¿Arriesgarías tu vida por un 0,21% de posibilidades de ser millonario? 5 claves de Corea del Sur que ayudan a entender 'El juego del calamar'

Fotograma de 'El juego del calamar', serie de Netflix.
Fotograma de 'El juego del calamar', serie de Netflix.

Netflix

  • La desigualdad y el alto nivel de deuda de las familias en Corea del Sur son algunos de los factores que explican las decisiones de los personajes de la serie 'El juego del calamar'.
  • Esta se ha convertido en la serie de moda, liderando los listados de las más vistas de Netflix en decenas de países.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Un desconocido ofrece la oportunidad de participar en un concurso en el que los jugadores pueden morir. De hecho, tienen muchas posibilidades de hacerlo: hay 456 contendientes y solo sale vivo uno. Esto arroja, en principio, un escaso 0,21% de posibilidades de poder contarlo

La lógica y el instinto invitan a rechazar la oferta y poner pies en polvorosa. Pero hay más.

Para el ganador del concurso, el premio es una cantidad astronómica de dinero, suficiente para que ni él o ella ni sus hijos tengan que preocuparse nunca más por la cuestión económica. 

A la ecuación hay que añadir que la persona a la que se le ofrece este acuerdo tiene contraída una deuda con bancos y acreedores que posiblemente nunca pueda pagar.

La última serie de terror de Netflix tiene una de las escenas más impactantes del año: los creadores de 'Brand New Cherry Flavor' explican cómo la grabaron

La perspectiva cambia. Ya no se trata solo de un 0,21% de posibilidades de sobrevivir, sino de un 0,21% de posibilidades de hacerse rico, de vivir la vida que sabe que no podrá tener nunca. Conviene rehacer las cuentas.

Esta es la premisa de la que parte El juego del calamar, la serie del momento en Netflix

No es un decir. La web FlixPatrol, dedicada al análisis del éxito de series y películas en las plataformas de streaming, le otorga este martes a la serie el primer lugar en Netflix con 822 puntos, más de 100 que la tercera temporada de la exitosa Sex Education

La serie tiene un trasfondo económico que invita a la reflexión.

"Quería escribir una historia que fuera una alegoría o fábula sobre la sociedad capitalista moderna, algo que representara una competición extrema, algo así como la competición extrema de la vida", reconoce el propio Hwang en una entrevista a Variety.

Aquí, algunas claves que ayudan a entender mejor la serie.

1. Un 0,21% de posibilidades de hacerse rico no es poco

El juego del calamar

Netflix

Una pregunta gravita inevitablemente durante toda la serie: ¿por qué aceptan jugar? 

Hay varias respuestas. La fácil alude a la suspensión de incredulidad: es una serie, es ficción y hay que creérselo.

La segunda obliga a sacar la calculadora. Según un informe del banco Credit Suisse, en el mundo hay 56,1 millones de personas con la menos un millón de dólares.

Considerando que la población mundial supera los 7.800 millones de personas, esto supone que solo el 0,7% tienen más de un millón de dólares. 

El plan de Japón para acabar con el 'karoshi', la muerte por exceso de trabajo que se ha convertido en un problema de salud pública

El mundo no ofrece muchas más oportunidades de ser rico.

Además, hay que considerar más factores, como que no todas las personas parten desde la misma línea de salida. 

En Italia, hace 5 años una conocida investigación fiscal recogida en España por ABC concluyó que en la opulenta Florencia hay sagas familiares que llevan siendo ricas desde hace 600 años.

En un momento de la serie, el personaje que encarna al director del concurso asegura que en sus juegos sobresale un valor sagrado: la igualdad, el hecho de que, en efecto, en cada una de sus partidas todos parten de cero

2. Corea del Sur, un país desigual

El juego del calamar, un país desigual

Youngkyu Park/Netflix

El concurso al que acceden jugar en El juego del calamar contempla una norma que hace todavía más perturbador todo lo que sucede dentro. Si la mitad de los participantes más uno se ponen de acuerdo, el juego se puede detener. 

Fin de la partida. Cada uno vuelve a su casa y el dinero acumulado hasta ese momento como premio se reparte entre las familias de las personas asesinadas tras haber perdido.

Aun a pesar de tener esta posibilidad abierta, juego tras juego (y son unos cuantos), los personajes eligen seguir. Ni siquiera cuando, en las fases finales, apenas quedan unas decenas de participantes que ya han sufrido todo tipo de cosas, estos se plantean esta opción.

Parte de la respuesta a esta actitud la dio la OCDE en 2019. Según este organismo, Corea del Sur ocupa el puesto 32 de 36 en desigualdad, según datos citados por el Instituto de Comercio Exterior español (ICEX).

La renta disponible del 10% más rico en el país surcoreano era 5,79 veces superior que la del 10% más pobre.

Solo 4 países eran entonces más desiguales: México (7,2 veces), Chile (7 veces), Estados Unidos (6,3 veces) y Lituania, que registró casi el mismo índice (5,8 veces).

