Hay futuro en las pensiones: "El pacto de Toledo debería alfabetizar y tranquilizar a los jóvenes", según los expertos

Una abuela y su nieto miran una tablet durante la pandemia de coronavirus

Reuters

  • Las recomendaciones del Pacto de Toledo para el futuro de las pensiones tienen "luces y sombras", según los expertos José Antonio Herce y Ángel de la Fuente, que critican que son ambiguas, muy optimistas y no abordan los retos demográficos que afronta el sistema.
  • Sin embargo, han afirmado este jueves en un foro del Instituto Santalucía que no se justifica el pesimismo entre los jóvenes respecto a sus posibilidades de cobrar una pensión, por lo que reclaman que el Pacto de Toledo "alfabetice y tranquilice a los jóvenes" de cara al futuro.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

A finales de octubre, la Comisión Parlamentaria del Pacto de Toledo alcanzó una meta largamente esperada, al conseguir acordar la actualización de sus recomendaciones para reformar el sistema público de pensiones tras 4 años de negociaciones sin acuerdo entre Gobierno, oposición, sindicatos, patronales y organismos públicos como el Banco de España o la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef).

Pese al acuerdo, la próxima reforma de las pensiones todavía no está cerrada, dado que las recomendaciones del Pacto de Toledo plantean una serie de conclusiones para definir el futuro del sistema, lo que debería facilitar su próxima aprobación en el Congreso de los Diputados con el mayor consenso posible.

Sin embargo, para los expertos José Antonio Herce, socio fundador de la consultora especializada en pensiones Loris, y Ángel de la Fuente, doctor en Ciencias Económicas por la Universidad de Pensilvania y director ejecutivo de Fedea, las recomendaciones del Pacto de Toledo "tienen luces y sombras", dado que consideran que son poco concretas, demasiado optimistas y no han abordado varios retos pendientes.

Uno de esos retos, según José Antonio Herce, es el de combatir el pesimismo generalizado entre la población más joven respecto a sus posibilidades de cobrar una pensión cuando se jubilen. "No se justifica su sensación de que no cobrarán pensiones, por lo que el Pacto de Toledo debería plantearse cómo alfabetizar y tranquilizar a los jóvenes" respecto a su futura jubilación, según el experto.

Antes de la edad legal, con muchos años cotizados y con bases más altas: así se están jubilando los españoles desde la reforma de las pensiones de 2011

Además, Herce ha destacado que las recomendaciones del Pacto de Toledo tampoco abordan "los riesgos demográficos del sistema" y ha subrayado que no se puede esperar a dentro de 5 años "cuando la generación de los baby boomers ya se esté jubilando". Además, ha criticado que de las 21 recomendaciones "apenas de 8 se pueden inferir que tienen efectos económicos", aunque el texto acordado no los cuantifique.

Cómo conciliar solidaridad y contributividad en las pensiones

Por su parte, Ángel de la Fuente ha señalado que el documento del Pacto de Toledo "peca de excesivo optimismo, afirma que podemos mantener la generosidad de las pensiones sin graves problemas y eso no traslada bien el problema, mantener el sistema actual tiene un coste: o más presión fiscal para los trabajadores en activo o renunciar a otras cosas".

De la Fuente ha explicado que "a la impresión de que nos están diciendo que el sistema no tiene un problema real, sino contable y no se dice qué pasa cuando trasladamos el problema a otro sitio". Respecto al reparto de gastos propios e impropios, ha respaldado que la Seguridad Social deje de costear las bonificaciones para el fomento del empleo, pero no algunas prestaciones o los gastos administrativos, "que son propios del sistema".

Por su parte, José Antonio Herce ha destacado que "lo que vienen a decir las recomendaciones es que, con un poco de suerte, el sistema no sufrirá en su estabilidad", afirmando que "son ambiguas y contradictorias", dado que no aclaran cómo conciliar 2 principios contradictorios como la solidaridad y la contributividad del sistema.

