Pasar al contenido principal

Esta es la razón por la que uno de los mayores bancos de inversión de EE.UU. dice que los inversores de todo el mundo van a volver a meter dinero en China

Un dragón en una celebración en China de un festival.
Reuters
  • JP Morgan está convencido de que el entorno actual está generando los mimbres suficientes para que entre fuertemente el dinero en la bolsa china.
  • Las medidas de estímulo de China podrían tener un impacto más pronunciado en las ganancias corporativas en mayo y junio.
  • Los inversores institucionales que invierten en mercados globales están buscando industrias con un rápido crecimiento como la tecnología, nuevos vehículos de energía, inteligencia artificial e internet. Sectores resistentes a la desaceleración general. 

Uno de las grandes frases en el mundo de la economía ha sido: “El día que China estornude, el mundo entero cogerá un constipado”. Pues bien, la ralentización de Asia parece que poco a poco está cuajando y se nota la tensión, aunque eso no debería ser del todo negativo dentro del esquema de la inversión. 

El esperado estancamiento por parte de los inversores para las economías asiáticas en los próximos meses podría impulsar las rentabilidades de los mercados regionales, incluido China, según argumenta JP Morgan

Esto se produce en u Pekín adoptó recientemente medidas políticas, como la apuesta por proyectos de infraestructura de implementación rápida, recortes de impuestos y nuevos requerimientos para los bancos, para impulsar el crecimiento.

La entidad norteamericana señala en su análisis que, a pesar de que, hasta el momento, los resultados no han sido muy evidentes, en los próximos meses estas medidas “comenzarán a dar frutos”.

Jing Ulrich, director y vicepresidente para Asia Pacífico de la división del banco estadounidense, firma el informe en el que señala que los inversores en el mercado de renta variable esperan “más noticias positivas”, debido a que las medidas de estímulo de China tendrán “un impacto más pronunciado en las ganancias corporativas en mayo y junio”.

Leer más: China crece al menor ritmo desde 1990: cómo el frenazo del gigante asiático puede afectar a la economía mundial

Los inversores institucionales desembarcan en China

De hecho, muchos inversores globales que han tenido una infraponderación en China, debido a la gran cantidad de preocupaciones como los altos niveles de deuda, la desaceleración del crecimiento o el incumplimiento de los bonos, ahora están regresando al mercado debido a sus menores valoraciones en comparación con hace unos años atrás.

Los inversores institucionales que invierten en mercados globales están buscando industrias de rápido crecimiento como la tecnología, nuevos vehículos de energía, inteligencia artificial e internet. La entidad sostiene que estas áreas “son muy resistentes a pesar de que se produzca una desaceleración en la economía general”.

La inversión también está impulsando el crecimiento del consumo personal a un ritmo "muy saludable", incluso en medio de una desaceleración en el crecimiento del PIB chino, añade. De esta manera, sectores como el de cuidado de la salud y la educación, junto con industrias destacadas para la inversión, pueden ser de interés para hacer cartera. Incluso pueden ser ajenas al comportamiento de la economía mundial, según su criterio. 

La tecnología y el consumo tendrá un rendimiento mucho mejor en comparación con las con el modelo productivo anterior en China, donde había “un exceso de capacidad y un exceso de apalancamiento”, afirma.

Esto ya se está pudiendo observar a día de hoy en el comportamiento del índice de referencia de la bolsa china. El Shanghai Composite ha avanzado ya más del 10% en lo que va de año y podría sumar más con todos estos catalizadores de los que estaría gozando.
 

Te puede interesar

Lo más popular