Pasar al contenido principal

Este analista de uno de los mayores bancos de inversión del mundo alerta de las similitudes del rebote actual del mercado con el del 2000 y el 2007

Protestas por la crisis EEUU
Shannon Stapleton/Reuters
  • Jason Hunter, estratega técnico de JP Morgan, explica las razones por las que el repunte actual de las bolsas recuerda a situaciones que se vivieron en el año 2000 o 2007. 
  • El experto señala que, históricamente, cuando el mercado está tan sobrevendido como en diciembre, los siguientes 6 a 12 meses tienen una inclinación positiva.
  • Además, relaciona el comportamiento de los índices con la evolución en bolsa de los semiconductores, que estaría correlacionado.

Los mercados se han disparado en lo que va de año con los principales índices, entre los que destaca el S&P 500, publicando su mejor enero en más de tres décadas. Casi nada. Sobre todo, de dónde venían las bolsas. Y es que el optimismo de los inversores últimamente se ha visto impulsado por una temporada de resultados más fuerte de lo esperada, y una Reserva Federal que se espera que retire los planes para elevar los tipos de interés.

El S&P 500 ha subido más del 15% desde su punto más bajo del 24 de diciembre. En este sentido, Jason Hunter, estratega técnico de JP Morgan, expone que podría haber nuevos máximos en camino.

Desde su punto de vista se ve claro que cualquiera que observe los gráficos puede llegar a la conclusión de que los índices tuvieron un apoyo “muy definido y muy claro” que se mantuvo durante la mayor parte del año y luego “un colapso bastante violento hasta diciembre”. La pauta técnica ha sido bastante nítida. 

Dado el reciente repunte, Hunter cree que el S&P 500 está “de vuelta al lado inferior de lo que potencialmente se considera un patrón de distribución”, lo que le recuerda directamente a lo que sucedió en el año 2000 y 2007.

Tal y como valora el rebote que hemos tenido hasta la fecha tiene una similitud consistente con 2000 y 2007 pero afirma que vale la pena señalar que “también se ve ese tipo de pauta de precios fuera de los entornos de mercado bajista”. En esta línea, señala que, históricamente, cuando el mercado está tan sobrevendido como en diciembre, “los siguientes 6 a 12 meses tienen una inclinación positiva”.

Leer más: Por qué el enfriamiento económico mundial puede hacer que suba el precio del oro

A su modo de ver, en la actualidad se refleja una “distribución bimodelo”, por lo que se dan las circunstancias de tener dificultades para decidir cualitativamente “si se trata de un rebote del mercado bajista, o es parte de un movimiento sostenido en el que vamos a avanzar hasta llegar a un nuevo máximo para el ciclo antes de pasar a un entorno impulsado por una recesión económica”.

Así las cosas, de manera generalizada, no hay una diferencia real entre el precio de una acción en un mercado bajista o en un mercado alcista en un entorno volátil, y ahí es donde habría que moverse y mirar hacia “otros índices”, según concreta el analista.

El foco en los semiconductores para saber si es un renacimiento alcista

Según Hunter, una forma de diferenciar si el repunte del mercado en los últimos tiempos es un renacimiento alcista, o simplemente un rebote del mercado bajista, es mirar el índice de semiconductores.

El experto de JP Morgan destaca que el Índice de Semiconductores de Filadelfia (SOX), que rastrea a 30 compañías públicas alineadas con la fabricación y distribución de acciones de chips, ha registrado importantes ganancias en lo que va del año, con una revalorización de más del 10%.

A su modo de ver, este selectivo es un indicador líder para la dirección del mercado debido a su naturaleza correlativa con las cifras del PMI. Esta variable es a menudo es considerada por los inversores como un indicador clave de la salud económica general.

El experto concluye que incluso si los semiconductores continúan repuntando como lo han hecho, eso sugeriría, desde una perspectiva de correlación, que los datos del PMI “no se verán tan atractivos este mes, ni siquiera el próximo”.

Y además