Herce ha resaltado que tenga que ser la Seguridad Social la que corrija las deficiencias del mercado laboral respecto a las mujeres, "que sufren discriminación indirecta", y los jóvenes. Respecto a la equidad de las pensiones, ha afirmado que "en pensiones mínimas se devuelve más por euro cotizado que a los que cobran pensiones máximas, aunque algunas sean obscenamente bajas, hacen que se perciba más de lo cotizado".

Las actuales pensiones están blindadas, pero no las de los futuros jubilados

Dos personas planificando su jubilación
Getty Images

Para Ángel de la Fuente, "la equidad del sistema no está en duda", destacando que hay una parte contributiva, "en la que el sistema te devuelve en función de lo que has metido", pero también otra redistributiva, como pensiones asistenciales para los no cotizantes y complementos de mínimos "para quien no ha podido cotizar más".

Además, ambos han descartado que se vayan a rebajar las pensiones ya existentes. "Las recomendaciones implican un blindaje completo de los pensionistas y no sé si es razonable", ha afirmado de la Fuente, que ha recalcado que las pensiones bajarán, pero esa rebaja no afectará a los actuales pensionistas, que afirma que en los últimos años no han tenido que preocuparse por su poder adquisitivo.

Además, ha apostado por "una solución gradual para que algunos pensionistas aporten algo a los costes, pero no a todos". Herce, por su parte, ha respaldado esta idea, apuntando que "si los mejor situados tenemos que hacer un esfuerzo para rescatar a miles de autónomos, empresas y pensiones bajas en una situación extraordinaria, sería un orgullo", ha afirmado.

El director ejecutivo de Fedea ha explicado que "las pensiones futuras serán más bajas en relación con los salarios, porque en términos absolutos las pensiones serán mejores, pero no en términos relativos". José Antonio Herce, por su parte, ha recalcado que "el sistema no ha dejado nunca de pagar pensiones ni las ha bajado y todo indica que eso seguirá así, nadie desea lo contrario, los pensionistas deben estar tranquilos".

Más años jubilados que en activo

En cuanto a la edad de jubilación, Ángel de la Fuente ha señalado que "es uno de los márgenes más razonables y menos dolorosos de ajuste", precisando que se está incrementando muy lentamente hasta los 67 años a los que llegará en 2027 y destacando la importancia de desincentivar las jubilaciones anticipadas "para que no estemos más años jubilados que trabajando".

Herce ha asegurado que existe consenso respecto al incremento de la edad legal de jubilación y sobre el endurecimiento de las penalizaciones a las jubilaciones anticipadas, advirtiendo de que, en caso contrario, "el sistema será insostenible porque la gente querrá seguir jubilándose antes de tiempo salvo que se penalice mucho".

Además, los expertos han analizado la situación de los autónomos, coincidiendo en subrayar la conveniencia de que se acerque su cotización a los ingresos reales que perciben, aunque Ángel de la Fuente ha recalcado que es necesaria una "transición suave" a este nuevo sistema, mientras que José Antonio Herce ha afirmado que "sería ideal que cotizasen por bases homologables a los trabajadores por cuenta ajena".

Por último, Herce y de la Fuente han criticado que el proyecto de presupuestos del Gobierno endurezca la fiscalidad de los planes privados individuales de pensiones en favor de los planes de empresa, reclamando que "su tratamiento fiscal debería ser el mismo que el de las cotizaciones y pensiones de la Seguridad Social".

Otros artículos interesantes:

Así será la próxima reforma de las pensiones, según las recomendaciones que ha aprobado el Pacto de Toledo

Déficit, transferencias, prejubilaciones o revalorización: las 5 claves de la reforma de las pensiones que negocia el Gobierno

Menos del 8% de los planes privados de pensiones se verán afectados por la subida de impuestos que ha incluido el Gobierno en los presupuestos para 2021