En España, según datos del Eurostat, el índice Gini, que mide la desigualdad salarial en los países del entorno europeo (va de 0, máxima igualdad salarial, a uno, máxima desigualdad), España se anota en 2020 un 0.32, más que países como Croacia, Chipre y más incluso que Grecia. 

Pero sobre todo, está un par de puntos por encima que los 0,30 que marca de media la UE.

3. Un alto nivel de deuda

El juego del calamar

Youngkyu Park/Netflix

Los 456 participantes en el macabro experimento social que da hilo conductor a la serie tienen algo en común: casi todos deben mucho dinero.

Es el caso del protagonista, Seong Gi-hun, a quien se le adivina una fortuna perdida en apuestas de carreras de caballos. 

El director de videojuegos de Amazon tiene objetivos absurdamente ambiciosos, como la creación de 2 o 3 juegos que "capten a millones de jugadores y se mantengan en el mercado más de 10 años"

El alto nivel de deuda de las familias surcoreanas es un mal endémico de la economía del país asiático. En 2018, la agencia de noticias de Corea del Sur Yonhap citaba datos del Banco de Corea para estimar la deuda de las familias surcoreanas en 30 millones de wones per cápita, algo más de 21.000 euros.

El salario mínimo en Corea del Sur, según el portal Datosmacro, se queda algo por debajo de los 2 millones de wones, unos 1.300 euros. En 12 pagas, este sueldo ronda los 15.600 euros anuales. 

Aun dedicando todo su sueldo al pago de deuda durante un año, una familia surcoreana con un nivel medio de deuda que cobre un solo salario mínimo aún adeudaría más de 5.000 euros.

Con todo, aún es algo mejor que el de España. El SMI nacional en 12 pagas, tras las últimas subidas, se sitúa en 1.125 euros, unos 13.510 euros anuales.

4. Cuánto gana de verdad el ganador de 'El juego del calamar'

Ganador El juego del calamar

Youngkyu Park/Netflix

Cuando todo parece desmoronarse, los participantes del juego miran hacia arriba y contemplar todos los billetes acumulados en una inmensa bola transparente que cuelga del techo.

Todos tienen en mente una sola cifra: 46.000 millones de wones, lo que se embolsa el ganador.

¿Es mucho o es poco?

Para empezar, hay que decir que el won es una moneda bastante devaluada en comparación con el euro o el dólar estadounidense. Este martes, un won equivalía a 0,00072 euros. 

La cifra se puede comparar también con otros países del entorno. Por cada yen japonés se entregan 0,0077 euros, y cada yuan de China, el gigante asiático, equivale a 0,13 euros.

¿Te sorprende que cancelen tu serie favorita y que renueven la que te pareció un horror? Así deciden las plataformas si dan una segunda temporada a sus estrenos

Ni siquiera a nivel local se puede hacer gran cosa con un solo won, como lo revela las costumbre que tiene el protagonista de sacar dinero del banco de 10.000 wones en 10.000. 

El portal de viajes Expatistán ha elaborado un listado con los precios tipo de Corea del Sur.

Según estos datos, un menú del día puede oscilar entre los 5.000 y los 10.000 wones (dependiendo de la calidad del restaurante), una pechuga de pollo ronda los 5.000 también y un litro de leche está en unos 2.500 wones.

El alquiler de una casa puede rondar el millón o millón y medio de wones.

El premio del concurso, por otra parte, equivale a unos 33 millones de euros. Incluso en Europa o EEUU, para una familia tipo es más que suficiente como para cancelar deudas y vivir holgadamente.

5. Envejecer no es sinónimo de jubilarse

El juego del calamar jubilación

Youngkyu Park/Netflix

Uno de los personajes más carismáticos de la serie Oh Il-nam, un anciano con un tumor cerebral que prefiere invertir sus últimos días participando en un juego mortal antes que limitarse a esperar a la muerte en la pobreza.

Es posible que, bajo la mentalidad española y europea, pueda chocar el ver a alguien de tan avanzada edad tratando de ganar dinero. En Corea del Sur no es tan extraño, a pesar de que la edad de jubilación oficial son los 60 años.

En 2018, un reportaje de Pulzo sirvió para presentar la historia de un hombre surcoreano de 71 años que repartía paquetes 6 días a la semana.

No se trataba de un caso excepcional. 

En 2014, un informe de la OCDE recogido por Efe estimó que casi la mitad de las personas mayores de 65 años de Corea del Sur viven bajo el umbral de la pobreza al cobrar de pensión menos de la mitad de la media salarial del país.

Esto, contaba Pulzo en su reportaje, ponía a muchos ancianos ante la tesitura de resignarse a vivir bajo pobres condiciones de vida o depender económicamente de sus hijos para vivir.

Muchos, como el anciano Oh Il-nam en la serie, optan por lo segundo.

Otros artículos interesantes:

La televisión sí que podría atontarte: ver muchas series y películas acaba deteriorando tu cerebro, según un estudio

28 series de televisión que fueron canceladas y no han tenido el cierre que merecían

Los catálogos de series y películas de Netflix, Disney+ y el resto de plataformas de 'streaming' cada vez son más coincidentes

Te recomendamos

Y además