fundador de Sayou, una empresa que lleva él mismo que desarrolla software para apoyar a otras compañías y a los reclutadores que dan trabajo a personas con discapacidad.

¿Por qué minar?

Wright llevaba mucho tiempo interesado en los ordenadores, sus piezas y el desarrollo de programas, así que construir equipos para minar fue algo que pudo unir fácilmente con su pasión, sobre todo porque quería probar a tener criptomonedas a pesar de haber tenido una mala experiencia invirtiendo en ellas.

Durante el momento alcista de 2017, cuando criptomonedas como bitcoin y ethereum alcanzaron máximos históricos, Wright invirtió 200 dólares (185 euros) de su efectivo para comprar bitcoin, ethereum y quantum. 

9 expertos en criptomonedas comparten sus perspectivas de inversión para 2022, desde pronósticos sobre el precio del bitcoin a sus 'altcoins' preferidas y posibles cambios normativos

Era un estudiante universitario de 21 años sin dinero en ese momento, por lo que aquella era una cantidad más que sustancial para él.

"Lo perdí todo", cuenta Wright. 

"Recuerdo que el valor de la inversión fue cayendo y cayendo. Curiosamente, nunca vendí. Creo que también fue porque no invertí demasiado que no me dolió mucho. Pero quería profundizar en el tema, y así fue como me acabé metiendo en el tema de la minería".

Wright dice que concluyó que el boom de precios que experimentó el cripto en 2017 estaba motivado por las altas expectativas, un factor que pronto se extendería a todo tipo de inversores. Por ello, quiso seguir construyendo sus posiciones en cripto. 

"Una de las pocas formas en las que realmente gané dinero durante mi tiempo en la universidad fue vendiendo ordenadores para videojuegos", cuenta Wright. "Así que siempre tenía un número abundante de PC y tarjetas gráficas. Pensé que una buena manera de invertir un poco más sería usar estos componentes para minar."

La tasa de 'hash' del bitcoin se acerca a máximos históricos, pero el precio sigue cayendo: qué debes saber sobre el 'trading' de bitcoin en 2022, y 14 'tokens' alternativos a vigilar

Dado que tuvo una mala experiencia comprando altcoins desconocidos, Wright decidió que lo mejor sería ceñirse a las criptomonedas de primera fila, y ethereum estaba en lo más alto de su lista.

Desde entonces, ha ganado una media de 0,36 ethereum al mes con Ethermine entre diciembre y febrero. 

Esto equivale a unos 1.118 dólares al mes (1.000 euros) tomando como referencia los precios de ethereum el pasado 19 de abril y una captura de pantalla de su cuenta de software fiscal CoinTracker. 

A este ritmo, le llevará tan solo unos 9 meses compensar los costes.

Construyendo el equipo

Wrigth empezó utilizando ordenadores que tenía aquí y allí y añadiéndoles múltiples tarjetas gráficas. Finalmente, construyó 4 equipos distintos.

"También estoy probando con equipos cada vez más baratos. No tuve ningún problema en comprar piezas de segunda mano o componentes de calidad dudosa", cuenta Wright. "Lo probaba. Era un pasatiempo para mí y lo disfrutaba, aunque provoqué un par de incendios".

¿Criptomonedas o vivienda? Dónde es mejor invertir para refugiarse de una inflación desbocada

Para los 4 equipos, Wright cuenta a Business Insider que gastó unos 10.400 dólares (9.6400 euros).

A continuación se muestra un desglose de las tarjetas gráficas de Wright y el precio medio que pagó por cada una. Para las tarjetas usadas, recurrió a eBay y a veces a Facebook Marketplace.

Modelo de tarjeta gráficaNúmero de tarjetasPrecio medio de cada una
AMD RX 580s13$150 (usada)
Nvidia GTX 1070s2$200 (usada)
AMD RX 66001$500 (nueva)
Nvidia RTX 3090s3$2,000 (nueva)
Nvidia GTX 10801Reciclada desde un PC

Reciclando PC para videojuegos

Al tener muchas tarjetas gráficas con las que probar, rápidamente descubrió que forzar un equipo por encima de su capacidad era una mala idea. El principal culpable de estos incendios fue una fuente de alimentación barata. ¿La lección que aprendió? Conviene comprar una de buena calidad, aunque cueste más.

