Por qué ganar y compartir tus victorias en 'Wordle' te ayuda a formar parte de una nueva élite de personas inteligentes

Wordle
Getty
  • La pandemia ha acelerado muchos cambios. Entre ellos, la llegada de unos nuevos símbolos de estatus más sutiles, que priorizan la inteligencia o el conocimiento como recurso.
  • Wordle se ha convertido inesperadamente en un abanderado de estos nuevos símbolos. Y es que ganar, y compartir tu victoria en la red, te está haciendo formar parte de una nueva élite.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Tangy (picante en español).

Esa fue la palabra en Wordle del pasado viernes 14 de enero de 2022. Fue la primera vez que logré deducir una palabra (¡y en 3 intentos ni más ni menos!). Antes de esa victoria, pensaba que se trataba de un juego sobrevalorado, seguramente porque era bastante mala hasta ese momento.

O quizás restaba importancia a Wordle porque era una forastera que no podía unirse a mi grupo de Twitter que parecía tremendamente inteligente.

Si todavía no lo conoces, Wordle es el famoso juego de la palabra diaria. Tienes 6 intentos para deducir la palabra de 5 letras del día, también conocida como la Wordle.

'Wordle': estas son las palabras que debes usar al principio si quieres ganar siempre el reto diario

Si tras insertar un intento, una de las letras usadas está en la palabra, pero la has colocado mal, se marcará en amarillo. Si la has puesto en el lugar adecuado, se volverá verde. Y las letras que no tienen cabida alguna en la palabra pasan a ser gris y se oscurecen en el teclado virtual del juego, para que no tengas que estar memorizándolas.

El puzle es sencillo, pero complejo, una combinación que ha cautivado a internet durante el inicio de año. The New York Times, The Wall Street Journal, NPR, The Verge o Business Insider España, solo por mencionar algunos medios, han informado de esta nueva sensación.

Como decía el periodista John Brandon en Forbes, "Wordle es como si la Rueda de la Fortuna hubiera tenido un hijo con Scrabble".

Mientras otros juegos digitales han conseguido una viralidad similar, como Angry Birds o Candy Crush, Wordle ha obtenido un estatus simbólico debido a que es un juego mental con mecanismos que te ayudan a demostrar a los demás lo inteligente que eres.

Es lo último en la evolución conocida como símbolos de estatus sutiles, que durante la pandemia poco a poco han rebajado la relevancia de las posesiones materiales y han hecho más hincapié en las digitales.

Un nuevo tipo de símbolo de estatus

Una solución muy anterior de 'Wordle' en inglés. No son 'spoilers'.

Parte de la brillantez de Wordle es la posibilidad de compartir la cuadrícula compuesta por hasta 30 cuadrados que aparece una vez completas el juego. Sus 3 colores (los ya mencionados verde, amarillo y gris) reflejan tu viaje hacia la victoria (o la derrota).

Esta función te permite mostrar tus derechos a sentirte guay a través de un chat con amigos o por Twitter si quieres un anuncio más público.

Incluso los famosos están obsesionados:

https://twitter.com/SteveMartinToGo/status/1483059595039973387?ref_src=twsrc%5Etfw

Pero debes saber qué significa esa cuadrícula para entender la fanfarronería de los demás. Este proceso se le conoce como consumo discreto.

Es un término acuñado por Elizabeth Currid-Halkett en su libro The Sum of Small Things: A Theory of an Aspirational Class (La suma de todas las pequeñas cosas: una teoría sobre una clase aspiracional).

Lo utiliza para describir cómo los símbolos de estatus se han transformado desde los días del consumo conspicuo de objetos como bolsos de lujo o supercoches. Estos tienen como origen los nuevos ricos que aparecieron durante la Revolución Industrial y que usaban esos ítems para marcar su posición.

Pero el 1 % más elevado de la pirámide social lleva desde 2007 consumiendo muy pocos de estos bienes materiales. Según Currid-Halkett, cada vez se apuesta más por una riqueza discreta. "Esta nueva élite consolida su estatus a través de la valorización del conocimiento como premio y de la construcción de capital cultural".

Este consumo discreto normalmente pasa desapercibido entre la clase social, pero es advertido precisamente por la élite. Currid-Halkett describe la relevancia de este consumo en el hecho de que produce un tipo de privilegio que el lujo despampanante no puede crear.

6 indicadores sorprendentes que señalan que eres una persona más inteligente que la media

Utiliza como ejemplo el color del esmalte de uñas Ballet Slippers, adoptado por las mujeres de cierto estatus social en los 90. Para un foráneo, es solo el color rosa, pero para la gente-que-sabe, significa formar parte de una élite social.

Mostrar conocimiento es una forma de expresar dicho capital cultural. Le da a la persona la posibilidad de subir por la escalera social y hacer conexiones. "El consumo discreto ofrece movilidad social", resume Currid-Halkett.

Las cuadrículas de Wordle transmiten capital cultural y conocimiento

Palabras letras diccionario

En época prepandémica, leer The New Yorker o llevar una bolsa de marca en el metro era una forma que tenía la élite de demostrar su divisa cultural. Equivalía a decir "Hola, soy un ciudadano del mundo que sabe mucho, está al tanto de las tendencias culturales, tengo un gusto refinado, y dinero como para pillarme una suscripción de una revista de 100 dólares".

Pero en plena pandemia, estos gestos ya no tienen el mismo valor que antaño. Como muchos trabajadores con dicho conocimiento curran desde casa, hay menos individuos de mentalidades similares yendo y viniendo por la ciudad que sepan interpretar estas pistas.

Y aparece Wordle, que expresa el mismo sentimiento, pero se comunica en un lugar accesible a todo el mundo: internet. Evidentemente, es gratuito así que nadie está invirtiendo dinero, pero sí tiempo, algo que anteriormente Currid-Halkett ya reveló a Business Insider que la pandemia convertiría en un bien moderno.

También necesitas tener acceso a internet, y uno de cada 4 hogares carece de ello. También debes tener pensamiento crítico, y un léxico amplio para ganar. Al mostrar tus resultados, comunicas el nivel de estas habilidades. Pero además necesitas a otro jugador de Wordle que te reconozca el mérito, o al menos ser lector de las publicaciones que escriben al respecto.

Por supuesto, Wordle no solo invita a la falsa modestia. La sociedad se encuentra en su tercer año de pandemia, en plena oleada de ómicron, y en modo hibernación. Con eso se quiere decir que: Wordle es una distracción divertida y desafiante que además ayuda a contrarrestar el aburrimiento. Y ayuda a conectar con otros en tiempos de aislamiento. 

¿Ya dominas 'Wordle'? Prueba su versión más difícil: 'Absurdle'

Es por eso una conexión con gente afín.

He resistido la necesidad de compartir mis cuadrículas de Wordle más impresionantes en Twitter (aunque eso no me ha impedido alardear de ellas en este artículo). Pero cuando un par de compañeros de trabajo empezaron a compartir entre ellos sus resultados, me sumé a la acción. Al menos así mi puntuación de Wordle significará algo.

Otros artículos interesantes:

‘Wordle’ ya tiene su versión difícil: así se juega a ‘Absurdle’, el juego que no quiere que ganes

'Wordle' en español: estas son las palabras que debes usar al principio si quieres ganar siempre el reto diario

El primer juego viral de 2022: así se juega a 'Wordle', el adictivo pasatiempo de las palabras ocultas que arrasa en las redes

Te recomendamos