"Mi mayor error lo cometí cuando decidí construir la plataforma actual. En aquel momento, no entendía cómo funcionaban los disyuntores", explica Wright, que comparte sus conocimientos de minería en TikTok como Aim4kingship. 

"Puse demasiadas tarjetas gráficas en un mismo circuito y lo fundí, así que tuve que salir y darle al interruptor".

La segunda lección que aprendió fue que poner tarjetas de distintos fabricantes en el mismo equipo podía hacer que el sistema operativo se bloqueara.

También se dio cuenta de que era más fácil y rentable conseguir una placa base más pequeña y barata, así que empezó a dividir los equipos. 

Alerta por los secuestros en el mundo cripto: los delincuentes ven a los ostentosos dueños de criptomonedas como un objetivo fácil, y los ataques violentos se han disparado

La diferencia de coste entre una placa base con mayor capacidad era de unos 185 euros (por 12 ranuras frente a 18 euros por una de seis ranuras usada en el momento en que las compró.

En cuanto a la acumulación de tarjetas gráficas, empezó con tres AMD RX 580, que en principio no eran muy rentables. Pero una vez que puso en marcha el equipo, se dio cuenta de que le gustaban estas tarjetas.

Muchos mineros pasan por alto las AMD RX 580 porque no son las mejores, explica. Pero eso es porque se fijan en el beneficio global. En cambio, comenta, deberían centrarse en el rendimiento de su inversión, que tiene en cuenta el precio de la tarjeta y su consumo energético. 

"Cuando hice las cuentas, era una de las mejores tarjetas gráficas que se podían comprar en ese momento por su precio", dice Wright.

Las tarjetas resultaron especialmente rentables cuando el precio de ethereum empezó a subir.

A continuación, este es un desglose de sus 4 equipos: 

  1. Equipo uno: Tiene 12 de las AMD RX 580.
  2. Equipo dos: tiene dos Nvidia GTX 1070 y una Nvidia GTX 1080.
  3. Equipo tres: Contiene una AMD RX 580 y una RX 6600. 
  4. Equipo cuatro: Contiene las tres Nvidia RTX 3090.
Equipos divididos de Lance Wright.

En cuanto a las principales conclusiones del uso de las distintas tarjetas, Wright afirma que las tarjetas AMD 580 pueden ofrecer una mejor relación calidad-precio, pero que requieren más esfuerzo para su configuración. También pueden necesitar software adicional para conseguir mejores resultados.

En el otro extremo, las GTX 1070 le costaron más que las RX 580, pero procesan, ligeramente menos que estas últimas, cuenta. 

Sin embargo, no necesitaron ningún trabajo inicial para empezar a minar. La Nvidia también funcionaba nada más sacarla de la caja. Era extremadamente eficiente, pero muy cara, dice Wright. También pueden tener problemas de calentamiento de la memoria. 

El coste medio de la electricidad de los cuatro equipos asciende a unos 212 euros al mes sobre la base de una tarifa de 0,93 euros por kilovatio-hora. 

Predicciones sobre el precio de Shiba Inu para 2022: el perro japonés se traslada al metaverso

El coste medioambiental del consumo de electricidad de la minería es una preocupación que viene de lejos, y algunas ONG abogan por formas más ecológicas de llevar a cabo este tipo de negocios.

Este coste puede afectar a los beneficios de los mineros, que también fluctúan en función del precio de cotización de una criptomoneda determinada.

Minar criptomonedas es como tratar de atrapar un objetivo en movimiento. Los beneficios varían en función del precio de cotización de la criptomoneda y del coste del equipo, que responde a las leyes de la oferta y la demanda.

Otros artículos interesantes:

"Ethereum es neutral, pero yo no": Vitalik Buterin, cofundador de Ethereum, condena a Putin por el ataque a Ucrania

Ethereum está al borde de una importante actualización que provocará una disminución del 90% en la emisión de 'tokens' de ether: su precio puede subir drásticamente

Un experto en criptomonedas que pronosticó la caída de ethereum en enero explica por qué los inversores no deberían perder los nervios por el 'criptoinvierno'

Te recomendamos